Controversias sobre las Obras y la Gracia. Controversias sobre las Obras y la Gracia 1

Texto completo

(1)

Controversias sobre las Obras y la Gracia 1

Controversias sobre las Obras y la

Gracia

(2)

Controversias sobre las Obras y la Gracia 2

Controversias sobre

las Obras y la Gracia

INTRODUCCION:

Estos dos tópicos han sido objeto de fuertes discusiones en el tapete teológico. Muchos religiosos se aferran a creer que como por gracia son salvos no necesitan nada más que hacer en el Camino del Evangelio, en cambio otros piensan que entre más obras hagan más segura tienen la salvación. ¿Cuál de las dos partes tendrá la razón? Para dilucidar este confuso asunto, tendremos que ir a los archivos de Dios y entender bien esta doctrina.

l Apóstol Pablo escribió:

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe” Efesios 2:8 – 9.

Pablo es claro y muy específico cuando dice que nuestra salvación es por gracia, el hombre necesita tener fe en esa gracia Divina, la cual es un regalo inmerecido para la humanidad que crea en este don. Este tópico de la salvación por el inmerecido don de Dios les fue muy difícil creerlo a los judíos del primer siglo, acostumbrados ellos por tanto tiempo a justificarse delante de Dios con sus machos

cabríos y sacrificando ovejas. Por esta confusión, el tema de la salvación por gracia fue rechazado y se aferraron ciegamente a sus ritos mudos. Y en el versículo 9 Pablo enfatiza que: “no ha

sido por obras, para que nadie se gloríe”. Los potentados de aquel

tiempo y los de ahora, si la salvación fuese posible comprarse con algún valor material, entonces solo ellos podrían ser salvos, y vanagloriarse de esa bendición. Este mal pensamiento se usó en la Iglesia Romana en tiempos de la edad media, cuando se compraban las bulas, que no era más que un pliego de papel sellado, firmado por el hombre fuerte de Roma y los incautos los compraban por sumas altas de dinero, y escribían en él los pecados que querían cometer y que automáticamente eran indultados por gracia divina, ¡Que craso engaño!

La Salvación no se

puede Comprar

E

Esto es para que nadie se jacte que la compró, porque es de un precio

incalculable: “Los que confían en sus bienes, y de

la muchedumbre de sus riquezas se jactan, ninguno

de ellos podrá en manera alguna redimir al hermano,

ni dar a Dios su rescate, porque la redención de su vida es de gran precio, y no se logrará jamás” Salmo 49:

(3)

Controversias sobre las Obras y la Gracia 3 De manera que debemos entender y

creer que la salvación del hombre es completamente gratuita.

Pero ¿Por qué el apóstol Santiago aparentemente contradice la doctrina que enseña Pablo? Cuando escribe:

“Así también la fe, si no tiene obras es muerta en sí misma. Pero alguno dirá: tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras… ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? ¿No fue justificado por las obras Abrahán nuestro Padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? Santiago 2:17 – 22

Según esta lectura, el apóstol Santiago nos dice que las obras perfeccionan la fe y con ellas el hombre de Dios puede demostrar el grado de fe que ha desarrollado en este Camino.

Para entrar a la salvación no se ocupa hacer ninguna obra meritoria, de hecho el hombre antes de haber entrado por la puerta estrecha que conduce a la salvación, no tiene ningún mérito, y no puede hacer ninguna obra buena para entrar por el Camino de la redención.

¿Cómo son las obras del hombre antes de haber sido perdonado por la sangre de Jesús y alcanzado por la bienaventurada gracia de Dios? el profeta nos señala con exactitud cuál es nuestra condición antes de entrar en esa dimensión del perdón divino: “Si

bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento. Nadie hay que invoque tu nombre, que se despierte para apoyarse en ti, por lo cual escondiste de nosotros tu rostro, y nos dejaste marchitar en poder de nuestras maldades” Isaías 64: 6 – 7. Esta es nuestra paupérrima

condición antes de entrar a la gracia de Dios, nuestras justicias, nuestras obras, nuestras acciones, Dios las compara como trapos de inmundicia. Definitivamente el hombre no tiene con qué pagar la entrada a la salvación Eterna. Nadie goza de un capital que cubra el valor de la salvación, por eso Dios no nos cobra nada por

¿Cómo reconciliamos los dos textos citados? ¿Se ocupan

las obras o solo la gracia? Ordenemos bien los

pensamientos.

vida es de gran precio, y no se logrará jamás” Salmo 49:

(4)

Controversias sobre las Obras y la Gracia 4 perdonarnos los pecados, es Jesús

quien pagó por nuestra salvación.

