COLUMNA EN EL TEMPLO DE DIOS, DONDE ESTÁ ESCRITO EL NOMBRE DE DIOS, NOMBRE DE LA CIUDAD DE DIOS Y EL NOMBRE NUEVO DEL SEÑOR JESUCRISTO

10  Download (1)

Full text

(1)

COLUMNA EN EL TEMPLO DE DIOS, DONDE ESTÁ ESCRITO

EL NOMBRE DE DIOS, NOMBRE DE LA CIUDAD

DE DIOS

Y EL NOMBRE NUEVO DEL SEÑOR JESUCRISTO

Sábado, 9 de abril de 2016

Santa Cruz, Bolivia

(2)

Es nuestra intención hacer una transcripción fiel y exacta de este Mensaje, tal como fue predicado; por lo tanto, cualquier error en este escrito es estrictamente error de audición, transcripción e impresión; y no debe interpretarse como errores del Mensaje.

El texto contenido en esta Conferencia, puede ser verificado con las grabaciones del audio o del video.

Este folleto debe ser usado solamente para propósitos personales de estudio, hasta que sea publicado formalmente.

NOTA AL LECTOR

(3)

Dr. William Soto Santiago 18

ministros allá reunidos también, en Acapulco, República Mexicana.

Con nosotros el reverendo José Benjamín Pérez.

“COLUMNA EN EL TEMPLO DE DIOS, DONDE ESTÁ ESCRITO EL NOMBRE DE DIOS, NOMBRE DE LA CIUDAD DE DIOS Y EL NOMBRE NUEVO DEL SEÑOR JESUCRISTO.”

COLUMNA EN EL TEMPLO DE DIOS, DONDE ESTÁ ESCRITO

EL NOMBRE DE DIOS,

NOMBRE DE LA CIUDAD DE DIOS Y EL NOMBRE NUEVO

DEL SEÑOR JESUCRISTO

Dr. William Soto Santiago Sábado, 9 de abril de 2016

Santa Cruz, Bolivia

M

uy buenas tardes, ministros compañeros en el Reino de Cristo nuestro Salvador, aquí en Santa Cruz, Bolivia, y también en diferentes países…, allá donde está Miguel, allá en Acapulco, México, y todos los demás lugares donde están reunidos los ministros en esta ocasión.

Que las bendiciones de Cristo, el Ángel del Pacto, sean sobre todos ustedes y sobre mí también.

Para esta ocasión… Un saludo muy especial para el misionero, doctor Miguel Bermúdez Marín, allá en Acapulco, República Mexicana.

Ahora leemos en Apocalipsis, capítulo 3, verso 12, y dice de la siguiente manera:

“Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él

(4)

el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.”

“COLUMNA EN EL TEMPLO DE DIOS, DONDE ESTÁ ESCRITO EL NOMBRE DE DIOS, NOMBRE DE LA CIUDAD DE DIOS Y EL NOMBRE NUEVO DEL SEÑOR JESUCRISTO.”

Ese es nuestro tema (que tiene uno, dos, tres, cuatro temas a la vez). Vamos a ver cómo unimos estos cuatro temas para ver mejor el Programa Divino correspondiente al templo de Dios, al Nombre de Dios, a la ciudad de Dios y el Nombre Nuevo del Señor Jesucristo.

Dos mil años atrás apareció el Ángel del Pacto, en el cual estaba y está el Nombre de Dios, conforme a Éxodo, capítulo 23, verso 20 al 23, que dice:

“He aquí yo envío mi Ángel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado.”

El Ángel enviado por Dios, el Ángel de Dios, es el que introducirá a la tierra y en la tierra prometida... a la tierra prometida al pueblo que fue sacado de Egipto:

“Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él.”

