T r a n s f o r m a ción de las TI p a r a a pr o ve c h a r la o p o r t u n i d a d d e l n e g o c i o digital

Download (0)

Full text

(1)

I N F O R M A C I Ó N

D E S T A C A D A D E L M E R C A D O D E I D C

T r a n s f o r m a c i ó n d e l a s T I p a r a a p r o v e c h a r l a o p o r t u n i d a d d e l n e g o c i o d i g i t a l

Abril de 2017

Por Matt Eastwood

Patrocinado por Dell EMC

Redefinición de la infraestructura de TI y las operaciones

Los negocios llevan décadas de evolución y transformación, y la tecnología está ocupando rápidamente un lugar preponderante a medida que las organizaciones se redefinen de manera digital. El ritmo del cambio del negocio en el mercado se acelera y la tecnología permite cada vez más una diferenciación estratégica a la par de los usuarios que aprovechan las aplicaciones y los datos de nuevas maneras. Las empresas tradicionales se enfrentan a la necesidad de evolucionar y modernizar su TI para evitar que les afecte la disrupción en esta era de la transformación digital.

La tecnología determinará progresivamente la definición y la diferenciación de los negocios en el mercado. También determinará la capacidad de las organizaciones de satisfacer las necesidades personales de sus clientes. Con este fin, una infraestructura de TI moderna es un elemento fundamental de una estrategia de negocios digital completa.

Una estrategia integral de transformación de la TI debe incluir una evaluación de las personas, los procesos y la tecnología. El impulso del cambio no solo requiere visión y estrategia, sino también apoyo ejecutivo y liderazgo de cambio. Desde luego, es necesario comprender el gobierno corporativo de TI y los procesos operacionales mientras se identifican las brechas de servicio en toda la organización de TI. Esto requerirá el patrocinio de altos ejecutivos destinado a incorporar las mejores prácticas del sector que apoyan los objetivos

organizacionales necesarios para conectar de mejor manera las operaciones de TI con la estrategia de negocios.

La mayoría de las organizaciones no surgió en la era digital. Debido a esto, tienen procesos de negocios, aplicaciones e infraestructura heredados que requieren modernización y automatización.

El objetivo es un modelo de nube o TI como servicio que apoye el aprovisionamiento de autoservicio, permita información valiosa en tiempo real y potencie las operaciones ágiles. Los recursos humanos y financieros son muy valiosos y las organizaciones deben centrarse en la modernización de una manera que maximice el capital y la eficiencia operacional. Las organizaciones de TI deben mejorar la eficiencia, racionalizar los costos y simplificar la infraestructura con el fin de prepararse para la transformación digital que vendrá. El objetivo es aprovechar las TI como un recurso posicionado para impulsar el cambio transformacional y estratégico en la organización mediante la integración de las operaciones de TI en la estrategia de negocios de la empresa, la cual debe poder impulsar un crecimiento de los ingresos y ofrecer eficiencia operacional o mayores beneficios.

(2)

4 beneficios principales de la transformación de las T

En una encuesta mundial de IDC a la administración senior y ejecutiva de TI y líneas de negocios (LOB), se preguntó a los encuestados acerca de su uso actual de la infraestructura convergente, big data y la nube, así como las prácticas

organizacionales del departamento de TI. Además, se les consultó sobre una serie de métricas de indicadores clave de rendimiento (KPI), lo cual permitió a IDC crear un índice que vincula la infraestructura de TI y las métricas organizacionales con los KPI.

De las organizaciones que señalan encontrarse en la etapa más avanzada de la transformación de la TI:

 Un 37 % logró aumentos en los ingresos o en las ventas.

 Un 49 % percibió mayor agilidad/flexibilidad del negocio para adaptarse a los cambios

 Un 59 % obtuvo mayores beneficios de soluciones de big data/analítica basadas en la nube

 Un 98 % de las organizaciones de TI tiene mayor probabilidad de trabajar estratégicamente con LOB mediante la aplicación de tecnología

Este informe se centra en los aspectos tecnológicos de la transformación de la tecnología, pero la importancia del cambio en el comportamiento de las personas y el rediseño de los procesos internos no se debe minimizar. Todo

el personal debe comprender los objetivos organizacionales y el mejor modo de lograr esta comprensión es mediante una estrategia integral de comunicaciones junto con grupos de trabajo..