El apóstol Santiago dice: “¿No ves

que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras?” Santiago 2:22.

Al decir perfeccionar nos indica que la fe crece, se agranda y consolida mediante nuestras obras. El hecho de que hayamos sido salvos por gracia, que Jesús nos haya perdonado nuestras faltas para entrar a su Evangelio, no quiere decir que estando dentro de su programa de salvación nosotros vamos a seguir con la vieja vida, con las prácticas de los pecados que cometíamos antes de ser perdonados, Pablo mismo dice: ¿Qué,

pues diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿Cómo viviremos aun en él? Romanos 6: 1 – 2

¿Cuál es la primera obra que el hombre tiene que hacer para demostrar que no va a seguir en

aquella vieja vida media vez que la gracia del perdón de Dios haya llegado a su corazón? ¡Este tiene que arrepentirse para que sus pecados le sean borrados y debe bautizarse en el nombre de Jesucristo para consagrar su vida, al que le dio el perdón!

El bautismo es una ceremonia de gran significado para entrar a la gracia Divina, es cuando el hombre manifiesta públicamente su absoluta renunciación a todos los placeres ilícitos del mundo. Aquellos judíos que escucharon el sermón de Pedro en el día de Pentecostés: “Al oír esto, se

compungieron de corazón y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: varones hermanos, ¿Qué haremos? Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo” Hechos 2:37 – 38

¿Qué es arrepentirse? Pues es cambiar de vida, dejar aquella vieja manera de vivir, dejar las obras de inmundicia porque no puede estar en la gracia si persevera en el pecado, ya lo dice Pablo: “en ninguna manera”. Ese moderno evangelio de hoy, que Jesús perdona nuestros pecados presentes, pasados y futuros, es una herejía de perdición, como la que se inventaron los sofistas romanos en la edad media, que pretendían comprar el perdón de los pecados futuros que Pero al estar dentro de la

gracia Sí necesitamos las obras, porque mediante esos

ejercicios espirituales acrisolaremos nuestra fe en

(5)

Controversias sobre las Obras y la Gracia 5 deliberadamente ellos querían

cometer.

Es el mismo espíritu transformado en otra filosofía el que enseña que Jesucristo es ministro de Pecado, y nos da licencia para pecar; eso es un libertinaje, de ello el apóstol Pedro profetizó: “Pero hubo también falsos

profetas entre el pueblo, como habrá también entre vosotros falsos maestros que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado” 2 Pedro 2:2.

Qué triste es ver hoy un cristianismo disoluto e irrespetuoso totalmente de las leyes de Dios, no mostrar ante el mundo verdaderas obras de arrepentimiento. El autor de los hebreos nos dice: “Por tanto,

dejando ya los principios de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas” Hebreos 6:1. Es

decir, nunca debemos olvidar ese arrepentimiento profundo que tuvimos de nuestras obras muertas cuando entramos a la gracia de Cristo, si seguimos practicando nuestra mala vida eso es un indicativo que no ha

habido arrepentimiento, y por lo tanto no podemos crecer en el conocimiento de la doctrina de Cristo.

La Palabra es clara, y nos dice que el Señor está atento a perdonar nuestros pecados pasados: “A quien Dios

puso como propiciación por medio de la fe en su sangre para manifestar su justicia a causa de haber pasado por alto en su paciencia los pecados pasados” Romanos 3:25.

Aunque nuestras rebeliones hayan sido rojas como el carmesí, Dios no nos puso hacer alguna penitencia, ni sacrificio humano para que entráramos a su gracia, Él perdonó nuestros pecados pasados, cuando aceptamos que el sacrificio de Cristo en la cruz del calvario nos dio la justificación y reconciliación con Él; nos ubicó en el papel de ignorantes, como le dijo Pablo a los Atenienses: “Pero Dios

habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan” Hechos 17:30. Permítanos repetirle y enfatizarle, que Dios está dispuesto a perdonar los pecados de alguien que ignora la voluntad divina. Pero estando dentro de la gracia con el conocimiento de Dios, si este cometiere un pecado, lo disciplinará y si lo disciplina será la forma de pagar el pecado. Bien le dijo Jesús a aquel hombre que sanó:

(6)