Y ahora nos muestra que el Nombre de Dios está en Su Ángel, en el Ángel de Dios. Y el Ángel de Dios es el Ángel del Pacto, que es Cristo. Al hacerse carne, dijo: “Yo he venido en nombre de mi Padre.” Pues el Nombre del Padre está en el Ángel; y cuando se hace carne, continúa en esa manifestación en carne humana.

materialización plena de la Visión de la Carpa, y pronto aparezcan también las manifestaciones del Espíritu de Dios que vio el reverendo William Branham dentro de esa Gran Carpa Catedral.

No sabemos si ya él vio el comienzo o vio ya cuando iban por la mitad de esa Tercera Etapa, o si lo que vio fue ya el final. Pero vamos a ver cuando estemos en pleno cumplimiento de esa Visión... Cuando veamos lo que él vio, diremos: “Aquí fue que el hermano Branham estuvo viendo esto. Esto fue lo que él vio.”

Por lo tanto, esa parte no la sabemos, pero la vamos a ver, la vamos a ver manifestada; y entonces veremos a dónde - a qué tiempo fue transportado el reverendo William Branham para ver.

Que Dios les bendiga y les guarde; y adelante sirviendo a Cristo con toda nuestra alma, sabiendo en qué edad estamos: en la Piedra Angular. Y sabiendo, conociendo las promesas que hay para Su Iglesia para este tiempo final.

Y conscientes de que los Truenos nos darán la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero. Así como dieron la fe para recibir salvación, la fe, la revelación de la Primera Venida de Cristo y Su Obra de Redención; nos dará la fe, la revelación de la Segunda Venida de Cristo en Su Obra de Reclamo.

Que Dios les bendiga y les guarde; y con nosotros nuevamente el reverendo José Benjamín Pérez para continuar y finalizar.

Y ya mañana nos veremos y estaremos viendo el tema:

“UNÁNIMES Y JUNTOS EN EL APOSENTO ALTO, RECIBIENDO EL ESPÍRITU SANTO.”

Que Dios les bendiga y les guarde.

Que Dios te bendiga y te guarde, Miguel, y todos los

(5)

Dr. William Soto Santiago 16

O sea, entre Cristo y el anticristo esa es la diferencia:

que Cristo vendrá en un caballo blanco, y eso es la Palabra encarnada en un hombre.

Recuerden que un caballo representa un poder.

Y la página 131 del libro de “Los Sellos,” dice:

“131. Y ahora Jesús: Su Nombre sobre la Tierra fue Jesús el Redentor, porque fue el Redentor cuando estuvo sobre la Tierra; pero cuando conquistó el infierno y la muerte, los venció y ascendió, entonces recibió un nuevo Nombre. Por esa razón es que gritan y hacen tanto ruido y no reciben nada. Será revelado en los Truenos.” (131, página 131 del libro de “Los Sellos”).

Para los que desean conocer el misterio del Nombre Nuevo, dice que será revelado, ¿dónde? En los Truenos.

Y los Truenos emiten Sus voces en el cumplimiento de la Tercera Etapa, que será en una Gran Carpa Catedral.

Por lo tanto, oramos a Dios que pronto aparezca la materialización de la Gran Carpa Catedral, de esa Visión;

porque ahí serán las revelaciones mayores, las revelaciones contenidas en los Siete Truenos de Apocalipsis, capítulo 10, en donde Cristo como León de la tribu de Judá estará clamando como cuando un león ruge, y siete truenos emitiendo sus voces.

Así como habló en las siete edades a través de cada mensajero, hablará consecutivamente en la Edad de Piedra Angular, en el cumplimiento de la Tercera Etapa; y nos dará la revelación completa de Su Venida, de Su Nombre Nuevo, de Su Obra de Reclamo, y todo lo concerniente a Su Venida y el Programa para nuestra transformación y rapto o arrebatamiento, para ir con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero.

Por lo tanto, oramos a Dios que pronto aparezca la

Columnaenel Templode dios... 5 Y ahora, tenemos la promesa que Dios escribirá sobre el vencedor el Nombre de Dios, el Nombre de la ciudad de nuestro Dios, el Nombre Nuevo del Señor; y escribirá sobre él, sobre esa columna... que dice: “Yo le haré columna en el templo de mi Dios.”