Es muy importante recordar que una estrategia de transformación de las TI exitosa debe incluir el servidor, el almacenamiento, las redes, la virtualización, la administración, las plataformas de Tecnológicas y las aplicaciones. La infraestructura de TI principal se puede optimizar y

automatizar de modo que se ejecute con la mayor eficiencia posible.

Esto significa maximizar la utilización de recursos en la capa de infraestructura y, a la vez, reducir la necesidad de administración manual.

El personal se debe orientar a la innovación y apartarse de la función de operación del negocio.

La transformación de la TI

puede ser un reto abrumador, en especial si se considera como un requisito para un ajuste completo de los sistemas de TI. A través de medios evolutivos, es posible lograr mejoras

significativas en la prestación de servicios de TI que reducen los costos, optimizan la eficiencia y mejoran la competitividad. La transformación de las TI representa el camino correcto para las organizaciones que desean poner en marcha su viaje hacia la transformación digital. En muchos casos, las aplicaciones heredadas y nativas de la nube tendrán que convivir en una

infraestructura que tiene la agilidad necesaria y que puede escalar según demanda, además de permitir que las organizaciones reduzcan los gastos de capital y operativos. Esto proporciona una forma rentable de aumentar la eficiencia y preparar la infraestructura para el futuro de modo que admita una mejor capacidad de respuesta para el negocio y mayores niveles de

automatización diseñados para permitir más agilidad en la empresa (consulte el recuadro “4 beneficios principales de la transformación de la TI”).

Para el departamento de TI, es difícil anticiparse por completo a las necesidades del negocio en esta era de transformación digital. Dicho esto, es fundamental que los usuarios comiencen a prepararse

(3)

La transformación de la TI no es un proceso secuencial directo, sino que se ejecuta mejor en paralelo. Las organizaciones comienzan en distintas etapas del proceso y avanzan a velocidades que se ajustan a las necesidades y las tolerancias de riesgo del negocio. De hecho, es

conveniente comenzar con una evaluación integral de la infraestructura de TI a cargo de un tercero o proveedor de TI independiente. Como se mencionó anteriormente, una estrategia de transformación de la TI exitosa debe incluir el servidor, el almacenamiento, las redes, la virtualización, la administración, las plataformas de TI y las aplicaciones. Para simplificar, los negocios pueden trabajar en reestructurar la infraestructura de TI (servidor, almacenamiento, redes y virtualización) y la nube (coordinación de administración, plataformas y aplicaciones).

Cuando el reto se desglosa de esta manera, las organizaciones pueden centrarse en modernizar la infraestructura de TI y automatizar en paralelo la prestación de servicios, a la vez que

transforman de manera integral las operaciones de TI en la infraestructura de TI y la plataforma de nube completas.

Modernización

La modernización es el proceso de adaptar la infraestructura para las cargas de trabajo del mañana. Esto implica un cambio a un modelo de hardware flexible a medida que el hardware de uso fijo exclusivo se vuelve menos pertinente en un mundo definido por cargas de trabajo más elásticas. Las empresas necesitarán una infraestructura de escalamiento horizontal definida por software moderna que aproveche las tecnologías nuevas, como la tecnología flash, para habilitar una nube ágil. IDC considera que, cada vez más a menudo, estas infraestructuras de última generación incorporarán capas de abstracción que permitirán definir cada carga de trabajo de manera aislada. Las cargas de trabajo nativas de la nube de última generación requieren mejoras de rendimiento y rentabilidad que son difíciles de lograr mediante sistemas de TI tradicionales. Estas aplicaciones también requieren que se tomen medidas de protección de datos correspondientes.

