INFORME DEL GERENTE ""DE LA COMPAÑIA DEL FERROCARRIL DE LA SABANA.

Texto completo

(1)

J

1

INFORME DEL GERENTE

""DE

LA COMPAÑIA DEL FERROCARRIL DE LA SABANA.

(2)

INFORME DEL GERENTE

UK J,A

COMPAÑIA llEL FERROCARRIL DE LA SARAN A.

Se'ñores miembros de la Asamblea general de Accionistas.

Me es grato dar cumplimiento al deher qne tengo <ir. informaros respecto <le los HStmtos que comprende la administraci6n con que habéis tenido{~ hien honrarme; pero antes de presentaros mi modesto ensayo, séame permitido pedir qt;e se me excuse si él no es tan com- pleto y satisfactorio como lo tlemandan la importancia de la empresa y los deseos qnc me animan. Por una pmte, el poco tiempo que lle\'O en el desempeiio del .:argo que me habéis confia<lo, y por otra, mi escasa versaci6n en la práctica de los negociados en que por tal motivo me ha tocado iuterveuir, me obligan á limitar en esta ocasión mi informe á ligeras observaciones so\ll'e algunos <le los puntos que cousidero más importantes, eutrc los muchos variados y delicados que constitnyen el gobierno del Ferrocarril de la Sabana. Serán éstos los que tmtaré por separado en cada uno de los signientPS c:~pít.ulos.

I CONTABJ LIDAD.

Fué mi primera atouciún, al hHcerme cargo Lle 1:~ Gereucia de la empresa, examiuar el sistema que se bubiem adoptado para el impor- tante ramo de 1:\ Contabilidat.l de la misma, y, sin que con esto intente hacer el menor cargo {L las administraciones anteriores que, ya por tener distinto parecer del mio, ya por las circunstancias en que se encontraron, establecieron el método que encontré vigente, <lebo mani- festar que me pareci6 éste en sus detalles demasiÍulo complicado y sujeto {L trabas que tlificultaban conocer en ctmlquier tiempo la ,·erda- dera situacióu fiscal de 1:~ Cornpa.iHa. Me bastaría atlucir, en apoyo de esta opinión, el trahaj(l que ha costatlo á los eomisiou:ulos encargados del exmnen do las cuent.as atm:.:aclas ponerlas al cm rit•nte y hacer las debidaa liquidacion<>s, st>gún lo m:mifiestan en lo~ infimnes r¡ue <·on este motivo han presenta<)(); peru agregaré algunas ohs,.n·acioneR.

En lnH lihroK no S<~ llevaba últimamente .:uenta •lt~ Oaja propia- mente dicha, y ¡,omnnl haceJRe uu recouocimimttn ~e emitian recibos que el Olijew tlebln tlespnés cmnpntar <',(llllo dinero, resultaba que la cuenta de ~~ti', <¡ne rep•·esentaha ¡u¡uélla, a parcela t·n In~ balanceR con

(3)

- 4 -

el absurdo de tener un Haber superior al Debe. Además, tenía que estar así siempre en desacuerdo la existencia eu efectivo con los saldos del Mayor. Para remediar esto dispuse que inmediatamente se abriera en este libro la cuenta espe.cial de Oaja, dá!ldole entrada con la exis- tencia en efectivo, que resultó ser el H dé.Noviembre pasado de la suma de $ 14-05, y cuyo balance se ha ido formando diariamente, siendo el de ayer de $ 5,611-57:! centavos.

Otro grave inconveniente para el arreglo de esta cuenta se ofrecía, en mi concepto, por l.Jaber más de un ordenador .de pagos, cosa que además del desonleu que naturalmente produce en el conJunto de las cuentas, podía dar lugar á errores que, como l.Ja sucedido, redundaran en contra de los mismos empleados de la empresa, ó en contra de ésta, sin contar con que además era seguro que así ninguno de los que tenían que girar contra la Caja podría conocer siempre con exactitud la verdadera situación de ésta. Consideré necesario tratar

oo

modificar tal práctica, disponiendo que los giros contra la Caja de la Compañía se hicieran por medio de órdenes de pago firmadas p01: el Gerente, y á las cuales serviríau de eomprobantes las cuentas motivo del pago que fuera necesario hacer. De esta manera·quedó establecido uu· solo ordenador; el número de órdenes giradas da diariamente el monto total de los reconocimientos, y la diferencia entre ·éste y el valor de las órde- nes pagadas, la deuda flotante de la empresa. Me es satisfactorio poder manifestar que, para poMr eu práctica estas variaciones, he recibido la más eficaz cooperación de Jos entendidos empleados de la oficina de Contabilidad de la empresa, y he sido animado con el para mí muy valioso voto de aprobación del distinguido contabilista seiior Arrazola, encargado por la Asamblea del examen y arreglo de las cuentas atra- sadas, y quien, en el informe que en esta ocasión os dirige, dice que únicamente á merced del repentino cambio efectuado ha podido ·cor- tarse la indefinida confn8ión que venía reinando en las cuentas.