Una columna es una persona fundamental en el Templo de Dios. Hubo dos columnas que construyó el rey Salomón: una llamó Jaquín y la otra Boaz. [Primera de Reyes 7:21] Al lado derecho puso… la del lado derecho le puso Jaquín y a la del lado izquierdo le puso Boaz.

Vean cómo esas dos columnas tenían nombre de persona. Y en el Templo de Dios, la Iglesia del Señor Jesucristo, ahí está la promesa para al vencedor hacerlo columna en ese Templo de Dios. Por lo tanto, ahí se completará y se cumplirá los ministerios de Moisés y Elías, que aparecen en el Monte de la Transfiguración uno a cada lado de Jesús.

Por lo tanto, en la Edad de Piedra Angular, ahí van a estar los ministerios de Moisés y Elías con la bendición de ser los ministerios de los Ángeles que envía el Hijo del Hombre para llamar y juntar a los escogidos del pueblo hebreo, ciento cuarenta y cuatro mil; y llevar a cabo las obras que corresponden al ministerio de Elías y al ministerio de Moisés. Por eso en Apocalipsis aparecen haciendo las mismas cosas que hicieron Moisés y Elías, porque es el ministerio de Moisés y Elías repitiéndose en el tiempo final.

Y vean ustedes, Moisés fue el que conoció el Nombre de Dios, a él le fue revelado; y le puso por nombre a su ayudante, le puso por nombre Josué, que significa:

Salvador; porque era el que tenía que llevar al pueblo al otro lado del Jordán, llevarlos a la tierra prometida. O

(6)

sea, recibió un cambio de nombre Josué, o sea, recibió el nombre Josué, que significa: Salvador.

Y Cristo al vencer y subir al Cielo, dice la Escritura que tiene un Nombre nuevo. Por eso dice: “Y mi nombre nuevo.” Ese es el Nombre Nuevo con el cual Él viene en Apocalipsis, capítulo 19, con los muertos en Cristo que resucitarán; y vendrá con ese Ejército poderoso celestial, y la victoria será de Cristo.

Ahora, hay algo aquí muy importante que quiero leerles, para que así todos los que están interesados en conocer sobre este tema, puedan saber un poco más sobre este tema.

Dice el reverendo William Branham que cuando Cristo venció y subió al Cielo, y se sentó en el Trono de Dios, recibió un Nombre nuevo; y él dice que tiene que haber algo que haga… que producirá el cambio. Y dice que viene cabalgando. “Tiene que haber algo para que haga cambiar esta Iglesia, ustedes saben eso. ¡Tiene que haber algo!” [Libro de “Los Sellos”, página 131]

Y lo que es… Vamos a ver lo que dice que es. “Los Sellos,” página 104 a la 105 dice (104 al final):

“[37]. Al final de la Edad Pentecostal, según la Palabra de Dios, y que Dios me ayude en esta noche para mostrárselos, debemos recibir un mensajero que tomará todas las cosas que ellos dejaron sin terminar y revelará todo el secreto de Dios para aparejar la Novia para el Rapto. Luego vienen siete truenos misteriosos que ni están escritos. Correcto. Y yo creo que por medio de los Siete Truenos será revelado en los últimos días lo que se necesita para aparejar la Novia para tener la fe de rapto;

porque con lo que tenemos ahora no podríamos subir. Hay algo que tiene que venir para aparejarnos, porque como

Cuando se habla de Hijo del Hombre se está hablando de la manifestación de Dios en un profeta, porque siempre Hijo del Hombre es un profeta; por eso el título de Hijo del Hombre Jesús siempre lo usaba como profeta.

Y aquí en la página 165, párrafo 1471, dice:

1471 - “Ese no fue Elías, eso fue el Espíritu de Dios sobre Elías; Elías fue solo un hombre. Ahora, hemos tenido los Elías, y los abrigos de Elías, y mantos de los Elías, y todo lo de los Elías. Pero el Elías de este día es el Señor Jesucristo. Él ha de venir según San Lucas 17:30.

