Sant Joan: Tradición y catarsis

13  Download (0)

Full text

(1)

SANT JOAN: TRADICIÓN y CATARSIS

JAUMEMARCARÓ PONS

Pretenderseroriginalenla descrip- cióny análisisde las fiestas popula- res,en general,y de las de Menorca en particular,parece una vanailu- sión.Es difícilsustraerseala sensa- ciónde que todo lo que pueda ser considerado importante ya está dicho. Tenemos textos que descri- ben los rituales, que analiza n los símbolos,que explicanelorigen y la historiade las fiestasmásimportan- tes. En todos ellos suelen incluirse observacionessobreel carácter tra- dicionaly,alavez,dinámicodelas celebraciones popularesy sobre el hecho de que las fiestas reflejan de modo privilegiado la«mentalidad" y el carácter delos pueblos.

Cuando sehabla delafiestasde Menorca,todo el mundo piensa en las fiestas de caballos y en especial en la fiestade Sant Joan,enCiuta- della, yparece demasiado fácilcaer en eltópicode su originalidad,en la presencia dejinetes y caballoscomo expresión anacrónica, pero fasci- nante,de unasociedadya obsoleta que ha conseguido legaruncomple- jo ritual festivo al siglo XXI. Pero, como es obvio,en Menorcaelciclo festivo tradicional no se limita a la fiestasmayores,quese celebran en los meses veraniegos,sino que la fiestas tradicionales presentan una distribución y estructurasimilaralde toda el área mediterránea detradi- ción católica,dondeelaño seorga- nizaen un esquema cultural común, en el cuallas celebracionesde Navi- dad y Pascua representanlos refe- rentes fundamentales. Por ello,al describir lasfiestasdeuna comuni- dad, tendemos a pensar más en aquellas celebraciones que mues- tran caracte rísticas propias y dife-

renciales,aunque,como veremos, en muchos aspectos lo «diferente"

es más superficialdelo queparece.

Dentrodelciclo festivomenorquín, con características propias, pode- mos distinguirdos tiposdecelebra- ciones:las que podríamosllamarde conmemo ració n históri co- cívica y las fiest as que sue le n llamar se

«fiestas mayores" de cada pueblo.

En ambos casos hay siemprealgu- nareferenciareligiosa,ya quesuori- gen suele situarse en un contexto histórico, sea medieval o de época moderna,en elcuallo cívicoyloreli- gioso difícilmente podían desvincu- larse. En la conmemoraciones«cívi- cas" , sobre todo las tradicionales, con frecuencia loreligiosoremite a algunahistoria legendariaen la que aparecela milagrosainfluenciadela Virgeno de algúnsanto,que devie- ne de este modo patrono local.Más recientemente, tales celebraciones han tenidounaevoluciónclaramen- telaica. Enlas celebracionesdel tipo

«fiesta mayor",en cambio, elcom- ponentereligioso sevincula alatitu- laridadhistórica delaparroquia,de alguna ermita de devoción popular o, excepcionalmente,a algún otro factorhistóricoqueha puestola fies- ta bajo la advocación de un santo específico.En la páginas siguientes, vamos aintentar resumir las fiestas de Sant Joan que se celebran en Ciutadella,siguiendo estos dos ejes, dejandodelado,como hemos dicho, la descripciónde otras fiestas comu- nes con la trad ic ión cult ural del entorno,aunque tengan en nuestra isla algunas características propias, comolaNavidad,los carnavales,las prácticascuaresmalesolascostum- bres relacionadas con la Pascua.

Desde el punto de vistadeunantro- pólogo, tales diferencias tienen un gran interés,sobre todocuando se pueden establecer comparaciones, que muestrenlaimportancia de las similitudes y diferencias con otras trad icio nes. Pero tal des crip ción comparativa desbordalapretensión deeste texto.

SANT JOAN:TRADICiÓN y CATARSIS

Silafiesta de SanAntoniose funda- menta en lahistoria político-cultural, la fiestade San Juan,enCiutadella deMenorca,reposa sobre materia- les de historia social. Pero,como sucede en muchos otros casos, el lugar que ocupa en el ciclo festivo anual le otorga,además, valores Las fiestas de San Juan', que se celebra el 23 y 24 dejunio,con un prólogo especial el domingo anterior aestas fechas,como veremos,ocu- pa el lugarde las arcaicascelebra- cionesdel solsticio de verano,en las quesecelebrabael triunfodel sol y de la luz -son los días de mayor duración dela luz diurna-,con ritua- les diversos , en los cuales parece que dominaban las referenciasa la fertilidad y a la productividad de la Madre Tierra. Por los menos en las áreas mediterráneas el solsticio de veranosiempre ha sidoconsiderado uno de los momentos clavedel ciclo anual , porque correspond e al momento de la abundancia,cuando

3 Utilizamosel pluralporque esta es lafor- ma que utilizan losnatu ralesde Ciutade lla para referirsea su fiesta: «sesfestes de sanl Joan-,

(2)

NARRIA

Visita ala exposic ióndeles..earotes»que serán rotas durante los ejerciciosecuestres en el pla de Sant Joan,el día de Sant Joan porla tarde .Las caro tasse exponen en la mansióndel«Caixer senyor»que con este motivo se abre al público

se recogen las mieses y losfrutos de la tierra.En Menorca,como entodo elámbitocultural mediterráneo,las creencias populares tradicionales atribuyen a la noche de San Juan propiedades mágicas especiales, como la que se refiere a ciertasplan- tas o semillas, por ejemplo las de helecho, cuyo efecto curativo sólo es efectivo si son recogidas en la noche de la vigilia de San Juan."