Aun cuando mensualmente se 1Jabían estado haciendo los balances generales, no se babfa Yerificado por primera vez la operación de cerrar los libros, con la cual, en virtud de las liquidaciones y traspasos que implica, y siempre que se l.Jaya fnndado en ·escrupulosos inventarios de salida, se obtiene la ventaja de llegar á 1111 conocimiento claro de la situación real del conjunto de la empresa·, ·No me era posible, sin dis- traerme de mis más premiosas atenciones, y sin acrecentar los gastos, rectificar para este ·efecto los inventarios que no hace mucho se forma- ron para la Compañía; pero habiéndorne propuesto redncir el número de cuentas que figuraban en el .Mayor, por considerar que había algunas, como por ejemplo las col'respondientes á cada uua de las estaciones, que podían agruparse eu una sola, dispuse que, imputando á cada cuenta lo que debía figurar en ella,, se cenaran Jos libros el 31 de Diciembre último, para abrirlos de nuevo, bajo un plan más sencillo, el 1? de Enero siguiente. Estas operaciones se verificaron, como lo indica el seiior Jefe de la Contabilidad de la empresa en el informe que os acompaño. Así quedaron reducidas las 44 cuentas que figuran en el balance correspondiente al 30 de Noviembre pasado, y que junto con los de los meses siguientes os presenta el mismo señor "'Dtad0f1

á las 33 que se registran en el de 31 del mes pasado.

(4)

- 5-

Considero que en esta materia convendrít hacer muy importantes variaciones, que darán por resultado ir obteniendo cada vez mayor con- oorclancia entre l:t realidad y lo que figura en los hbros.

Hasta ahora se ha venido imputn.ndo en lo que representa el activo todos los valores que l<o Compaítüt ha destinado ó ha tenido que

"astar en lo que representa h~ cuentn. respectivn., pero sin hacer caso del deteriom ó del aumento de precio, que puede haber en los diferen-

tes bieues de que es poseedora la. empresa. Otras veces se ha omitido describir oportuna.mente la partida necesaria para descargar una cmenta de Jo que indebidamente tigurn. en ella. Asi, por ejemplo, be visto venir figurando invarin,blemente en los balances el saldo de $ 2,595-90 c:eutavos como e.xistencia eu la cuenta de semovientes, cuando los que posee hoy la Compañia no alcanzan á representar la vigésima parte de este valor. Se me ha informado que los animales que se hicieron fign-

l'at' en e.sta cuenta perecieron todos en poder ele la Compañia; pero no l.Jabiénclose clejado oportuna constancia de este n.ccideute en los libros, ll<tn venido éstos suministrando un dato inexacto. Preciso será también . contracreditar varias deudas que por diferentes motivos hay que con-

siderar como incobrables y definitivamente perdidas, y que por tal razón es inútil que vengan ocupando Jugar en los ualances.

Con la frn.nqneza con que considero de mi deber hablaros, e.xpongo mis opiniones en este delicado asunto de las cuentas, y os indico lo qne en consonancia con ellas he procurado establecer; pero repito que en esto no v:t envuelta la menor idea de censura respecto de ninguna de las administraciones que me ban precedido, á las cuales ni me corresponde jur.gar, ni me considerarla en manera alguna competente pam hacerlo.

I I REGLAMENTOS.

La Jnnt:t Directiva de la Compañía, en su sesióu tle 12 de No- viembre último, me hizo el honor de delegarme las autorizaciones sufi- cientes pam introducir en el servicio cuantas modificaciones considerara necesarias para mejorarlo, comisionáudome además parn. presentar el proyecto de un nuevo Reglamento que comprendiera, tanto las varia- ciones que la práctica aconsejara respecto del que está vigente, como otras que ya uabían sido propuestas, especin.lmente en lo concerniente· á la Contabilidad.

Pero la nn.tural desconfianza en mis propias fuerzas, y el temor de incurrir en n.lgún error, acept:tndo con dcmasi:tda precipitación como bueno lo qne tal vez pOI' falt.n, de práctica ocurre como tál me han movido á aplazar el desempeño de est:t delicada comisión b;sta que, paaado n.lgún tiempo, uaya conseguido más exacto conocimiento de cuant{) debe constituir una buena administración de esta empresa, y sea demostrado po1· la experiencia si realm11nte conviene modificar lo que se ba ido estableciendo.

Hasta ahora be puesto en práctica, en forma de resoluciones ~ran­

sitorias, lo que juzgo que puede ser motivo de reforma cld Reglamento, parailacer de esta manera. un ensayo que, sin causar el trastoroo que

(5)

- t i -

pudiera ocasionar un rápido cambio en lo que se tiene establecido, sirva para demostrar si conviene ú no introducir definitivamente la modi- ficación.

De mucha importancia e~ que haya instrucciones precisas que. sirvan de uorma á lo~ emr,leados en el úesempeíio de sus funciones, y en esto el Reglamento que rige actualmente presta no pocos servicios;

pero me parece deficiente en lo que se refiere á la Contabilidad, y en lo relativo á los empleados .produce cierta coufusióu, por cuanto en- carga á ntrios de funciones análogas y subordina á otros á distinto!\

superiores. Oportunamente propondré, como he ofrt>cido, las reformas que considere ventajoso establecer.