Dice que el Hijo del Hombre ha de revelarse entre Su gente. No un hombre, ¡Dios! Pero vendrá en un profeta. Y Él nunca tuvo dos profetas mayores en el mundo al mismo tiempo.”

Y ahora vean cómo señala que la manifestación del Hijo del Hombre, la Venida del Hijo del Hombre será en un profeta.

Y en la página 164, párrafo 1465, dice:

1465 - “El Hijo del Hombre será revelado en un cuerpo de carne; ustedes gente, la Iglesia, exactamente como fue antes de los días de Sodoma, un grupo llamado fuera, que estaban creyendo en la promesa de Dios.”

Este misterio del Hijo del Hombre y Su Venida, vean qué sencillo es: Es la manifestación de Dios, de Cristo, del Espíritu Santo, manifestado en el Día Postrero conforme a Su Palabra.

Página 256, dice, de “Los Sellos”:

“121. Pero cuando nuestro Señor aparezca sobre la Tierra, Él vendrá sobre un caballo blanco como la nieve, y será completamente Emmanuel —la Palabra de Dios encarnada en un hombre. Esa es la gran diferencia entre los dos.”

(7)

Dr. William Soto Santiago 14

de la tarde ¿van para dónde? ¡En el Oeste! Ellos tuvieron su día y lo rechazaron, pero la Luz de la tarde se levantará en el Oeste.”

¿Y cuál es el oeste del planeta Tierra? El continente americano.

“...pero la Luz de la tarde se levantará en el Oeste. ¿Para qué? Para brillar sobre la Palabra. ¿Qué? Para madurar la fruta, para traer hacia adelante el Árbol Novia con las mismas señales, maravillas y frutos que ellos tenían en el principio.”

Eso es lo que está prometido, y por consiguiente eso es lo que va Dios a llevar a cabo en este tiempo final.

Y en la página 22 y 23, párrafo 183, dice:

183 - “El hijo del hombre está ahora siendo revelado desde el Cielo. ¿Vendrá después de un tiempo, hermano Branham? Es ahora. Y yo deseo no hacer esto tan personal en esta reunión, espero que su espíritu dentro de usted que es dado por Dios, pueda leer lo que estoy hablando.

El Hijo del Hombre ya ha venido de Su gloria y se ha revelando a Sí mismo por unos cuantos años pasados, a Su Iglesia en Su misericordia; enseñándoles Su gran presencia, haciendo las mismas cosas que Él hizo cuando Él estuvo aquí en la Tierra, revelándose a Sí mismo como Él lo hizo a Abraham antes de la destrucción. Él ha venido ahora en misericordia revelándose a Sí mismo a la Iglesia; se han reído y lo han escarnecido. La siguiente vez que Él se revele a Sí mismo, será en el juicio al mundo y a las naciones que se olvidaron de Dios y pecaron su manera de gracia... Su Día de Gracia, más bien.”

O sea, que dice que habrá dos manifestaciones del Hijo del Hombre. Ya una se cumplió en el reverendo William Branham.

Columnaenel Templode dios... 7 estamos ahora apenas podemos tener suficiente fe para la Sanidad Divina. Tenemos que tener suficiente fe para ser transformados en un momento y ser sacados de esta Tierra. Y veremos más adelante (Dios mediante), dónde está esto escrito.”

Así que los Truenos, que es la Voz de Dios, la Voz de Cristo en Apocalipsis 10, descendiendo como el León de la tribu de Judá, clamando como cuando un león ruge y siete truenos emitiendo sus voces, es lo que nos dará la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero. Eso será Cristo hablando como León en medio de Su Iglesia, como Rey.

Por lo tanto, se necesita Apocalipsis, capítulo 10, el Ángel Fuerte que desciende del Cielo, para recibir la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero. Página 128, dice… por el centro de la página dice:

“121. Ahora, los Siete Truenos de Apocalipsis permitirán que Él muestre a la Novia cómo prepararse para obtener esa gran fe de traslación.”