Pero ese poso arcaico,cargado de simbolismo mágico, sólo late de modoinconsciente enla actual fies- ta menorquinade San Joan y,quizá, asoma ocasionalmente en algún

2 Enlos textos clás icos del folklore de Menorcase citanalgunas prácticastípicasde este momento.AsíAndreu FerrerGinard,en su Recull de Folklore,de 1912,apartado

«Etholoqia», cita comolosjóvenes salenpor lamañana de San Juanpara ver bailarel sol y desarrollan sortilegios diversos para conocer a su futura pareja.

símbolo concreto del ritual festivo. La estructura actual de la fiesta es producto dela sedimentación histó- rica específicamentelocal.

En la actualidad,hay un claro con- sensoentre los historiadoreslocales sobreel hechodequehay que situar el probable inicio delasfiestas en la celebraciónunaromería anualdesde la ciudad hasta una ermita,dedicada aSan Juan Bautista,existenteextra- muros,a unos 5 kms de Ciutadella.La existencia de esta ermita está ya documentada a principios del siglo XIV,porlo que es probablequela tra- dición de la romería se iniciara a lo lar- go de este siglo.En la vigilia de la fies- tadelsanto,los miembros de la Obre- ríade San Juan,es decir los encarga- dos de su mantenimiento,recorrerían laciudad para pedir donativos y para invitar a los ciudadanos a participar en la celebración religiosa en honor

del Santo. Deestatradiciónprimitiva deriva un aspectointeresante: enla fiesta actuallosjinetesque participan en la cabalgata son llamados,desde siempre, «ceixers», liter alm ente

«cajeros»,aplicando a todoslosjine- tesladenominación queensentido estrictosólocorrespondealos miem- bros de la «Junte de Ceixe rs»,es decir,losresponsablesdela «caixa»

(dela «caja»),losencargadosde la conservación delos recursosparael mantenimientode la ermita.Laperdu- ración deltérmino,cuyo significado originario incluso ignoran muchas personas de la misma Ciutadell a, refuerza elcarácter medievaldelori- gen. En la Juntamedieval, su presi- dente se denomin aba clavario (en catalán -cteven»),por ser el deposita- rio dela«clau»,(la llave).El clavario era siempre miembro del estamento caballerescoo superior de losciuda-

68

c:::==--=----;;----==:-;;;;=- _

(3)

La multitud esperando frente a la casa del ..Caixer senyor»la llegada del «fa- blo~er» qu~,una vez obtenido~Ipermiso del mismo con un caramillo interpre- tara los pnmeros sones (ceel pnmer toe del flabiol»)que señalan el inicio de la fiesta

danos. Papel,o rol,que enla estruc- tura actual corresponde al llamado Caixer Senyor,que ha de pertenecer a una de las familias nobles quetoda- vía existen en Ciutadellade Menorca y que preside las fiestasy la Junta de Caixers. Ésta,compuesta por seis miembros,que luego describiremos, es designadapara ejercersu función para un período de dos años.Según los protocolos actuales,su designa- ción se hace el 9 de julio,en elmarco de la celebración cívico-institucional que conmemora el aniversario de la destrucción de Ciutadella por los tur- cos,en 1558,conocido como«s'any de sa desgracia»(<<elaño deldesas- tre»), en la que fueron llevadas cauti- vas a Constantinoplaunas 4000 per- sonas,casi la mitadde la población de la ciudad,la inmensa mayoríade los cuales no volvieron nunca a su patria.Hay una significativa conexión entre esta celebración cívico-patrioti- ca y la construcción del substrato ide- ológico-identitario local, del cual la fiesta de San Juan es un componente importante.

El sigloXVII es un siglo clave en la configuración de la ciudad. Es un siglo de recuperación y reconstruc- ción. La políticade concentración del poder económico y políticopor parte de un número reducido de familias, que con el tiempo conseguiríanreco- nocimientosde nobleza,basandosu poder en la propiedad rural. Creo que la ciudad actual, especialmente su casco antiguo,por el que discurre la cabalgata,es una herencia clarade este período, del que destacan, sobre todo,el notable conjunto de casas señoriales que otorgan un marco especial al desarrollo de la fiesta. Probablemente pertenece a este período de reordenación econó- mica y social la incorporación a las fiestas delosjuegos de tipocaballe- resco que se desarrollan el día de San Juan por la tarde.Aunque con frecuencia se citan estos juegos comola mejorexpresión de la tradi- ción medieval, de hecho sabemos que, la mayoría de la veces,tales constructos lúdi cos son invención posteriorpara producir unefecto de antigüedad ytradición.