Ligado íntimamente con lo que hace relacióu al Reglamento está lo concemiente al servicio de lo!\ empleados y número de éstos. Pare- cióme que para los modestos recmsos de la empresa e1a demasiado numeroso el tren que babia, y, en consecuencia, he procurado ir redu- ciendo éste hasta ver si es posible conseguir el límite que compagine un regular servicio con una prudente economía. No puedo asegurar que en esto haya alcanzado todo c.uanto me Le propuesto, pues al momentáneo desarreglo que ocasiona siempre cualquier cambio, y á las dificultades que la misma rutina puesta en práctica presenta para hacer nue1·a distribución de funciones en los empleados remanentes, se agrega 110 pocas Yeces el inconveniente de que, aun cuando los aspirantes <le todas clases para ser colocados menudean, no todos reúnen las debidas condiciones para entrar á prestar inmediatamente siquiera un mediano servicio, pues naturalmente desconocen la práctica de éste, por ser todavía empresa nueva que no ha podido aleccionar {t muchos la del Fenocanil.

Habiéndose separado del puesto de Ingeniero-Director, que con tánto acierto venía desempeñando el señor D. Juan Nepomuceno Gon- zález Y .• al propio tiempo que me hacía cargo de la Gerencia, vino á quedar la empresa privada dt' su importante cooperación, quizá cuando, confiándose ft mi inexperiencia, le hubiera sido aquélla mús necesaria, conocedor como es el señor González V. de todos sus asunt.os; pero debo manifestar que él me ofreció espontáneamente su concmso parti- cular eu cuanto lo considerara necesario, oferta que IJC estimauo alta- mente. 'reniendo en mira traer al servicio del Fenocarril quien satisfactoriamente puuiera ayudarme en el desempeño de mis delicadas

·funciones, hice uso de las autorizaciones que me había conferido la Junta, nombra.11do para ocupar interinamente aquel importante puesto al señor D. Rafael Nieto Parfs, quien, por rnzones que privadamente me manifestó, se excusó de aceptar. Mús tarde la Junta Directiva tuvo ft bien nombrnr Superintendent<' de la empresa al distinguido ingeniero señor D: .lVIauuel Ponce <le León, t;nya valiosa colaboración me ha sido por demás oportuna. J;a circunstancia de 8Cr ingeniero el señor Superintendente, hace que pm ahora, habiendo quedado en la empresa el ingeniero residente, señor .lVIorales, y no hahiendo t1-abajoa de construcción por haberse suspendido el do prolongación haoia Los- Manzanos, uo se:t de absnlnta uectiSidarl la pht7.:' que dt>jí• vacante el señor González V.

He comtiderado neoesatio h;weer algunas vllllÍMiCJIUia.eD...,,...

(6)

- 7 -

ile los demás tlmpleados y en sus asiguaciones, y he llevado á efecto unas y otras fundándome en poderosas razones á favor del buen ser- vicio. Si esto ha dado lugar á algunas quejas por el disgusto que haya podido ocasionar á quienes no ha tocado ser favorecidos, y llegare el caso, daré cnautas explicaciones se me pidan para justificar las medidas que, bien á mi pesar {t veces, he adoptado. Con gusto reconozco que la generalidad de los empleados que actualmente tiene á Stl servicio la Compañía se esfuerzan por llenar cumplidamente sus deberes, siendo contados los que todavía parece que no concurren voluntariamente al estableeimiento de la organización que estoy tratando de poner en práctica.

Abrigo el convencimiento de que un corto número de empleados competentes y bien remunerados son en toda administración preferibles á muchos que, por no gozar de asignaciones correspondientes al trabajo que se les encarga., ó por carecer de aptitudes, sirven sin mayor interés y aun llegan á convertirse en verdaderos obstáculos. Muchas veces entre nosotros se dificulta la organización de un buen servicio por la costumbre que hay de recomendar para las colocaciones á individuos cuyos méritos no son precisamente los conducentes á hacerlos estimar como perfectamente idóneos para el desempeño de determinado cargo, ni es raro encontrar el caso de que un recomendado sea absolutamente desconocido para la persona que lo recomienda. Luégo suele acontecer que los empleados, aun persuadidos de su incapacidad, creen que, teniendo pleno derecho para dejar stt puesto tan luégo como con- venga á sus intereses, deben enfadarse y dar al asunto carácter personal si quien los nombra tietw á bien suprimir el destino ó reemplazarlos

por cualquier motivo.

Con ostos y otros tropiezos semejantes es preciso luchar constan- temente para establecer lo que muchos considerarán quizás como demasiado sencillo, y es posible que en los casos que se me ban pre- sentado en la administración del Ferrocanil, no haya atinado siempre con la mE'jor solución, y sea ést-a una de las mzones por las cuales no pueda aún asegurar que la organización del servicio corresponde á lo que en mi concepto debia Stlr. Probablemente podríau aconsejarse eo el número de empleados mayores reducciones que las que he introdu- cido, procurando algtma economia en los gastos de explotación, y al propio tiempo habría motivos para considerar justo el aumento en algunas asignaciones. Oonfío en que no muy tarde podr{\ conseguirse, merced á lo qtte la experiencia aconseje, y conforme lo permitan las circunstancias, el deseaclo equilibrio, pues por ahora me ha sido forzoso atender más á las economías que á las compensaciones, en vista de lo impo•·tante que es aumentar en cuanto sea posible los rendimientos de la empresa, para la más pronta amortización de sus deudas.