Controversias sobre las Obras y la Gracia 6

“Después le halló Jesús en el templo, y le dijo: Mira, has sido sanado, no peques más para que no te venga alguna cosa peor” Juan 5:14

Dios quiere un

Pueblo Celoso de

Buenas Obras

“Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Señor Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros, para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras, esto habla, y exhorta y reprende con toda autoridad, nadie te menosprecie” Tito 2:13 – 15

Dentro de la gracia de Dios formando parte del pueblo de los Santos sí necesitamos las obras, no propiamente para salvarnos sino como escribió el apóstol Santiago: “Para perfeccionar

nuestra fe” Y Jesús dice en el sermón

del monte: “Así alumbre vuestra luz

delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro padre que está en los cielos” Mateo 5:16.

Otra razón poderosa por la cual debemos ejercitarnos en las obras buenas, es porque ellas se convierten

en luz para alumbrar el escabroso camino de los extraviados, y de esa manera glorifiquen a Dios, por lo contrario, cuando ven en los cristianos malas acciones, en vez de glorificar a Dios el mundo blasfema el Evangelio. El seguidor de Cristo con sus obras malas desprestigia la doctrina de Jesús; pero los verdaderos convertidos con sus buenas acciones hacen que el incrédulo glorifique al Dios Eterno. Una de las obras que sirve para exaltar a Dios es la perseverancia del convertido en este Camino, que el mundo mire en él la constancia en la vida cristiana guardando todas las cosas que el Señor ha ordenado:

“Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” Mateo 28:20

Conclusión:

Para entrar a la Salvación el hombre no necesita hacer ninguna clase de obra, el Señor lo recibe tal como viene, pero al estar dentro del plan de Salvación si necesita hacer las buenas obras para demostrarle al mundo que es luz y sal en esta tierra.

************************** ********************* ************** ******** ***** **

(7)

Controversias sobre las Obras y la Gracia 7 Horario de Reuniones

Miércoles y Viernes de 5:50 a 6:50 p.m. Sábados de 8:00 a.m. a 10:00 a.m. y de 3:00

a 5:00 p.m.

Francisco Morazán:

- Comayagüela:

Res. Centro América 4ta.Etapa, Calle # 26 y 27

- Santa Ana:

Las Quebraditas, Calle Principal a Santa Ana.

El Paraíso:

- Güinope:

Galeras, Calle Principal a Güinope

Cortés:

- San Pedro Sula:

Bo. Cabañas 17 calle, 13 y 14

Ave. Sureste

- Omoa:

Bo. San Antonio

Valle:

- San Lorenzo: Comunidad de El Comercio, Carretera a Coyolito, Frente a la Escuela

Choluteca: - Pespire: Río Chiquito y Cacautare Macuelizo, San Antonio de Flores Comayagua: - Siguatepeque:

Bo. Suyapita, Contiguo a Beneficio de Arroz

Yoro: El Progreso, Las Minas

Colón:

- Tocoa:

Zamora, Colonia Rivera.

Santa Bárbara:

- Gualala: Guacamaya

Escuche “La Voz del Tercer Ángel” De Lunes a Viernes De 8:00 a 8:30 p.m.

A través de 106.7 FM de Radio Cadena Hondureña de Noticias

(CHN) Francisco Morazán Y Súper K 89.5 FM

De Lunes a Sábado de 6:00 p.m. a 6:30 p.m.

San Lorenzo, Valle, Choluteca y alrededores.

Nuestro Apdo. Postal 2185, Tegucigalpa, M.D.C. Honduras, C. A.

Tel. 209-0066, 227-2680

Nuestro Sitio Web:

www.esperanzadeisrael.org

(8)

Controversias sobre las Obras y la Gracia 8

Con el ferviente deseo que usted se dé cuenta

de las verdades eternas que se encuentran en

los Documentos de Dios, hemos preparado

abundante literatura, la cual le estamos

ofreciendo completamente gratis, como los

siguientes:

Cuatro hombres de Renombre. Quienes heredarán el Reino de Dios. La Casa del Alfarero.

¿Quiénes verán a Dios? El Negocio con las Almas.

Los Reinos del mundo y el Reino de Dios Sed salvos de esta perversa generación. El Maestro de Capernaum.

Las Sagradas Escrituras. El concilio de Jerusalén.

Un Embajador entre Cadenas. Controversias sobre la ida al cielo. ¿Qué es Pecado?

¿Quién heredará el cielo? ¿Qué es el Infierno?

¿Cómo se justificara el hombre con Dios?

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...