Vean, todo está girando alrededor de los Siete Truenos, que es la Voz de Cristo hablando en medio de Su Iglesia en el tiempo final.

Y en la página 57 nos dice, del libro de “Los Sellos”

(de la mitad en adelante), dice:

“Y vi otro ángel fuerte descender del cielo, cercado de una nube, y el arco celeste sobre su cabeza…’

17. Ahora, si usted se fija bien, notará que esta persona es Cristo, porque aun en el Antiguo Testamento Él fue llamado el Ángel del Pacto; y Él ahora viene directamente a los judíos porque la Iglesia ha llegado a su fin. Bien, ahora continuando:

(8)

‘...y su rostro era como el sol, y sus pies como columnas de fuego.’

18. ¿Recuerdan el Ángel de Apocalipsis capítulo 1?

Este es el mismo. Un ángel es un mensajero, y él es un mensajero a Israel. ¿Ve usted? La Iglesia está a punto de ser raptada, Él viene por Su Iglesia. Ahora fíjese bien:

‘Y tenía en su mano un librito abierto...’

19. Ahora, acá estaba cerrado y sellado, pero ahora está abierto. Ya ha sido abierto desde que fue sellado.”

Ahora vean, el Ángel del Pacto, que es Cristo, en el cual está el Nombre de Dios, el cual libertó al pueblo hebreo usando al profeta Moisés; ahora encontramos que se hizo carne y fue llamado Jesús, el nombre de Redención, el nombre humano de Dios para salvación, redención. Y ahora en el tiempo final regresa con el Librito abierto en Su mano, el Título de Propiedad, para reclamar todo lo que Él ha redimido con Su Sangre preciosa. Y viene con un nombre que nadie conoce, un nombre nuevo, que en aquel tiempo de Juan el apóstol no era conocido, un nombre que la humanidad y el mundo religioso no conoce.

Es el Nombre de Dios. Es el Nombre de la ciudad de nuestro Dios. Es el Nombre nuevo del Señor Jesucristo para la Obra de Reclamo, para la Obra de León de la tribu de Judá. Es el Nombre para reinar.

Por lo tanto, ese Nombre estará escrito en el Vencedor, dice: “Escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.”

O sea que va a tener el Nombre de Dios, de la ciudad de Dios y Nombre Nuevo del Señor Jesucristo; y será hecho columna en el Templo de Dios (que es la Iglesia, el Templo de Dios), ahí estará como columna. Y eso corresponde al

tribulación.

En la gran tribulación será el juicio para las naciones, y por consiguiente Él nos llevará de esta Tierra a la Cena de las Bodas del Cordero, en donde Su Iglesia será investida con Cristo para gobernar sobre la Tierra en el Reino Milenial.

“COLUMNA EN EL TEMPLO DE DIOS, DONDE ES ESCRITO EL NOMBRE DE DIOS...”

Y no es una columna de piedra o de concreto, sino que será una columna humana. Y el nombre: el Nombre de Dios, el Nombre de la ciudad de Dios y el Nombre Nuevo del Señor Jesucristo. Son bendiciones que hay para este tiempo final, paralelas a la Primera Venida de Cristo;

y por consiguiente, tenemos que estar atentos, porque la promesa es que el Hijo del Hombre vendrá. Y cuando se habla de Hijo del Hombre, ya ustedes saben que es una manifestación de Dios en medio de Su pueblo.

“Y será como el relámpago que sale del Oriente (la tierra del Medio Oriente, Israel) y se muestra (¿dónde?) en el Occidente.” La Primera Venida de Cristo, la Primera Venida del Hijo del Hombre, fue en Israel, en el Oriente; y la Segunda Venida de Cristo será en medio de Su Iglesia, en el Occidente. La Luz resplandeció en la Primera Venida de Cristo allá en el Este, y resplandecerá la Segunda Venida de Cristo en el Occidente.