Las empresas se enfrentan al reto de reducir los gastos de capital y las ineficiencias

operacionales asociadas con los sistemas heredados “legacy”” y de reinvertir estos recursos en infraestructura de última generación y otras iniciativas de TI con mayor valor comercial. Cuando esto se hace de manera equilibrada, los usuarios de TI pueden maximizar de mejor modo el retorno de la inversión en tecnología. IDC cree que las infraestructuras convergentes

e hiperconvergentes son buenos ejemplos de arquitecturas de última generación que pueden hacer avanzar a las organizaciones de manera rentable y brindar la flexibilidad y la agilidad necesarias para apoyar los requisitos de procesamiento futuros del negocio.

Las TI de la actualidad son una combinación de aplicaciones nuevas diseñadas para potenciar una mayor participación móvil de los clientes y cargas de trabajo tradicionales diseñadas para permitir que el negocio funcione con eficacia. Comúnmente, las cargas de trabajo nativas de la nube implican aplicaciones distribuidas o de escalamiento horizontal en las cuales la resistencia requerida reside en la aplicación, mientras que las cargas de trabajo tradicionales suelen incluir aplicaciones cliente/servidor y de escalamiento vertical, y es la propia infraestructura la que brinda la resistencia. IDC cree que, debido a las interdependencias inherentes, estas aplicaciones a menudo necesitan convivir en la misma infraestructura principal. Por lo tanto, las soluciones de infraestructura convergente se diseñan, se fabrican, se administran y reciben soporte y mantenimiento como un conjunto ampliable de recursos de infraestructura de TI.

Esta iniciativa de preintegración también debe incluir las características de seguridad

y protección de datos necesarias para proteger de manera adecuada la información importante contra daño o pérdida.

(4)

Automatización

Las organizaciones de TI tienen dificultades para hacer coincidir los requisitos de servicios de un negocio moderno con la tecnología, las personas y los procesos de soporte debido a que utilizan tecnologías y procesos anticuados y en sistemas aislados. Los grupos de tecnología también están administrando múltiples tecnologías complejas que provienen de una serie de proveedores de TI diferentes, y estas relaciones se vuelven más complejas, ya que muchos proveedores de TI dependen de un conjunto adicional de partners externos para brindar un soporte completo. Las herramientas, los procesos y la automatización serán fundamentales para apoyar a los negocios a medida que se transforman digitalmente. IDC revela que el beneficio anticipado de un negocio digital transformado permanecerá fuera del alcance de muchas organizaciones

sin automatización. La administración de TI eficaz se volverá más compleja a medida que el volumen de datos y la cantidad de aplicaciones continúen creciendo de forma considerable en los próximos años.

La automatización conlleva un enfoque adicional en la prestación de servicios en el centro de datos. Uno de los objetivos es permitir que la infraestructura funcione de acuerdo con un conjunto predeterminado de instrucciones programadas con una variedad cada vez más amplia de respuestas a diferentes retos del centro de datos. En el futuro, en lugar de centrarse en administrar elementos de servidor, almacenamiento y redes por separado, las organizaciones de TI administrarán un pool de recursos mediante un conjunto de herramientas de software profundamente integrado.

Debido a la integración de funcionalidad adicional en la infraestructura, lo que solía ser el servidor se convertirá en el sistema. Las tareas administrativas que ahora se ejecutan de forma manual se automatizarán para eliminar los errores humanos, reducir los cuellos de botella, mejorar los niveles de disponibilidad y acelerar la velocidad del negocio. La gama de orígenes de datos de administración de TI que se puede analizar se está ampliando considerablemente.

Cuando se combine con la mayor disponibilidad de soluciones de tecnología con implementación y uso más sencillos y de menor costo, la analítica de las operaciones de TI será un componente de automatización cada vez más importante.

Un estudio de IDC sugiere que hasta un 80 % del presupuesto de infraestructura en la mayoría de las empresas se destina a actividades de mantenimiento que, de hecho, solo permiten que la TI mantenga la operación del negocio. La incorporación de automatización adicional en el centro de datos permitirá que el personal de TI se centre en iniciativas de negocios de mayor valor. Para lograr esto, se aprovecharán las interfaces de programación de aplicaciones (API) de modo que los recursos de TI estén disponibles para el negocio a través de un modelo de prestación de autoservicio. La TI se convierte en una nube interna que está diseñada para aprovechar un modelo de prestación híbrido o de múltiples nubes que utiliza una combinación de recursos en las instalaciones y fuera de ellas. Cuando estos recursos se combinan

correctamente, se logra una mayor utilización de las TI y se reduce el riesgo del negocio.