I I I

VIA Y MATERIAL RODANTE.

_. Oon au.lcient.e regularidad ae ha continuado p•·eetando el servicio

dell'erN~enil en lell últi•os me~~e~~t y aun cuando ha habido que

(7)

- S -

registrar algunos accidentes [email protected]•os, no ha ocurrido por esta razón daño alguno en las personas ni en los efectos que conducían los trenes.

Tales accidentes fueron ocasionados por la ruptura <le los ejes en los carros de carga, y en el tren de pasaJeros por pequeños daños c11 la locomotora, y alguna vez por lJaberse descarrilado ésta en parte ií la entrada de un cambio recién establecido. Se ordenó redu.::ir el peso de la carga en los wagones para evitar la ruptura de los ejes, y se han hecho en las locomotoras las reparaciones necesarias para atender e11 cuanto sea dable á su mantenimiento en buen estado de servicio.

Es cierto que la prensa últimamente se ha manifesta<lo muy acu- ciosa en publicar sueltos anónimos que revelan ánimo delibera<lo de desacreditar en lo posible el servicio, ya llamando la atención á. defectos que, si los hay ahora, no han faltado anteriormente, ya bacien<lo cargos enteramente desprovistos de fundamento. Quizás el mismo cuida<lo que se ha puesto por la a<lministración para corregir ciertos abusos, lJa llecho sentir su existencia, ó bien ba acontecido quo los que se aprovecllabau ue ellos se han considerado lastimados en sus intereses.

Mi distinguido predecesor os manifestó en sn informe del 20 de Agosto último la necesi<lad de proveer al aumento del materialrodante, fundado en la imposibilidad de atender al tráfico, eada 1·ez mayor en el l<~errocarril, con los pocos elementos con que para ello cuenta la empresa.

La escasez de vehículos eu los trenes de pasajeros es fuente segma de desorden en las estaciones, por el interés que cada cual tiene en obtener la prefereucia cuando teme quedarse sin puesto desocupado en los carros. En los trenes de carga, el no poder despacharla toda {~

medida que se presenta, es motiro de freenentes. reclamos, y ocasiona no pocas molestias con los interesados.

Teniendo en consideración el aumento de pas~jeros-á que daba lugar en los dos meses pasados el ser la época en que acostumbran las familias salir á veranear fuera de la capital, dispuse el aumento de un tren más todos los sábados, de manera que en estos dfas fuera el ser- vicio igual al que se había establecido para los miércoles. Esta medida dió buenos resultados, y creo conveniente mantenerla lJasta que, pudiéndose disponer de mayor número de velJícnlos, sea posible esta- bleeer la salida de trenes simultáneos, á mañana y tarde, de cada una de las estaciones extremas.

:Muy de desear seria que la empresa pudiera agregar nuas dos locomotoras á las que hoy funcionan incesantemente., y que son apenas

'suficientes para lo que el .l<'errocarril reclama; pero J:'né muy acertado

haber empezado por hacer el pedido de los carros á que corresponden los elementos que be encontrado en vfa de Honda á Pacatati1•á, y cuya demora, para no estar ya todos en la Sabana, ha tenido por cansa principal, según se me ha informado, la falta de fondos con qné pagar lo que se adeudaba á los porteadores y comisionistas.

Por la misma razón era imposible pensar en establecer el trabaJo necesario para armarlos y ponerlos en servicio.

El buen resultado que obtuvo la operación que inicié para obtene1·

recursos, y que, eficazmente apoyada por la Juota. Dtuecllhwy por vosotros en vue11trn pasadR se!!lólll, prftCl11'l• m81Hoe

ee ,..,

(8)

- U -

import:tnte asunto, 1nc lm permitido ir haden• lo los arreglos necesa.rios para proceder (t armar el cit:Hio material tan luégo como hay:t llegado

{t la Sabana.

Con el lin •le allanar las <lificultatles que pudiera:~ presentm ~e para sn transporte, se nombró conli~ionndo cspeci:tl de la Uon1pai"if:t "¡señor U. Luis Urrnchurtu, quien inmedi:ttame11tc partiú pam Honcht :'t !Jaccr despachar tlirectamente á ]':tcatatil·{l lo que fue!·¡, posible, y el resto{, Cambao, :'1 donde se trasladar{\ lnégo ér mismo :'1 rerificar tol despacho por la carrete m tic ese 110111 hre.