Algo parecidosucede conla estruc- tura actual de las fiestas . Hacia la mitaddel siglo XIX,un conjuntode cir- cunstancias deíndole política,enlas que no es secundaria la pérdida de poder dela noblezalocal, a favordela emergente burguesía comercial de Mahón,provocan unaregulación más estrictadelas fiestas,alserviciode un resurgimientodelas mismas,estable- ciendo normas sobre protocolo,ves- tuarioy demás aspectos de la cele- bración.En la reafirmaciónregulado- ra es probableque influyerala volun- tad de construir, de modo efectivo,

unaimagen tradicionalistade Ciuta- della y fundamento del sentimiento patriótico localista. Pero el conjunto defactores políticoseideológicos que pudieron inspirarla elaboracióndelos protocolos de las fiestasdesbordael marco de esta exposición. Encual- quiercaso es notableelhecho dela conservación,bastante rigurosa en líneas generales,de aquellos proto- colos,que no hansido puestos por escritoy publicadoshasta 1977.3

3 Jos ep Pons L1uch,protocols de les fes- tesde santjosn de ciutadella,ciutadella1977

========= = = = = ==-.:========-=-========== :.== =-=- =-=

69

(4)

Entusiasmo de la multitud en el momento que el ..Caixer senyo r.. autori za el inicio delasfiesta s

A. Estructura de la fiesta deSantJoan

Las fiestas están presididasy dirigi- das por una Junta de Caixers,que repr oduc e la antig ua Junta de la Obreríade SanJuan Bautistay que, por tanto, se organiza siguiendo la estructura delos antiguosestamen- tosmedievales. Estácompuestapor seis personas:

1. CaixerSenyor.Es elque presi- de la fiesta.Espropuestoporla Junta

[sic].La ediciónes delpropio autor,archivero e historiadorlocal.En el prólogo dice:«En lo que se refierea la meticulosidad con que se han conservado los protocolos de los actos que se celebran en la festividad del Santo Precursor, consideramosque se han podido mantener cuidadosamentepor tradición,y así,de padresahijos,han permanecidovivos enelespíritu de todo buensentjosner»,Este último término es la expresiónde laidentidad local,basada en la vivencia sentida de las fiestascomo signo de patriotismo.

70

de Noblesy debe pertenecer a una delas familiasde tradiciónnobiliaria o caballeresca de la ciudad. El dere- cho a ocupar tal cargo,o distinción, pasa de padres a hijos ,en la línea de progenitura,aunque los hijossegun- dos pueden representar al heredero en algunosactos de la fiesta.

2. CaixerCepelte.Es un cura,pro- puesto por la autoridad eclesiástica, que debe ser naturalde Ciutadellao, comomínimo,tener suresidencia en ella.Le correspondela parte religiosa de la fiesta, aunque participa en la cabalgataa todos los efectos.Enel lenguaje popularsele denomina «sa cepeñens»,enuna curiosa feminiza- ción del nombre (vcapetlá..=cura), que,por lo menos en la actualidad, notienenninguna connotación iróni- ca o peyorativa.

3. i 4. Caixers pagesos. Los miembrospayeses de la Juntason dos y debenser hijos (¡legítimos!,

dicen los protocolos) de payeses,

«amos" ,esdeciraparceros conduc- tores del predioy no jornaleros,que vivanen fincasdeltérmino de Ciuta- delta,a ser posibledepropiedad del Caixer Senyor,unodelazona norte (tramuntana)yel otro delazonasur (migjorn),del término.

5. Caixer Casat. Represent a al estamento menestr al. Debe estar casado,como su denominaciónindi- ca,y practicarun oficio manualtradi- cional, como herrero, carpintero , zapatero,etc.

6. CaixerFadrí.Deber estar solte- ro (fadrí = soltero) y cada bien io cambia su procedencia: hijo de menestralade payés. Es el que lle- va la bandera en la cabalgata.

Junto a estos miembrosde la Jun- ta,que actúan durante el bieniopara el que han sidodesignados ,también participaenla comitivade la fiestael Fabioler,que acompañado de un

(5)

El ccfabioler»rodeado por la multitud inicia el caminohacía el«replec», es decirva a buscar alo s dis tintos «caí xer» que par- ticiparan en la «coleada-(cabalgata) para organizar la comitiva

tamb or y un caramillo (flabiol) de caña, de tres agujeros, toca una melodíamuysimple) de aire arcaico.

En la cabalgata, va delant e de la comitiva montado en unasno, al que la gente llama

- sa

somerete» (••Ia burrita »). Su particip ación no tiene loslímitestemporales de los miem- bros de la Junta y sueleejercer su función duranteaños,siendo objeto dehonor el realizarla.

En la cabalgata delosdías23y24 dejunio) además de todos los cita- dos participan muchos otros jinetes.

En los últimos años el número ha osciladoentre 120 y 130 participan- tes.Todosellos tienen que ser paye- ses) o hijos de payeses)y tienen que haberparticipado en las tareas de la siega en aquel año", Su participa-

4 El interés delos payeses por participaren la fiestaes notableyse considera un orgullo

ción depende de la aceptación de su petición por parte del Caixer Senyor.