Página 69, párrafo 593, dice:

“Vendrá una Luz, se levantará...”

Recuerden que Cristo dijo: “Yo soy la Luz del mundo, el que me sigue no andará en tinieblas, mas tendrá la luz de la vida.” [San Juan 8:12]

“¿Dónde vendrá? ¿Allá en Jerusalén? No señor. Las luces de la tarde no se levantarán en Jerusalén. Las luces

(9)

Dr. William Soto Santiago 12

que irse; y de seguro sabía hasta el año.

“Y siendo de cincuenta y cuatro años, no me moriré viejo hasta que Él esté aquí; o solo que sea disparado, asesinado o alguna otra cosa, de algún modo muerto, pero no por la edad avanzada hasta que Él venga. Tal vez yo no lo haré pero este Mensaje introducirá a Jesucristo al mundo, así como Juan el Bautista fue enviado como precursor a la Primera Venida, así este Mensaje será precursor de la Segunda Venida. Y Juan dijo: ‘He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo,’ así es que será paralelo en todo y yo sé que será.”

Y si será paralelo, entonces tiene que venir a una edad paralela a la Edad de Piedra Angular de la Primera Venida de Cristo. Y tiene que venir Cristo con un Nombre nuevo, nombre de Reclamo, así como vino en Su Primera Venida en la Edad de Piedra Angular allá, con el nombre de Redención para salvación.

Ahora miren, el párrafo 1050 nos habla de la Piedra no cortada del monte, que es la Segunda Venida de Cristo. Lo cual pueden leer más adelante en otra ocasión.

Ahí está un misterio muy grande, porque la Venida del Señor es a Su Iglesia, y los judíos la van a ver, y dirán:

“Este es el que nosotros estamos esperando.” Porque Él es el Ángel del Pacto, el mensajero a Israel, pero viene a Su pueblo del Nuevo Pacto, que es Su Iglesia; y de ahí luego pasará al pueblo hebreo, para completar los tres años y medio que le faltan de Pacto al pueblo hebreo.

Por lo tanto, tenemos que estar vigilando con nuestras lámparas encendidas, porque el tiempo se está acabando y pronto tendremos que irnos de aquí de la Tierra. ¡Y con gusto que lo haremos! Porque aquí las cosas no van a estar muy buenas, las cosas no se van a poner buenas en la gran

Columnaenel Templode dios... 9 tiempo final, la Edad de Piedra Angular; porque si tiene un Nombre nuevo... Con el que vino dos mil años atrás, fue en la Edad de Piedra Angular; y para venir con un Nombre nuevo tiene que venir en Edad de Piedra Angular de la nueva dispensación: la Dispensación de la Gracia.

Así como vino en la Dispensación de la Ley, para final de la Dispensación de la Ley, vino con el Nombre de Dios de y para Redención. Por eso Cristo decía: “Yo he venido en nombre de mi Padre.” Y el Vencedor para el tiempo final vendrá en el nombre del Señor Jesucristo. Cristo escribirá sobre él, el Nombre de Dios, el Nombre de la ciudad de nuestro Dios y Su Nombre Nuevo.

Así como en las columnas que levantó el rey Salomón, en el templo allá que construyó, colocó el nombre de Boaz en una columna (en la de la izquierda), y en la de la derecha el nombre Jaquín. Y en el Monte de la Transfiguración aparecen a cada lado de Jesús: Moisés y Elías, los ministerios correspondientes al tiempo final.

Y ahora, en la Visión de la Carpa que él tuvo - tuvo el reverendo William Branham, o sueño, dice [“Citas”, página 40, párrafo 321]:

“¿Tú recuerdas ese nombre que buscabas esa vez que soñaste de ello?’ Y yo dije: ‘Sí’. Él dijo: ‘Yo te encontraré allí esta vez y no será un espectáculo público.”

El nombre que él buscaba cuando tuvo el sueño o Visión de la Gran Carpa Catedral.

Y cuando estemos en el cumplimiento de la Gran Carpa Catedral, allí también va a estar ese nombre.