La situaeit'111 ,¡.,los edificios que posee la Compú1ía en Facn.t.ativ:í, provisiomtlment<J l"thilit:ulos <le talleres <Jon pe1:jnicio dn l:t estnci6n y de )a. hodegn., lllt' lliei(~l'oll pen¡.;ar en quH ¡.;ería más Yentajoso organizar en esta ci uclatl los trnlwjos relacionados con el nneglo <le· los 3!l c:wros que llegan pam l:t <J111presa, aprorechnndo para esto los 1na.ron·s recur- sos con que n:tturalme11te se cuent:t en la capital para es:t clase de tra- bajos. Con todo, el tmslado de los tnllm es pr~sentú l:t ~eri:t dificultad

<le que, ann eumHlo ht Compaüf:o posee nmt regular ext.ensión de terreno en las inmediaciones de la Estación de estn ciudad, donde podrí;t establecerlos con tod:J. la independencin. necesaria, no hn.b(a por lo pmnto locales :tdecn:t<los pam ello, y tmtnr de construirlos era asunto c¡ue requería tiempo y •linero, cosas ambas de que, pnm lo que se trataba, 110 se poilía ilisponer.

Procmé, pues, ver si se1ü posil>lc obtener en compra ó ;wrendn- miento nlgún edificio próximo :í. la l!Jstación, en el cu,¡J fuem posible esmhlecer el trabajo, é i•nnediatnmente se me ofrecieron como muy adecunclas :ti efecto unn cnmmad;t y tiendas que en unn áren no muy considerable posee contm la carrilem el sei'JOI' D .• Junn Vnlenznela, á quien me dirigí haciéndole propuesta de compra., sobre nnn base de a.valúo del terreno de dos pesos ($ 2) el metro cnadmdo, pero mnni- iestándole que pocHa pedir por sn pnrte lo qne estimara jnsto. Según se me informó, consideró este señor tnn bajo el precio de In ·propuesta, que resoil•ió rlecir categóricamente (t In Compaüüt, que no estahn dis- puesto á vender á ningún precio. J\1e he permitido distraer mestm atención con este incitlente, porque lo creo digno de tenerse en cuenta pam el avalúo que se haga de los terrenos que h1 Compañfn posee exactnmente en las mismas condiüiones qne el del seiíor Valenznela, y que ha tenido intención de Ycnder.

Para los talleres obtn,·e en anend¡tmicnto del señor D. J<'mncisco Vargns, por el ttírmino de un niío, nn local {t propósito frente á la Pila-ol•iquita, .v allí se est{ll1 actunlmente transportando touos los bultos que van llegnndo pertenecientes {~ los cnrros que deben arma.rse.

Prest;~ boy la carrilem, según quedn tlioho, sin inconveniente, el servicio de trálico cst;tlJlecido sobre ella., pero 110 puede th·cir"e ''" rigor c¡ue dic!Ja canilem esté ell tocln su extensión eomplet.1.mc11te tton11inada.

UOIHO nna ¡mrte ele ella se puso en sen•icio {~título tle provi.·ional, teJ·minímdola {1 la lig<'m pam que :tlcanzam á estahit•<·erse el 1llovi- rniento de trenes en nna fecl.Jn dada, ha halJido que recargar el trabajo Jlllrmaneote qne todo ferrocarril exige, con <11 ue venlaoleras constrnc- oionea • varios puntoR, oonstruccioneY qne resnltau más co"tos:l.S <le let~p~~t bublemn !!ido al principio, por tene•· que f'jecnt.arse sin inte-

(9)

- 1 0 -

ri'Umpir el servicio. Entre éstas mencionaré la construeción de algunas alcantarillas y el terraplén y porción de carrilera que se requirió para poner en servicio en la Estación de Madrid el puente de hierro allí armado para snstituír el de madera, (Jue empellaba á dar señales de decadencia.

Aun cuando mi opinión es que no conviene, para lit mayor dura- cicín de la~ traviesas, cubrir éstas completamente con balasto, creo necesario en muchos trayectos aumentar PI que se ha puesto única- mente para calzarlas, siendo esta otra de las operaciones que por algún tiempo reclamarán la atención de las secciones de reparacicín. A me- dida que todas estas deficiencias se vayan subsanando, disminuirá el capítulo de los gastos por trabajos en la línea, hasta reducirlo {t lo que requiera únicamente una cuidadosa conservación.

Creo conveniente llamaros aquí la atención al hecllo <le que, según se observa, las traviesas han durado muy poco en el Ferrocarril de la Sabana, pues para el corto tiempo que hace que se ha puesto en ser- vicio, es ya muy considerable el número de las que lla habido necesidad de reponer, y mncllas las que dan seiíales de pronto deterioro al propio tiempo que aumentan las dificultades para su conservaci6n. Puede imputarse su corta duración á la mala calidad de las maderas, á las ningunas precauciones que se tienen para cortarlas y prepararlas, ú á especiales condiciones desfavorables del clima y de los ngcntes ntmos- féricos en la Sabana. Quizás también todas estas causas reunidas, y algunas otras, concurran para producir el mal que dpjo apuntado y que merece una particular atención en vista. de la no despreciable suma que representa el costo del cambio permanente de dichas traviesas en el Ferrocarril.

