La ciencia y la Filosofía en Schopenhauer

Texto completo

(1)

Tanús Pimentel, Claudia Lucía Tanús Pimentel, Claudia Lucía 23/03/15

23/03/15

Las ciencias y la filosofía: función supema de la a!ón Las ciencias y la filosofía: función supema de la a!ón

Da

Dado que el do que el prprimimer librer libro o dede  El  El mundo mundo como como voluntad voluntad y y reprerepresentaciónsentación de Schopenhade Schopenhauer estáuer está en

enfofocacado do en en la la TTeeororía ía dedel l CoCononocimcimieientonto, , un un prproboblemlema a imimpoportartantnte e a a trtrataatar r es es cómcómo o se se da da elel conocimiento de la verdad, sobre todo teniendo en cuenta la importancia de las ciencias, no sólo para conocimiento de la verdad, sobre todo teniendo en cuenta la importancia de las ciencias, no sólo para un

una a sosociciededad ad sinsino o papara ra el el inindidivividuduo o en en tatantnto o quque e éséste te se se ve ve ininflflueuencnciadiado o popor r elellalas s y y popor r elel conocimiento que éstas proveen.

conocimiento que éstas proveen.

n

n vivista sta de de lo lo ananteteririoror, , se se bubuscascará rá enentetendnder er el el papapepel l quque e !u!ue"e"a a la la rara#ó#ón n en en la la b$b$sqsqueueda da dedell conocimiento de la verdad y cómo se da esto tanto en las ciencias como en la filosofía pues, averi"%ar  conocimiento de la verdad y cómo se da esto tanto en las ciencias como en la filosofía pues, averi"%ar  de qué manera es i

de qué manera es importante la ra#ón para Schopenhauer, permitirá comprender me!or lo que pretendemportante la ra#ón para Schopenhauer, permitirá comprender me!or lo que pretende  postular, sobre todo

 postular, sobre todo en su primer libro.en su primer libro.

n primer lu"ar, dado que Schopenhauer inicia su decimoquinta sección recuperando ciertas nociones n primer lu"ar, dado que Schopenhauer inicia su decimoquinta sección recuperando ciertas nociones que ya se habían e&plicado previamente, vale la pena tener en mente lo que ha mencionado acerca de que ya se habían e&plicado previamente, vale la pena tener en mente lo que ha mencionado acerca de intuición, la cual es definidia en la cuarta sección como aquello que es 'puro conocimiento de la causa intuición, la cual es definidia en la cuarta sección como aquello que es 'puro conocimiento de la causa  por el entendimiento'(Schopenhauer

 por el entendimiento'(Schopenhauer, )*, +, )*, +. -. -....

+arece que Schopenhauer entiende a la intuición como sólo una parte del entendimiento en tanto que +arece que Schopenhauer entiende a la intuición como sólo una parte del entendimiento en tanto que ésta sólo se enfoca de las causas y el entendimiento no se a"ota $nicamente en eso. n este sentido, ésta sólo se enfoca de las causas y el entendimiento no se a"ota $nicamente en eso. n este sentido, cuando el autor menciona que sería deseable reducir los enunciados de las matemáticas a enunciados cuando el autor menciona que sería deseable reducir los enunciados de las matemáticas a enunciados meramente intuitivos, es posible interpretar que lo que se requiere es que los enunciados susciten en meramente intuitivos, es posible interpretar que lo que se requiere es que los enunciados susciten en elel su!e

su!eto to un conocun conocimiimientento o de de caucausassas. . /n /n pocpoco o in"in"enuenuameamente, si nte, si se se piepiensa en nsa en cómcómo o se se le le ensense0ae0a "eometría a un ni0o, al menos en un primer acercamiento, se puede constatar que no se les presentan "eometría a un ni0o, al menos en un primer acercamiento, se puede constatar que no se les presentan teoremas de manera completamente abstracta sino que se busca que comprenda esta operación a teoremas de manera completamente abstracta sino que se busca que comprenda esta operación a través de e!emplos con ob!etos cercanos a él. De esta manera, al ni0o le es más fácil entender por qué través de e!emplos con ob!etos cercanos a él. De esta manera, al ni0o le es más fácil entender por qué dibu!ar una fi"ura con tres lados resulta en un trián"ulo isóceles, escaleno o equilatero.

dibu!ar una fi"ura con tres lados resulta en un trián"ulo isóceles, escaleno o equilatero.