Y, por supuesto, también partici- pan los caballos. Estos tienen que sersementales)esdecir no castra- dos. En lacabalgatavanadornados de modo peculiar.Los de los jinetes payesessuelen llevar la cola atada con adornos de flores de seda o papel.En la frentellevan adorno en forma de estrella, con un pequeño espejo en el centro. El caballo del Caixer Senyorydel Caixer Capelfil llevan la cola suelta,sin adornos.

Dentro de los aspectos materiales, conviene destacar en primer lugar la bandera. Esta es roja,con una cruz

poder hacerlo.El abanico de edad de losjine- tes,en los últimos años,oscila entre los 8 años(!!), los másjóvenes,ylos que rondan los 80.entrelos más veteranos,algunos de los cuales han participadoenla fiestamás de SO años.

blanca de ocho puntas,en el centro.

Algunos atribuyen su origen a la influencia de la Orden de los Caba- lleros de Malta, pero es difícil demostrar tal conexión.

La vestimenta de los jinetes que participan en la cabalgata es panta- lón negro, botas de montar, con espuelas,chaqueta negra tipo fracy sombrero de dos picos (bicornio), llamado guindola. El Caixer Senyor y los menestrales llevan el pantalón de color blanco. El cura lleva una pequeña capa de tipoclerical,reco- gida en la cintura.

B. Eldesarro llo ritual dela fiesta

Las fiestas se desarrollan los días 23 y 24 de junio, como hemos dicho ,festividad de San Juan Bau- tista. Pero hay un prólogoimportan- 71

(6)

Detalle de los adornos con que se engalanan los caballos

Describircon detalle todoel proceso ritual sería demasiadoprolijo, pero vamos a intentar describir los ele- mentos másimportantes.

El día23,conocidocomo«disssb- te de Sant Joen»

t-s é oedo

de san Juan" j5.la fiestada comienzo conel primer toe def1abiol,es decir,conel primer toque de tambor y caramillo que ejecuta el fabioler,después de pedirpermisoalCaixer Senyor.Este es un momento especial,como suce- de en aquellos rituales queinauguran un proceso y queson objeto deinten- sa expectativapor parte de todo el pueblo". En medio de un silencio expectante de la multitud que se

5 EnMenorcaseusa,demodo genérico,el términodissabte (sábado) paradesignarla vigiliade cualquierdíafestivo.

6 Unejemploparecido podríael «chupi- nazo»en lafiestas de SanFermín,enPam- plona.

des Beel foco principalde atracción.

-El cordero merece hoy una men- ción especial. Es un regalo de uno delos payesesmiembros de la Jun- ta al hombre que debe llevarlo el domingocorrespondiente.La noche del sábado anterior era tradicional quela familiades'Homodes Be,se dedicara a lavarlo y adornarlo cuida- dosamente,por lo que solíanpasar buena parte de la noche en tales menesteres. Desde hace unosaños, tal actividadseha convertidoen un espectáculo más,de modo que el cordero,recién lavado,es expuesto al público, que va a verlo, hasta la madrugada,convirtiendo la noche delsábadoen elverdadero comien- zo populardelafiesta. Es unomás delos aspectosdela evolucióndela fiesta enlalínea de acentuar losfac- tores espectaculares.-

Elnúcleo centraldel ritual festivo se desarrolla en los días 23 y 24.

te. El domingo anterior, llamado

«Die des Be" (<<Díadel Cordero»),la Junta de Caixers, a pie, recorre la ciudad,visitando autoridades, per- sonas distinguidas o casa urbanas de payeses,para invitarlos a partici- par en las fiestas.La comitivaestá compuesta por los miembros de la Junta,precedidos del Fabiolery de

«s'Homo des Be" . Este es el ele- mentomás característicodeldíay el que le da nombre. Se trata de un hombrevestido con una pielde cor- dero, descalzo, pintado con cruces rojasenlafrente,lospiesy los bra- zos,que lleva alcuello un cordero vivo,adornado conlazos de colores.

Este personajereproduce la clásica

iconografía de SasnJuan Bautista,

tal como es represent ado en las estampas populares.Ensu recorri- do por las calles,eshabitualla pre- sencia de mucha gente,que acom- paña a la comitiva,siendo s'Homo

72 - - - -

(7)

Caracoleode un caballoent re la mult itud

agolpaen lacalle,a las 14 horas,en la casa señorial del Caixer Senyor suenael primertoque,que provoca elestallido general.A partirde este momento se va a desarrollar todo un ceremonialpreciso,con detallesen muchos casos poco perceptibles para un espectador externo . Des- puésdelprimer toque de tambor,el Fabioler, montado en su asno, inicia larecogidade los jinetes que partici- pan en la cabalgata, en un orden preciso,primero el CaixerFadrí, lue- go el Caix er Casat, los Caixe rs Pagesos miembrosdelaJuntay a

continuación todos los demás jine- tes por orden de edad,de menor a mayor.Al finalva elCaixerSenyory cierra la cabalgata el CaixerCapel/iJ.