Transformación

Para cumplir con las exigencias del mercado, las organizaciones de TI están invirtiendo en sus propias funcionalidades con el fin de ofrecer y suministrar tecnología informática dónde y cuándo el negocio la necesite. El suministro de opciones basadas en la nube debe ser una parte integral del debate sobre TI. En este sentido, debe haber una inversión en herramientas, procesos, automatización y plataformas de TI para ayudar a los clientes empresariales a administrar y ofrecer sus recursos de TI de una manera más directa y eficiente. En otras palabras, la TI debe tener la capacidad de prestar servicios dirigidos por políticas, seguros y eficientes a los usuarios

(5)

Por supuesto, el objetivo principal asociado con cualquier actividad de transformación de la TI se encuentra por sobre la propia capa de infraestructura, ya que los usuarios se centran en brindar beneficios de eficiencia a las aplicaciones y los recursos de datos que definen el negocio.

Las organizaciones de TI buscan cada vez más diferenciarse con mayor eficacia mediante analítica de datos y aplicaciones estratégicas. Muchas empresas están desarrollando estas funcionalidades en la actualidad, pero la mayoría necesitará asociarse con proveedores para crear las mejores herramientas y la mejor tecnología en su clase, las cuales son necesarias para ofrecer aplicaciones nativas de la nube de última generación de manera mucho más eficaz y rentable de lo que suelen permitir los ambientes de TI tradicionales.

La transformación de la TI representa un replanteamiento completo de los sistemas de TI de una organización. Esto no significa necesariamente la eliminación y el reemplazo totales de los sistemas de TI existentes, pero a menudo debe incluir cambios en la arquitectura de red y el hardware de servidor, así como en el método de almacenamiento de los datos y acceso a estos.

En el centro de datos, el software definirá cada vez más el comportamiento de la TI. La infraestructura convergente aprovecha el software para separar eficazmente el diseño del hardware de servidor de los requisitos de recursos de las cargas de trabajo, lo cual permite operaciones abiertas y flexibles de la infraestructura. En un ambiente definido por software, el software de virtualización abstrae primero el hardware existente en pools de recursos virtuales de procesamiento, I/O, memoria o almacenamiento y, a continuación, vuelve a agregar la infraestructura como código de acuerdo con los requisitos de recursos de la carga de trabajo mediante el uso de perfiles de rendimiento predeterminados. A más largo plazo, IDC cree que surgirán diseños de sistemas independientes que eliminarán el primer paso del modelo de infraestructura definida por software (SDI) con el suministro de infraestructura con pools independientes de recursos físicos del centro de datos.

Cuando el sector reconozca esta visión, tendremos una infraestructura real definida en código que permitirá el apoyo en paralelo de cargas de trabajo heredadas tradicionales y nativas de la nube emergentes. A medida que se desarrolla esta transición, la necesidad de hardware exclusivo para cargas de trabajo de uso fijo se volverá menos pertinente. Donde solíamos hablar de servidores definidos por gabinetes de lámina metálica o chasis con fines especiales, comenzaremos a hablar de sistemas definidos y optimizados en un nivel de arquitectura de rack más amplio. A medida que surja este modelo de infraestructura en el mercado, se incorporará funcionalidad de hardware adicional en el sistema y el software definirá el comportamiento de los recursos convergentes. Esto dará lugar a cambios significativos en el personal y los procesos dentro de las TI, lo cual debería establecer un marco de trabajo para una estrategia de TI nueva que modifique la manera en que se ofrece las TI. Surgirán niveles de rentabilidad nuevos que apoyarán los modelos de negocios diferenciados que esperan los clientes.