Puede atenderse á rellJediarlo estableciendo para ellas una exclu- siva elección de determinada. especie de madera, adoptando el uso de tral"iesas metálicas, 6 bien J>rocurando establecer los aparatos nece- sarios para prepararlas con intiltraci6n de sustancias antisépticas como se hace en otras partes. Parece esto último lo más acertado, pero no debe olvidarse con qné cúmulo <le imprevistas dificultades se tropieza aquí cuando se trata de ¡>la.ntear cualquiera nueva industria.

Los edificios que se construyeron para las estaciones de la línea han venido {1 quedar, por lo general, estrechos para sn destino, siendo esta cstrecllez cansa principal para dificultar el establecimiento del orden cuando la demasiada afluencia de pasajeros ó de carga llacc sentir el que no se hubiera podido prever hasta dónde llabía de llegar ht concurz"cncia al Ferrocarril, y cn{lnto movimiento iba á desarrollar.

En la Estación de l!'acatativá se obtendrá. bastante desahogo si se traen definitivamente los talleres á esta ciudad, donde es regular que vengan, :va por las razones que he apuntado, como por ser natural que aquí esté la cabecera del Ferrocarril. En la de Madrid se est:\

terminando, en virtud de contrato celebrado al efecto, un tl·amo que aumentará el edificio allí destinado para bodega_ En esta Estaoi6n ha ocurrido la circunstancia de que cuando fué proyectada, llegaba á Mosquera la carga qne venía del camino de La-Hesa, y por tal 1'8100 no se·le·dió la importlmei&- que ha veuido' tener abora,. . . . . - - . . pués de puesta ett servicio la nueva carretela, Jaa. ,... ...

(10)

- ·11-

oomo p1111to obligado de unión con aquel camino. Con esto, el he_nnoso y capaz edificio que construyó la Compañía en Mosquem le ha s1do en parte inútil pam el objeto á que se destinó, aun cuando por su situa- ción ofrece cierta notauilidad, y ser[t necesario ver <le mejorar en cuanto sea posible lo que con más modestas proporciones se inició en Madrid.

Por haber gastado ya la Compañüt mtwho más del capital suscrito por los accionistas, y que se creyó suficiente para terminar la obra, ha, sido tJecesario prescindir en la Estación <le esta ciudad, no obstante Slt importauci<~, de l:t construcción de un edificio qne correspondiera á su categoría, y qne necesariamente hahrá que edificar más ta.rde. Es natural, como ya he tenido ocasi6n <le manifestarlo, qne aquí sea la cabecera y punto de partida <le! Fet'füc¡trril, donde se encue.utren sus talleres, almacenes ,Y depósitos, y <Ion de se ofrezcan al público mayores comodidades.

Aunque adoptado provisionalmente al electo, el edilicio destinado para Estación ptesta suficientemente el servicio; no asila bodega, que propiam<'nte no es tál, sino una construcción incómoda y que no pro- mete larga duración.

Varias propuestas se me han hecho para la construcción <le esta bodega, pero no las he juzgado ,·ent.ajosas para la Compañía. Proce- diendo sin precipitación, espero poder atrnder muy pronto á esta necesidad, sin que la cousideraciún de su urgencia dé lugar {t erogacio- nes exageradas ó al ofrecimiento de concesiones que luégo pueden venir á resultar demasiado onerosas.

En algnna ocasión emití el concepto do que sería ventajosu pam los que hacen uso dellfcrrocarril, est.'tblecer una estación de pasajeros eu la plazuela de San-Victorino. Mi parecer en este sentido no ha variado, y considero sensible que tal itlea no hubiera sido aceptada, y<t que la anchnra de la calle permitía, sin mayor inconvenientt-, el esta- blecimiento de la prolongación de la vía., pues el trayecto que es nece- sario recorrer desde la mencionada plazuela basta la Estación, presenta no pocas dificultades {, los viajeros, particularmente en in,·iemo, no debiéndose olvidar que es caro é insuficiente el sen·icio de coches en la ciudad, y que uo hay por ahom esperanza d\' que se coustrnyan tranvías que lo reemplacen.

IV

ZONA Y MEDfANfAS.

Como obm que ha sido legalmente declaratht de utilidad pública, tien<• t•ll•'<;rrncarril derecho pam hacer expropiar la zona que se requiera pam l:t vía(, sus accesorios. El artículo 7~ del contmto de 4 de Agosto de 1886 ordena que el precio de los tenenos ocupados se satisfaga por la Compañía; pero conesponde al Gobierno del Departamento, en caso necesario, promover las expropiaciones.

