Samael Auxiliator Auxiliator

In document Dogma y Ritual de Alta Magia (Page 98-100)

Samael

--

AuxiliatorAuxiliator

Penetramos en la magia negra. Vamos a afrontar, hasta en su santuario, al dios negro del Penetramos en la magia negra. Vamos a afrontar, hasta en su santuario, al dios negro del

Sabbat 

Sabbat oo Sábado,Sábado, al formidable macho cabrío de Mendés. Aquí, aquellos que tenganal formidable macho cabrío de Mendés. Aquí, aquellos que tengan

miedo, pueden cerrar el libro, y las personas sujetas a impresiones nerviosas harán bien miedo, pueden cerrar el libro, y las personas sujetas a impresiones nerviosas harán bien en distraerse o abstenerse; pero nosotros nos hemos impuesto una tarea y forzoso es en distraerse o abstenerse; pero nosotros nos hemos impuesto una tarea y forzoso es llevarla a cabo.

llevarla a cabo.

Abordemos, pues, franca y audazmente el asunto: Abordemos, pues, franca y audazmente el asunto: ¿Existe un diablo?

¿Existe un diablo? ¿Qué cosa es un diablo? ¿Qué cosa es un diablo?

A la primera pregunta la ciencia se calla; la filosofía niega, al azar, y sólo la religión A la primera pregunta la ciencia se calla; la filosofía niega, al azar, y sólo la religión responde afirmativamente.

responde afirmativamente.

A la segunda, Ja religión dice que el demonio es el ángel caído; la filosofía oculta A la segunda, Ja religión dice que el demonio es el ángel caído; la filosofía oculta acepta y explica esta definición.

acepta y explica esta definición.

Ya volveremos sobre lo que hemos dicho al respecto; pero, permítasenos aquí una Ya volveremos sobre lo que hemos dicho al respecto; pero, permítasenos aquí una nueva revelación.

nueva revelación.

  El Diablo en magia negra es el gran agente magico empleado para el mal, por una   El Diablo en magia negra es el gran agente magico empleado para el mal, por una

voluntad perversa voluntad perversa

La antigua serpiente de la leyenda no es otra cosa que el agente universal; es el fuego La antigua serpiente de la leyenda no es otra cosa que el agente universal; es el fuego eterno de la vida terrestre; es el alma de la tierra y el foco viviente del infierno.

eterno de la vida terrestre; es el alma de la tierra y el foco viviente del infierno.

Ya hemos dicho que la luz astral es el receptáculo de las formas. Evocadas por la razón, Ya hemos dicho que la luz astral es el receptáculo de las formas. Evocadas por la razón, esas formas se producen con armonía; evocadas por la locura, se aparecen desordenadas esas formas se producen con armonía; evocadas por la locura, se aparecen desordenadas y monstruosas; tal es el origen de las pesadillas de San Antonio y de los fantasmas del y monstruosas; tal es el origen de las pesadillas de San Antonio y de los fantasmas del aquelarre.

aquelarre.

Las evocaciones de la goecia y de la demonomancia, ¿ofrecen o no resultados? Sí, Las evocaciones de la goecia y de la demonomancia, ¿ofrecen o no resultados? Sí, ciertamente; un resultado incontestable y más terrible que cuanto pueden referir las ciertamente; un resultado incontestable y más terrible que cuanto pueden referir las leyendas.

leyendas.

Cuando se llama al diablo con las ceremonias requeridas, el diablo acude y se leve. Para Cuando se llama al diablo con las ceremonias requeridas, el diablo acude y se leve. Para no morir de espanto ante su presencia, para no volverse idiota, es preciso estar loco. no morir de espanto ante su presencia, para no volverse idiota, es preciso estar loco. Grandier era un libertino por indevoción, y quizá también por excepticismo; Girard Grandier era un libertino por indevoción, y quizá también por excepticismo; Girard había sido depravado y depravador por entusiasmo, por consecuencia del ascetismo y había sido depravado y depravador por entusiasmo, por consecuencia del ascetismo y por las cegueras de la fe.

por las cegueras de la fe.

En el decimoquinto capítulo de nuestro

En el decimoquinto capítulo de nuestro Ritual, Ritual, publicaremos todas las evocacionespublicaremos todas las evocaciones

diabólicas y las prácticas de la magia negra, no para que el lector se sirva de ellas, sino diabólicas y las prácticas de la magia negra, no para que el lector se sirva de ellas, sino para que las conozca y las juzgue y pueda preservarse de semejantes aberraciones.

para que las conozca y las juzgue y pueda preservarse de semejantes aberraciones.

Eudes de Mirville, cuyo libro sobre los veladores parlantes ha hecho últimamente tanto Eudes de Mirville, cuyo libro sobre los veladores parlantes ha hecho últimamente tanto ruido, puede estar a la vez contento y descontento de la solución que aquí ofrecemos de ruido, puede estar a la vez contento y descontento de la solución que aquí ofrecemos de

los problemas de la magia negra. En efecto, nosotros sostenemos como él la realidad y los problemas de la magia negra. En efecto, nosotros sostenemos como él la realidad y los maravillosos efectos; nosotros le asignamos, como él, por causa la antigua serpiente, los maravillosos efectos; nosotros le asignamos, como él, por causa la antigua serpiente, el principio oculto de este mundo; pero no estamos de acuerdo •sobre la naturaleza de el principio oculto de este mundo; pero no estamos de acuerdo •sobre la naturaleza de ese agente ciego, que es al mismo tiempo, pero bajo diversas direcciones, el instrumento ese agente ciego, que es al mismo tiempo, pero bajo diversas direcciones, el instrumento de todo bien y de todo mal, el servidor de los profetas y el inspirador de las pitonisas. de todo bien y de todo mal, el servidor de los profetas y el inspirador de las pitonisas. En una palabra, el diablo, para nosotros, es la fuerza puesta por un tiempo al servicio En una palabra, el diablo, para nosotros, es la fuerza puesta por un tiempo al servicio del error, como el pecado mortal es, en nuestro concepto, la persistencia de la voluntad del error, como el pecado mortal es, en nuestro concepto, la persistencia de la voluntad en el absurdo. De Mirville tiene a veces razón, por una parte, en tanto q~e por la otra en el absurdo. De Mirville tiene a veces razón, por una parte, en tanto q~e por la otra carece de ella.

carece de ella.

Lo que es preciso excluir del reinado de los seres, es lo arbitrario. Nada llega ni por el Lo que es preciso excluir del reinado de los seres, es lo arbitrario. Nada llega ni por el azar, ni por la autocracia de una voluntad buena o mala.

azar, ni por la autocracia de una voluntad buena o mala.

Hay dos cámaras en el cielo, y el tribunal de Satán esta contenido en sus desplantes por Hay dos cámaras en el cielo, y el tribunal de Satán esta contenido en sus desplantes por el Senado de la divina sabiduría.

16

16



QQ

In document Dogma y Ritual de Alta Magia (Page 98-100)