La rec ogi d a suele dura r.vari as horas,en las que losjinetes sevan sumando a la comitiva, a medida que estapasa cerca de sus casas de la ciudad.Cuando ya sehan incor- porado todos los miembros,se diri- gen al Borne,la gran plaza que ocu- pa el lugar de la antigua plaza de armas , en la que está el Ayunta- miento,yla cabalgata da tresvuel- tas alamisma. Estehecho se cono-

ce como «cereqol»(<<caracol») y se va a repetircon frecuencia a lolargo de los díasde cabalgata? En este caragol desBorn, los caballos dan tres vueltasa la plaza yenla primera y tercera vueltas van acompañados de música,que ejecuta la banda municipal,desde un estrado,lo que contribuye de modo más intenso a la excitacióngeneral,ya quelosjinetes hacenlevantar alos caballossobre sus patastraseras,haciendo demos- traciones de suhabilidad, en medio dela multitud.La músicaque se eje- cuta en este momento es siempre la misma pieza ,que es,junto con el sonidode tambor y caramillo,el ele- mento simbólicosonoro por excelen- cia. de Sant Joan y,por extensión,de todas las fiestasmayores de Menor- ca,en las que participancaballos,en las quese ha convertidoenla pieza musicalemblemática.Se tratadel lla- mado «jaleo», que,en realidad, es un fragmento de una zarzuela, El Postillón de la Rioja,que sirviópara amenizar la fiestaa finalesdel siglo XIX y poco a poco se convirtióen pie- za emblemática y«tradicional»."

A continuación , la cabalgata se dirige a la ermita de Sant Joan de Missa,que,como ya dijimos,está a unos 5 kms.de Ciutadella.Ahíten- drá lugar la celebración del oficio religiosode«completas».A la pues- ta delsol, jinetes y caballosvuelven ala ciudady ala entrada de la mis- ma los jinetes, excepto el Caixer Senyor, reciben una caña verde, que deberán llevarelresto del día, en la mano izquierda. Algunos han queridoveren esta caña un residuo simbólicode los arcaicosritualesde fertilidad, pero,en cualquiercaso,tal simbolismoperteneceríaal «incons-

7 Quizávalgala pena subrayar la similitud del caragol de las fiestasdeSan Joan,con la procesión «deis tres tornbs- y el ritual deis

«trestocs-,descritoen el apartado de la fies- ta de san Antonio.En todos los casos,el sim- bolismo de lotemario es omnipresente.

8 Elpostillón de la Ríojaes una zarzuela de CristóbalOudrid (1825-1877),estrenada con gran éxito en Madrid en 1856.Elfragmento conocidohoy en Menorca como«jaleo..fue incorporadoal repertoriodelaBanda Municipal de Música deCiutadella hacia1881y,según cuentan los historiadores,seinterpretó por pri- mera vez en las fiestasen 1888.

===========-

73

(8)

de ala calle mayor,y posteriormente en el entorno delconvento de Santa Clara, donde la estrechez de las calles hace delpaso de los caballos unacto de especialsimbiosisentre jinetesy espectadores. U-node los aspectos más celebrados, es el hecho que muchos caballos entran los domiciliosparticulares.El clima y ambientede estos caragols noctur- nos es muy difícil de explicar y es quizá unos de los momentos mági- cos de la fiesta.

Eldía culminacon una recepción en la casa del Caixer Senyor,en la que participantodos los jinetes,don- de son invitados a un refrigerio , y también otras personas invitadas, las cuales prolonganla fiesta,hasta avanzada la madrugada,con un bai- le de sociedad.

El día de San Juan, el ritual comienza temprano. A las 7 de la mañana, el Fabioler,después de pedirpermiso,un vez más,iniciade nuevola recogida de la cabalgata,la cual una vez formada, realiza un caragol en Santa Clara, (aunque actualmente,para ganar tiempo,no se realizamás que una vuelta),para dirigirse luego a Es Pla,que es la explanada que prolonga la colárse- ga del puerto,donde se realizapri- mero otro caragol y a continuación se practican,a modo de ensayo,los juegos que van a celebrarsepor la tarde,con la presencia de las autori- dades. Siguen un nuevo caragol de ses Voltes y otro en Santa Clara.

A primerahora de la tarde,habien- do dejado los caballos en sus res- pectivascasas,los miembros-de la cabalgatase dirigena pie,en orde- nada comitiva, acompañados de la Banda Municipal,ala catedral,don- de se tiene lugar la Missa de Cai- xers,que celebrael CaixerCapelJá Finalizada lamisma, el mismo Cai- xer da una recepción en su casa, dondeofrece unsencillorefrigerioa los jinetes,a los demás curas que han asistido a la celebración de la misay alos miembrosdela banda municipal que también han partici- pado en lamisma.

Por latarde,todovuelve ainiciar- se conelya descrito protocolo dela derivac ión de actos tradicionales

menos«agresivos»,consistentes en el regalo ala mujeres,de avellanasy confites,como gesto de galantería.

El desarroll o del ritual posterior, quese despliega hastala madruga- da,esuna seriede caragols,prime- ro en«Sesvottes-",que correspon-

9 Digamosquelo quehoy se conoce como Garagalde ses vottes,enrealidaderaconoci- do antiguamentecomo Górrera saPlar;a,es decir,"correr en la plaza»,lo queindicaque consistíaen un tipo de carrera,másque en el mencionadoy reptido ritual delastresvueltas.