De sentir es que antes de haber empezado cualquier trabaJo no se hubiera tratado de hacer forfllal adquisición de iol zona y demás terre- - neoesa1·ioa pam la construcción del Ferrocarril, pues es seguro que eM8nee8 muchoa propietarios la habrfan cedido gratuft.'lmente, y otrps

(11)

-1~-

babríau couvenido eu 1·euderla en térmiuos veutajo~os, mientras que

con el sistermt adoptado de dejar este punto para ílltimo Jugar, se ha

dado ocasión para enojosas reclamaciones y para r¡ue se hagan á la Compañía cargos de daños y perjuicios, por lo re¡.(ular exagerados; no sieudo imposible, además, que se baya obligado ó que se la obligue en lo sncesil·o {t pagar por Jos terrenos de que se Ira lreclw uso el mismo

<tomento de precio que !Jau adquirido eu cua.nto formal! parte de las propiedades sitas dentro del radio que abraza In, ciriliza.dora influencia del Fenoearril. Antes, la constniCeión de una I'Ía fénen, er1 la Sabaua era mirada como idea redentora, en cuya reali%acióll se consideraba que era deber patriótico contribuír con cuanto fuem posible; a !Jora, uua vez realizada la obra, los mismos que se aprovec!J;tn diariamente de los bcnelicios qne procura, la miran con desvío, y uo falta quien trate de buscar por dónde pueda hacerla considerar como enorme per- juicio, pam encontrar medio de hacer valer en su provecbo no despre- ciables indemnizaciones. Eu este sentido no es quizás el l<'erTocanil de la Sabana la Ílniea vía qne l:a tenido que luchar con este imprevisto contratiempo.

Falta todavía una gran parte tle la zoua por adquirir, y para con- seguirla se están iniciando arreglos con algunos propietarios, y se espera, respecto de otros, la sentencia del Poder ,Judicial en los juicios de expropiación que ua sido necesario promo,·erles. La deuda. que por este motivo grava la Caja de la Compaiiía se reduce día por día, amortizándose paulatinamente, y no creo que pueda ocasionar serio emb<trazo hasta su total extinción.

En el tiempo á que se refiere este informe, han sido otorgadas las siguientes escrituras de propiedad á favor de la empresa:

La de fecba 10 de Enero próximo pasado, otorgada bajo el nú- mero 17, en la Notaría 3a, por el seiior .Jnstino Moneó, por la venta de nn terreno de 7,487 metros euatlrados de extensión en

la Estación de Madl"id, por ... _ ... $ 1,900 ..

T1a de fecha 24 tlel mismo mes, bajo el número 8~, en la Notaría

4\

otorgada por el seüor Venancio Jiméuez, por

5,082 metros cuadrados, en la hacienda de Santa-Rosa, por ;)08-20 La de 11 del corriente, señalada con el núrnero J 12, y

otorgada en la :Notaría :3?-, por l<t seiíora Patrocinio Palo- mares de Castrellón, por el ,-alor de la zona ocupada en la hacienda Ln-Ramuula, computada en 37,8ü0 metros cua--

drados, por. .... __ ....•.. ______ ... l,183-12:t La de 12 del corriente, otorgada. en la misma Notarl:t

:3':', bajo el número 116, por el sciíor Nepomuceno .Ramírez, por la zona ocupada en la hacienda de La-Priuce.~a, y (Jne

cornpr•ende una úrea <le 14,907 metros cuadrados por. . . 2,iíü2-12~

Su111a ...•... $ li,153-45 De e~te valor se lm pagado la cautidatl de ... $ 485-~0

Y queda corno deuda reconocida ... _ ....••. • 1 ~ili..

(12)

- 13-

La construcción de las medianías con que l•ay<t de verificarse el aislamiento de la vía, :í, que está obligada la Compaí•ia, es pLmto que merece también preferente :ttención. En mi concepto, debería l!aberse sostenido sin alteración el principio de que dicho aislamiento se veri- ficam por medio de los fosos qne aquí llaman l!allatlos, por ser éste el sistema de cercado más genr.ralmente usado en la Sa!Jana, y el que puede ejecutarse con menos costo y más presteza.

Unicamente cuando los pmpietarios colindantes se compro•He- tiemn á contribuir para el mayor gasto de las medianías que mejor satisfagan sus deseos, podría com·enirse en otra cosa, yn, que aquéllos llenan satisfact01·iamente su. objeto y corresponden {t lo que la_Com- paiiia está obligada. Re encontrado que para una regular extenst6n de la linea se ha compmmetido l<t emp"resa {; ,·erificar, con paredes de bastante altura y subido precio, la separación de la zona ocupada por el Ferrocarril¡.~ ~ropU.. tiempo observo que, después de !Jaberse hecho la fuerte emgaei6n causada por las que se han construido, se encuen- tran éstas en largos trechos amenazando ruina, si es que ya no están por el suelo, dando asidero á interminables reclamaciones y molestias cou los vecinos. Los terrenos de la parte de Sabana que atraviesa la vía· no son adecuados pant la construcción de tapias, cnya ruina acelera la misma trepidación ocasionada por el paso de los trenes, y en lo que se ha hecho habría sido prudente minorar el peligro, dándoles una altura menor que la establecida en los contratos eelebrados para el efecto .

.La diferencia t!e costo entre una v otra clase de ob1a es de ba~­

tante consideración. No contando con el valor de la conducción de los ma,terhtles, que em de mugo de la Compaiiía., ~estableció como precio normal en los contratos el de $ 2-50 por cada metro ue tapia,. cuando el de medianería de foso sólo alcanza{; $ 0-20 en la misma extensión.