Y eso será la Tercera Etapa, en la cual Dios se manifestará en toda Su plenitud; y nos dará la fe para ser transformados y raptados.

Los Truenos contienen el misterio de la Segunda

(10)

Venida de Cristo; los Truenos, la Voz de Cristo hablando en medio de Su Iglesia, en la Edad de Piedra Angular, nos dará la revelación de la Segunda Venida de Cristo, y así nos dará la fe para ser transformados y llevados con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero. Y ahí conoceremos las columnas - la Columna donde Dios escribirá Su Nombre, el Nombre de la ciudad de nuestro Dios y el Nombre Nuevo del Señor Jesucristo. Tan sencillo como eso.

Por lo tanto, esperamos que pronto se cumpla la Visión de la Carpa, y que veamos lo que vio el reverendo William Branham en la Visión de la Carpa.

¿Cómo comenzará todo? No sabemos. No sabemos que - si será al principio, a mediados o al final que Él nos dará ciertas revelaciones que nos transformarán.

Pero recuerden que todo girará alrededor de la Segunda Venida de Cristo, viniendo el Ángel Fuerte a Su Iglesia, y clamando, hablando como cuando ruge un león; y eso cumplirá Primera de Tesalonicenses, capítulo 4, versos 12 en adelante; y Primera de Corintios, capítulo 15, versos 49 al 58; y Filipenses, capítulo 3, verso 20 al 21.

¿Vieron qué sencillo es todo? Corre paralelo a la Primera Venida de Cristo.

¿Quién dice que es paralelo? Vamos a ver quién lo dice.

Página 119 del libro de “Citas,” párrafo 1057 y 1058:

1057 - “Nosotros sabemos dónde está. Así que la Tercera Etapa está aquí. Es tan sagrado que no debo hablar mucho de ello. Como Él me dijo en el principio, Él me dijo: ‘De esto no hables nada.’ ¿Ustedes recuerdan años atrás?... Ella habla por sí misma. Pero traté de explicar los otros e hice un error en mi opinión. (Yo no digo que el Señor me dijo esto). Esto será́ lo que empezará la fe para el rapto para irse. Yo tendré que quedarme callado

por un tiempecito. Ahora recuerden (y tú que estás oyendo esta cinta): Tú vas a ver un cambio en mi ministerio luego. Decayendo... no levantándose, decayendo... Ya estamos en la edad y no puede ir más allá. Tenemos que esperarnos aquí un minuto hasta que esto acontezca acá para alcanzarlo (…) y entonces viene el tiempo, y la presión está en un lugar donde tú estás oprimido.

Entonces mira (lo que estoy preparando para decirte en estos momentos)... Mire la Tercera Etapa entonces. Será absoluta y totalmente para los perdidos, pero será para la Iglesia y la Novia...”

O sea que cubrirá al mundo, cubrirá a las vírgenes insensatas y cubrirá a la Iglesia-Novia también.

El párrafo 1058, dice:

1058 - “Tal vez sea que estoy construyendo una plataforma para que alguien más suba en ella...”

Juan preparó - Juan el Bautista preparó la plataforma para el que vendría después de él: para la Venida del Señor; preparó la plataforma como precursor de la Primera Venida de Cristo. Y el reverendo William Branham es el precursor de la Segunda Venida de Cristo, que prepara la plataforma para la Segunda Venida de Cristo. Dice:

1058 - “Tal vez sea que estoy construyendo una plataforma para que alguien más suba en ella…”

Tiene que subir a esa plataforma que él preparó, tiene que subir a todo eso que él habló que ha sido prometido, tiene que hacer realidad el cumplimiento de lo que ha sido prometido.

“...tal vez yo sea llevado antes de este tiempo…”

Él lo sabía también, que iba a irse. En el mensaje

“Sobre las alas de una blanca paloma” dice: “Ahora que tengo que irme, Tú me sanas.” O sea que él sabía que tenía

Figure

Updating...

References