Imagen de un «calxer»delante del obelisco del Born

ciente colectivo" ,yaque enelplano consciente,la posesión de la caña eq uiva le a la invitación para la recepciónque al finaldeldía secele- bra en la casadelCaixerSenyor.

Enelperíodo de tiempoen quela cabalgata está fuerade la ciudad,en la avenida llamada contramurada, porque co rres po nde al antig uo emplaz amiento de la murall a, se desarrolla unaespeciede«guerra»

lúdica de avellanas,en la que la gen- te, especialmente los jóvenes, se tiran unos a otrosavellanas vacías.

Probablemente,esta práctica es una

74 _

(9)

Ermita de Sant Joan deMissa situadafuerade Ciutadellaala cualacuden todoslos«caixer..a caballoparaasis t iralos oficiosrelig iososen honora San Juan

recogida de jinetes por el Fabioler.

Pero, en este caso, la cabalgata, unavezcompleta, se dirige al Ayun- tamiento, donde el Caixer Senyor, desdesu montura,invita a la corpo- ración municipal a los juegos de Es Pla. El alcalde contesta con un dis- curso de aceptación.

Los Juegos de es Pla representan el momento más espectacular, en sentido estricto,de la fiesta. Con el Ayuntamiento en un estrado y la Banda Municipal en otro,una parte del público asiste al espectáculo

desde las terrazas de los huertos que bordean la explanada, a modo de palcos, que se fueron adaptando para el exclusivo uso de asistir a los juegos de es Pla. Pero la mayoría de la gente asiste desde el mismoplano en el que se mueven los caballos.

Después de un primercaragol,en el que vuelve a sonar la música del jaleo,se desarrollan un conjunto los juegos des'ensortilla,ses caro tes ycórre rabra yats.

S'ensortilla consiste en ensartar un aro de metal, colgado de una

cuerda,con una lanza que lleva el jinete lanzado al galope.A los que lo consiguen,se les entrega como pre- mio una caña verde que lleva atada una cucharilla de plata.

Ses carotes es una suerte de pelea al galope,en la que un jinete lleva un escudo de madera y otro jinete ,a su lado,tiene que romper- lo, utilizando una pieza de cerámi- ca,de forma ovoide,que cabe en la mano,conocidacomo I/adriola .Los escudos van pintados con caricatu- ras, normalmente realizadas por artistas locales y se exponen los días anteriores a la fiesta en el ves- tíbulo de la casa señorialdel Caixer Senyor.Los restos del escudo son objeto de dura pelea,por parte de los jóvenes,ya que sus fragmentos son considerados auténticas reli- quias.

Có rre r ebre ce ts es, como su nombre indica,correr dos jinetes al galope,uno al lado del otro,y abra- zarse desde sus respectivos caba- llos,sin perder velocidad.

En cada una de las suertes partici- pan doce jinetes, escogidos por suertes,en series de tres actuacio- nes (una vez más !).

Finalizanlos juegos,ya entrada la noche,con otro earagol.

Elresto es repetición del ritual del día anterior:caragola ses Voltes y caragol de Santa Clara. Después, otra recepción en la casa del Cai- xer Senyory,ya de madrugada, el acto final de las fiestas,que en los últimos años ha ido ganando públi- co,el llamado darrer toe de f1abiol (último toque de caramillo). Los jinetes , al salir de la recepción, acompañan en comitiva, a pie , al Caixer Cepettehasta su casa,don- de este se despide de cada uno de los jinetes,puestos en doble fila. El acto se realiza en un intenso silen- cio del público,mientras va sonan- do repetidamente la sencilla melo- díadel caramillo,acompañada del sonido rítmico del tambor. Al aca- bar la melodía,el caramillo mantie- ne una nota final que se va apagan- do poco a poco...

A más de un mozo se le humede- cen los ojos de emoción.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 75

(10)

El público espera en la ermita de Sant Joan de Missa la llegada de la cabalgata desde Ciutadella

B. El contexto festivo

La descripción,más omenosdeta- lladaquehemosintentado, del ritual de las fiestas no es capaz de dar cuentadelambiente real dela fiesta.

Se ha dichoqueSantJoan es una fiesta TOTAL,porque implica a los quela vivencon plenitud vital yemo- cional,tantolosjinetes,quesonlos protagonistasyque viven conorgu- llolaposibilidad departicipar enella, como la gente delpueblo que,cada uno a su manera, la vive con una intensidad especial.Peroelcarácter totalizador dela fiesta semanifiesta también en que implica al conjunto dela población,incluso a quienesno participan de modo mas directoen los actos másintensos, enmedio de los caballosquesaltan ycaracolean azuzados por la multitud. Son, por eje mp lo, los mayores que, como espectadores,rememoranconnos-

talgia su juventud, o los niños que llevados por sus padres,acarician la frentedelos caballos.Perotambién sonlas personasque en sus casas atiendenainvitados, amigosy cono- cidos. En el ambientefestivo,espe- cialmente en las calles por donde discurre la cabalgata, las casas están abiertas y con la'mesa siem- pre dispuesta,parainvitar a los ami- gos y conocidos,tanto con los pro- ductos típicos locales, (sobrasada, queso, embutidos locales,cocas, etc),como,sobre todo,con elvasito de ginebraconlimonada, que,des- de hace años, se convirtió en la bebida típica dela fiesta.