1unque desde el punto de vista de Schopenhauer, las matemáticas de hecho pueden valerse de 1unque desde el punto de vista de Schopenhauer, las matemáticas de hecho pueden valerse de demostraciones intuitivas como en el e!emplo mencionado anteriormente, no sucede lo mismo con las demostraciones intuitivas como en el e!emplo mencionado anteriormente, no sucede lo mismo con las demostraciones ló"icas y es por ello que considera que las matemáticas no deberían buscar reducirse demostraciones ló"icas y es por ello que considera que las matemáticas no deberían buscar reducirse al ámbito de esas demostraciones. sta idea es !ustamente una de las críticas que tiene el autor hacia al ámbito de esas demostraciones. sta idea es !ustamente una de las críticas que tiene el autor hacia

2 2

(2)

uclides pues considera que su traba!o se ale!a demasiado de concepciones intuitivas y que es innecesario, en "eneral, recurrir a la ló"ica cuando las verdades "eométricas se conocen a priori.

3racias a la visión que tiene Schopenhauer sobre la posibilidad de entender las matemáticas por  intuición más que por demostración ló"ica, él considera que4

'+ara corre"ir el método en las matemáticas es necesario ante todo recha#ar ese pre!uicio de que la verdad demostrada aventa!a en al"o a la verdad adquirida intuitivamente, o que la verdad ló"ica, basada sobre el principio de contradicción, es superior a la verdad metafísica de evidencia inmediata, y de la que forma parte la intuición pura del espacio.' (Schopenhauer, )25, +. 62.

Con esto parece que se intenta de!ar de lado a la ló"ica y se pretende buscar demostraciones de verdad más enfocadas en lo que al su!eto le parece verdadero de forma intuitiva e inmediata, es decir, sin recurrir a demasiada abstracción y, sobre todo, sin a0adir conceptos innecesarios que puedan oscurecer las ideas del su!eto.

+arece que Schopenhauer busca defender que las demostraciones de carácter ló"ico en realidad no deberían ser consideradas como me!ores puesto que tampoco parten con se"uridad de al"o cierto o, si lo hacen, lo hacen en el mismo sentido en el que lo harían al"unas ideas metafísicas. sta idea incluye a los a&iomas en los que se basa la ló"ica ya que a estos los considera como enunciados más simples  pero no por ello me!or fundamentados.

Todo esto funciona a "randes ras"os al hablar acerca de la "eometría pero no así con la aritmética  puesto que, más que poder ser representada, está su!eta al tiempo y su intuición. sto se ve claramente con la idea de sucesión o de ennumeración. De esta forma, la aritmética para Schopenhauer es tan fácilmente reducible al simple acto de contar porque ésta se da $nicamente en una dimensión que es el tiempo.

n "eneral, estas definiciones y e&plicaciones parecen estar apuntando a deshacer la idea de que la matemática y las demostraciones de tipo ló"ico tan frecuentemente empleadas en ella, son lo $nico o o lo más cercano a la verdad, precisamente por su carácter a&iomático. n lu"ar de eso, se está  postulando a la intuición y a la verdad obtenida de ella para ocupar el lu"ar que ocupa la verdad

demostrativa ló"ica. sta intuición matemática, por ser a priori, está en venta!a con respecto a cualquier otro tipo de intuición debido a que se encuentra i"ual de cercana a las causas que a los efectos. (Cfr . Schopenhauer, )25, +. 6*.

(3)

7a ra#ón de que Schopenhauer considere que las demostraciones ló"icas no son de la misma índole que el resto, es que su infalibilidad es sólo relativa. +or un lado, parece que su forma "eneral sí puede ser considerada infalible pero, por otro lado, el autor piensa que4

'87as demostraciones ló"icas9 hacen entrar todo, por inclusión, en las proposiciones superiores de la ciencia, y como estos primeros principios contienen el fondo entero de la verdad, limitarse a probarlos no basta: hay que basarlos sobre la intuición, y ésta no es pura y a priori mas que en matemáticas y en ló"ica (...' (Schopenhauer, )25, +. 65.

 ;uevamente, esto parece ser un problema para Schopenhauer del mis mo modo en el que lo era a0adir  conceptos innecesarios. 1l incluir las demostraciones ló"icas dentro de las proposiciones superiores de la ciencia, la labor de comprobar los principios tiene que valerse también de la intuición, la cual tampoco puede considerarse pura salvo por la intuición matemática.

7a importancia de que se considere a la intuición en ve# de a la demostración ló"ica como una me!or  vía para acercarse hacia la verdad radica en la definición misma que proporciona el autor y que se menciona al inicio de este te&to. l quehacer científico requiere un cierto ri"or, así como de estar lo más ciertos posibles de lo que se investi"a y se concluye y, dado que las ciencias suelen concentrarse en el estudio de las causas (como es el caso de las ciencias naturales, la intuición matemática tendría que ser la solución con respecto a la preocupación por la verdad y debería tomarse más en cuenta para las ciencias que las demostraciones ló"icas.