Conclusión

Estamos en la antesala de una revolución tecnológica amplia que cambiará por completo la forma en que hacemos negocios. En solo algunas décadas, las TI pasarón del back-office a la oficina central y al punto en que se ha integrado prácticamente en todos los aspectos del negocio y de las vidas de las personas. Una parte fundamental de esta revolución son los aceleradores de innovación emergentes, incluidas la informática cognitiva, la robótica, el Internet de las cosas y la impresión 3D, los cuales mejoran significativamente el valor por separado asociado con tecnologías principales, como la nube, la movilidad y la analítica avanzada. La tecnología informática continúa rediseñando la infraestructura y las operaciones de empresas grandes y pequeñas. Somos testigos del surgimiento de empresas digitales que utilizan la tecnología como una ventaja competitiva en sus operaciones internas y externas.

Juntas, estas tendencias están impulsando una transformación del negocio y de la TI que es única en términos de escala, alcance y complejidad. Si bien aún no comprendemos por completo el impacto total de la transformación digital en nuestros negocios, hay dos cosas claras:

La respuesta debe ser integrada y completa, y esta transformación está desdibujando cada vez más los límites entre el mundo físico y el digital en que vivimos y trabajamos.

(6)

La ejecución del cambio y la transformación y la mejora de los procesos de negocios representan las principales prioridades estratégicas para los directores de TI de todo el mundo. En opinión de IDC, en esta era de transformación digital, las organizaciones no pueden continuar dependiendo de los avances tecnológicos del pasado. A medida que cambian los objetivos del negocio, la infraestructura de TI requiere un nuevo conjunto de consideraciones. Los líderes de TI deben comenzar a preparar sus sistemas de TI hoy mismo para asegurarse de contar con la agilidad y la flexibilidad de TI necesarias para apoyar los objetivos del negocio digital. Este cambio coloca a las TI al frente de varias decisiones destinadas a transformar los procesos de negocios y la eficiencia operacional.

Ninguna empresa o sector es inmune a la desintermediación potencial de su modelo de negocios debido a la competencia y a tecnologías nuevas y disruptivas. La innovación definirá la ventaja competitiva en la era digital y muchas empresas grandes buscan una mejor alineación entre sus negocios y las TI. Las TI deben contribuir con el desarrollo del centro de innovación necesario para generar y probar tecnologías nuevas que permitan lograr la visión de la transformación digital.

Esto requerirá un liderazgo tecnológico sólido a medida que la tecnología digital continúe modificando el panorama en los sectores de negocios, capacitación, entretenimiento y gobierno.

En las últimas dos décadas se experimentó un cambio impresionante cuyo ritmo se acelera, al igual que la escala del cambio y la disrupción que ocurre en los niveles individual, social y organizacional. Las cargas de trabajo del centro de datos representan un punto de decisión fundamental que afecta a las decisiones relativas a la infraestructura en el edge y el core, y a través de la nube. Es fundamental que los usuarios comiencen a prepararse para esta transición ahora. IDC considera que la modernización, la automatización y la transformación de las TI son componentes de suma importancia de una estrategia de transformación digital más amplia.

A C E R C A D E E S T A P U B L I C A C I Ó N

Esta es una publicación de IDC Custom Solutions. Las opiniones, los análisis y los resultados de investigaciones aquí presentados se obtuvieron a partir de investigaciones y análisis más detallados, realizados y publicados por IDC, a menos que se mencione el patrocinio de un proveedor específico. IDC Custom Solutions pone a disposición el contenido de IDC en una amplia variedad de formatos para que diversas empresas lo distribuyan. Una licencia para distribuir contenido de IDC no implica necesariamente una recomendación del licenciatario ni una opinión sobre él.

C O P Y R I G H T A N D R E S T R I C T I O N S

Any IDC information or reference to IDC that is to be used in advertising, press releases, or promotional materials requires prior written approval from IDC. For permission requests, contact the IDC Custom Solutions information line at 508-988- 7610 or [email protected] Translation and/or localization of this document requires an additional license from IDC.

For more information on IDC, visit www.idc.com. For more information on IDC Custom Solutions, visit http://www.idc.com/prodserv/custom_solutions/index.jsp.

Global Headquarters: 5 Speen Street Framingham, MA 01701 USA P.508.872.8200 F.508.935.4015 www.idc.com

Figure

Updating...

References

Related subjects :