Este caráctertotalizador de las fiestas de Sant Joan de Ciutadella encuentra su expresiónmás profun- da, aunque, en muchos aspectos, intangible,en el hecho de haberse conve rtido en el funda me nto del sentimiento deidentidad colectivo.Y

este sentimiento,basado originaria- mente en la afirmación de la tradi- cióny delas costumbres locales,en una cierta tendencia al ensimisma- miento,ha conseguido traspasar la barrera del tiempo y los avatares de cambios sociales, políticos e ideoló- gicos. Es este aparente anacronis- mo,entre la reivindicación del pasa- do y la afirmación del presente, lo que desconcierta a muchos visitan- tes,si consiguen ir más allá de la fascinaciónestéticay del climadio- nisiacoque elambienteproduce. La combinaciónde ritualestricto y pau- tado,junto con elambiente de exal- tación colectiva,produce un efecto catárticode gran impacto.

Porque,más allá de rituales,pro- tocolos y simbolismos, la fiesta de Sant Joan es la gente.La gente que participa,la gente que mira, la gente que bebe,la gente que salta,la gen- te queríe,la genteque recuerda yla

76 _

(11)

El«Caixer senyor» del bienio 2005-2006 saludando al Obispo a su llegada a la ermita de Sant Joan de Missa

gente que comienza su experiencia vital,la gente del pueblo y la gente que viene de otros lugares...

Por esto, en definitiva, la fiestade Sant Joan,como, en su contexto , cada una de las que se celebranen los demás pueblos de Menorca a lo largo del verano,es una de aquellas fiestas que se explicamal.Pero no por la cantidad de detalles protoco- larios o de atávicos simbolismos ocultos, sino solamente por aquella característica de las fiestastotalesy auténticas,en las que se constatala distancia profundaque siemprehay entre explicarla vida y vivirla.

LAS FIESTAS DEL CICLO VERANIEGO EN MENORCA

La fiesta de Sant Joan de Ciutadella es la primeradel conjuntode fiestas

que se celebran alo largo delvera- no en la isla de Menorca. Pero no solamente es la primeracronológi- camente,sinotambiénes el mode- lo sobre elcualsehanido constru- yendo a lolargo detiempolas cele- bracionesdelas fiestas mayores de los diversos pueblosdelaisla.Sin embargo,la formaen queen cada pueblo ha desarrollado su propia celebrac ión responde a caracterís- ticasidiosincrásicas del mismopue- blo, que exigirían una descripción más detallada de semejanzas y diferencias,para,así,darcuentade la personalidad específica de cada locali dad. Ejemplo claro de des- arrollo local propio es el caso de Mahón. Hasta la primeramitad del siglo XIX, la fiesta mayorse cele- braba por San Juan y ta mbi é n tenía, y tiene, su propio referente relig ioso: la ermita de Sant Joan deis Vergers,situado en elespacio

extramuros de la zona rural quese prolonga más alládel puerto. Pero la pérdida de participación urbana condujo a su desaparici ón como fiesta mayor y esta fue,literalmen- te, reinve ntada en 1890, bajo la advocacióndelaVirgen de Gracia, titular de otraermita,también extra- muros,de gran devoc ión popular.

Sinembargoeldesarrollodel ritual festivoseido centrando bajolafor- ma dela cabalgata,alestilodela de Ciuta de lla, con la ej ecución del

«jaleo» como mom ent o centra l.

Pero de hecho, en casi todos los pueblos, el núcleo original no era estemomento,enel quelos caba- llos y jinetes irrumpen en la plaza mayor,acompañadosdelamúsica del «jaleo», sino lacelebración de juegosyalguna formade competi- ción y exhibición decarrera,como

«ses corregudes an'escos»,simi- lar al «correr asa playa»,que en 77

(12)

Los«Caixers» entran a la ermita de Sant Joan de Missa a los sones del «fablol»

Ciutadella se ha convertido hoy en una forma de«cereqot».

También son dignasdemencionar las diferencias existent es en los diversos pueblos de la isla en la melodíadel caramillo o el manteni- miento de la tradición de «s'eiqo ros" ,es decir,la prácticaderociar a los participantes en la misa mayor con «agua de rosas».También hay diferenciassignificativasen la orga- nizacióny normas,en general más laxas y abiertasque en Ciutadella,lo que ha permitido, por ejemplo, la participaciónde mujeresenla cabal- gata.El incremento de la conciencia colectivade valorescomo elrespeto al mantenimientode las tradiciones populares,especialmente desde la instauración de la democracia,junto con la importancia que las fiestas mayores han adquiridocomo factor de atracción de público,tanto isleño como externo,han conducido,enlos

últimos años,aestablecer porescri- to regulacionesmásestrictasde las fiestaslocales,con la aprobación de protocolos,porpartede los respecti- vos Ayuntamientos.Estos esfuerzos reguladores,para preservar la pro- piatradición local,no ha evitado el hechodelatendencia alahomoge- neizaciónde las fiestas en su des- . arrollo festivo : cabalgata, «jaleo»

como música de referencia,el gin con limonada como bebida típica, etc. Pero tal homogeneización sociológica , no debería reducir el interés que,desde el punto de vista antropológico,tienen los detalles específicos.