+or otro lado, la inducción ló"ica también es altamente propensa de caer en equívocos es otro "ran  problema puesto que "enerali#a una posible causa a partir de un efecto, pero no considera que un efecto puede ser resultado de causas diferentes. sta sería una se"unda ra#ón por la cual se debería considerar a la intuición matemática como primera opción para ser incluída en las ciencias desde el  punto de vista de Schopenhauer.

7a preocupación por el me!or método a tomar en cuenta en la ciencia tiene que ver con la importancia de dar respuesta al por qué de las cosas mediante una e&plicación. <usto en este punto es en el que se  puede hacer una distinción entre lo que hacen las ciencias y lo que hace la filosofía. 7as ciencias al  pre"untarse el por qué de un fenómeno, se detienen cuando ya no es posible pre"untarse nuevamente  por qué y suelen atribuir la falta de e&plicación a una cualidad oculta.

7a filosofía, sin embar"o, va un poco más allá que las ciencias se"$n el autor puesto que, una ve# que la ciencia ya no puede dar más respuestas, la filosofía contin$a traba!ando con el por qué de las cosas.  ;o obstante, Schopenhauer no parece pretender afirmar con esto que la filosofía de hecho puede

(4)

traspasar los límites a los que lle"ó la ciencia. +or el contrario, considera que la filosofía ';o puede apoyarse sobre pruebas, pues probar si"nifica deducir lo desconocido de lo conocido, y en ella todo es i"ualmente desconocido y e&tra0o' (Schopenhauer, )25, +. 66. Con esto, Schopenhauer da a entender  que la filosofía en realidad no se puede ocupar de contestar más pre"untas y lle"ar a los primeros  principios o al"un concepto base acerca del mundo en "eneral, puesto que esto e&cede completamente

los límites de lo que se puede conocer y, en ese sentido, no puede avan#ar mucho más.

>i impresión "eneral de este pará"rafo es que Schopenhauer buscaba, en primer instancia, descalificar la demostración ló"ica como método incuestionable para alcan#ar la verdad y pretendía  proponer a la intuición matemática como una me!or opción para esta tarea. Sin embar"o, hay ciertos  puntos en los que Schopenhauer parece estar pensando lo contrario. n ciertos puntos puede lle"ar a  parecer que se está defendiendo a la demostración ló"ica por ser, en efecto, incuestionablemente verdadera (al menos en su forma. 1simismo, su crítica hacia uclides parece no ser del todo contraria sino que su crítica va $nicamente enfocada al método e incluso el autor menciona que uclides parte de una suposición verdadera pero la manera en la que lle"a a la conclusión a través de reducciones al absurdo es fati"osa.

De cualquier manera, Schopenhauer parecía estar postulando a la intuición matemática como solución, independientemente de si consideraba que la demostración ló"ica estuviese realmente mal o no. Sin embar"o, conforme avan#a el te&to, da la impresión de que la intuición matemática tampoco resolverá completamente el problema puesto que ta mbién puede ser falible. n ese sentido, el te&to de Schopenhauer puede resultar un poco desesperan#ador.

+or otra parte, el estudio de como la ra#ón tiene un papel importante tanto en la ciencia como en la filosofía, parece conducir a problemas realmente interesantes. +ersonalmente, concuerdo con Schopenhauer en su visión acerca de los límites de las ciencias y de la filosofía y creo que, aunque también este punto de vista puede ser considerado como pesimista, su postura es muy sensata con respecto a este tema. Considero que la intuición, como parte de la ra#ón, puede ser comprendida como la función suprema debido a su importancia para la ciencia y la filosofía.

n "eneral me parece e&tra0o que Schopenhauer pon"a en duda la demostración ló"ica para proponer  al"o mucho más sub!etivo pues la intuición no parece ser, de nin"una manera, un estándar que pueda ser convenido y, por ello, dependerá siempre de al"$n su!eto. ;o por ello me atrevería a decir que se encuentra en un error, precisamente por lo se0alado anteriormente pues, finalmente, parece que no hay una solución definitiva ni una respuesta final a lo que se tendría que hacer para alcan#ar o

(5)

apro&imarse más a la verdad y, por otro lado, incluso estudiar esto tendría el mismo resultado de lle"ar a un punto en el que no se puede continuar.

"i#lio$afía

Schopenhauer, 1. (262?. l mundo como voluntad y representación @ y @@. Aarcelona4 Bolio.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...