El despliegue de las fiestas mayores locales seha ido concen- trandoa lo largo del verano, como, por otra parte,sucede en muchos otros lugares.En unos casos,por- quecoincide con la celebracióndel santo patrono,casi siempre el titu-

lar de la parroquia, en otros , en cambio, la celebración veraniega sedobla con lacelebración otoña l o invernal. Ello ha conducido aun calendario festivo en Menorca, en elque laadopcióndelafechadela celebración se ha ido situa ndo en unordenqueevitara lacelebración demásdeunafiesta mayor enlas mism a s fechas. En épocas de reducida comunicación interior en la isla, hasta no hace mucho s años,esto no teníaapenasimpor- tancia,pero en la actualidad,evitar el solapamiento se considera fun- damental.

El calendario actual de lasfiestas mayores esel siguiente:

23/ 24 de junio. Sant Joan (San Juan Bautista), enCiutadellade Menorca. Patrono de la ciudad.

San Juan esel titular dela ermita llamada Sant Joan de Missa,a 5 78

C:::===========:::=::::==============i:l:::=~~ __

(13)

kms. de la ciudad. Titular de la parroquia principal (la Catedral):

Santa Maria de la Visitación (la Candelaria). Onomástica religio- sa: 2 de febrero.

2°. sábado/domingo de julio.San Martí (Martín), en Es Mercada!.

Patrono del pueblo y titular de la parroquia: San Martín de Tours.

Celebración religiosa: 11 de noviembre. (En el pueblo distin- guen entre «San Martín de Vera- no» i San Martín de Invierno) 4°. sábado/domingo de julio. sant

Antoni (Antonio), en Fornells.

Patrono y titular de la parroquia:

San Antonio Abad. Celebración invernal: 17 de enero.

24/25 de julio. Sant Jaume (Santia- go Apóstol), en Es Castell.

Patrono y Titular de la parroquia:

Santiago Apóstol. Onomástica religiosa: 25 de julio.

5° sábado/domingo/lunes de julio (o 1°. de agosto).Sant crtstetot (Cristóbal), en Es Migjorn Grarf.

Titular de la parroquia: San Cristo- bal. Onomástica religiosa: 10 de julio. El desplazamiento respecto de la fiesta religiosa,hace que la fiesta popular fuese conocida

como«Sant Cristófol de ses corre- qudes» -San Cristóbal de las carreras-)

1ero dissabte/diumenge d'agost.

Sant Gaieta (Cayetano), en L1uc- massanes.Titular de la parroquia:

Sant Cayetano.Oncmastica reli- giosa:12 de agosto.

Semana del 10 de agosto. San t.torenc (Lorenzo), en Alaior.

Patrono de la ciudad. San Loren- zo es el titular de la ermita de Binixems, exterior a la ciudad. Titular de la parroquia: Santa Eulalia.Onomástica religiosa:12 de febrero (La fiesta con caballos se celebra el fin de semana pos- terior al día 10)

3e r sábado/domingo de agosto.

Sant Climent (Clemente), en Sant Climent. Titular de la parro- quia: Sant Climent. Onomástica religiosa: 23 de noviembre.

23/24/25de agosto. Sant Bartomeu (Bartolomé),a Ferreries. Patroño y titular de la parroquia:San Barto- lomé. (24 de agosto)

Fin de semana más próximo al25 de agosto. Sant L1uís (Luís), a Sant L1uís. Patrono y titular de la parro- quia: San Luís,rey (25 de agosto).

7/8 de setiembre . Verge de Gracia (Virgen de Gracia), en Mahón.

Titular de la parroquia principal:

Santa Maria.La Virgende Gracia es la titular de la ermita que hay ha aliado delactual cementerio muni- cipal. Onomástica religiosa :8 de setiembre.

La simpleenumeraciónde las fies- tas localesmuestra como elverano menorquínes una sucesiónde fies- tas mayores,enlas cualesse repro- duce,casi cada fin de semana, el mismo ritualde las fiestasde caba- llos y jinetes moviéndose en medio de multitudes .Visto desde una pers- pectiva exterior, la omnipresencia del caballo casi parece convertirlo en'animal totémico de las celebra- ciones menorquinas. Para los cria- dores y conservadores de la raza menorquinade caballos,actualmen- te en pleno resurg imiento , esto resulta muy adecuado . Para un antropólogo o un observado r más atento, las fiestaspopularmenorqui- nas resultan mucho más complejas y ricas de matices.Pero esindiscuti- ble que tienen elementos originales que las distinguendelas demás fies- tas delentorno mediterráneo.

Ciutadella

=:¡¡¡¡¡¡¡:¡¡¡¡¡¡¡:¡¡¡¡¡¡¡:¡¡¡¡¡¡¡:¡¡¡¡¡¡¡:¡¡¡¡¡¡¡:¡¡¡¡¡¡¡:¡¡¡¡¡¡¡:¡¡¡¡¡¡¡:¡¡¡¡¡¡¡===== = = = = = = = = = = = = = = = = =

79

Figure

Updating...

References

Related subjects :