Así, pues, un kilómetro de via cercado de tapia, sin contar las veces que hay que rebacer ésta por su poca estabilidad, cuesta la suma de

$ 5,000, y con la.medüweria ue toso sólo vale $ 400; de manera. que la. economía. representada por ht adopción de este último sistema. en oposición con el otro, es ht no despreciable sunHt de $ 4,600 por kiló- metro. Como ejemplo práctico, relacionarlo con lo que Yengo exponiendo, me permito citaros el siguiente:

Pa.m establecer el aisla.miento de J¡t z<,n<t tomad,; por el Ferro- carril en la hacienda de La-P1·incesa, se habla celebrado un contrato para. verificarlo por medio de tapias de 2 metros 40 centímetros de altura, excepto en los lugares donde éstas no pudieran absolutamente edificarse, .v en los cuales se pondría cerca de alambre erizado, pag¡¡,ndo aquéllas {t $ 2-50 y éste á $ 1-20 el metro. Siendo de 1,020 metros la lougitud total de la zona en aquel predio, su :tislamiento por medio de tapias costaría la suma ue $ 5,100; pero como sería forzoso poner cermt de alambre en unos 100 metros, el valor real del contrato em de 1 4,720, sin contar con el transporte de materiales por cuenta ue la empresa.

Habiendo con~>eguido In rescisión de este contrato cuando ya se bab!an construido 440 metros de tapia y 108 de cerca, lh>jando al con- .tratil'ta que terminara con ésta al preék> de 1 1 el metr:J, reduciéndola

(13)

- 1 4 -

de 6 á 5 alambres, en toda la parte Norte, se le pagó por todo esto la suma de ...•... · ... $ 1, 723

Y se tiene cont.ratado el foso a.l otro lado al precio arri- ba indicado, de manera que costará... 204

Suma ... $ 1,927 Qned;uulo á tiwor de Caja la difereneia de ... $ 2,793 ..

i:\egím nHJ informa el seiíor Ingeniero residentR, la extensión total de cerca que taita por hacer para terminar la obra del aislamiento en todo el l<'errocarril, mide 34,000 metros, que, al precio de $ 0-20 cada uno, rep1·esentan $ 6,800, 1¡n•~ es necesario •lestinar pam •lrjar termi- nado este asunto.

Aum¡ne parezca exuaño terminar t>ste capítulo con una materia enteramente •liversa de la que se ha 1·enido tmtando en él, meo opor·

tuno,

sa

que se trata de economía~, •lecir clo~ palabras respecto del gasto ocasion:Hlo por los tiquetes de pasaje en la lfnea. Los que se contmtarun alguna vez en <>1 extranjero resultaron costando aquí, segúu se me informa, á razón de $ 1-60 (, $ 2 el mil; pero agotatla la remesa y suspendi1lo el petlido por 110 haberse podido atender á Jos pagos de las cuentas pentlientes, se han estarlo contratando en la ciudad en el establecimiento que ofi·eci6 mayores l'enta.jas y en el cual cuesta $ 8 el mil. Como el expendio es, por término medio, de unos 20,000 tique- tes mensuales ue todas clase~, me pareció digna de atención la rebaja de un 75 por 100 e11 el precio tlc su adquisición, y con los primeros londos •le que ¡mue •lisponer hice, por medio de la c.asa ue Jos seÍiores .H.. Samper & C?, de París, un pedido de 1.000,000, que procurará una ef'..onomia lle unos $ U,OOO por lo menos.

Pannwa empresa que lm tenido que luchar con tánt.a imprevista dificultatl, y que se baila aún en precaria situación fiscal, no deben ser despreciables las pequeñas economlas, que si parecen granos de arena eonsiderarhls aislauamente, pueden, reunidas, constituir 11ólidos fnnda- me.ntos de prosperidatl.

V

CARBONERA DE ZJPACON.

De bastante importancia fué la adquisici6n que hizo la Compañía en esta mina 1le carhbn; pero 11111' Jos intilrmes que he obtenido y por los uatos que rt'cogi Cll la \'Í.Ilita que le hice con el tlllflOI' Superintendentt>, he llegado creer quc le ha <:ostado mnelw más <le! l'alor que real- mente. representa, y <Jlle se comprfl con muy reducida ál'ea de terreno.

Aparece que la dicha mina habla sido explotada nnteM de pet·te- neccr {, la Compailla, y qut•, aun t•t~hmdo en 1111 poder, pot· falta de absoluta claridad t•n sn tlemarcaci.Sn, se le hu extraído mineral por otros, precilu1meute en la parte que parecía Her más t·ica y lfltljer dis- puesta. Dudo mucho !JIU! la Cmnpai1ú' pueda \'elle8J' lltB dUioalt.la que Ir presenta el laboreo JIOr admiolatrael6n CJ'I8 allf tiene~

(14)

- 1 5 -

y de las ctmles resulta que hoy nutiene el caruón á. má~ altn precio que el que hubít>ra tcnidu que pagar promovieudo algím coutra~o con el dueiio de cualquiera otra mina que se cncon.tram más próxtma.al Ferrocarril y eu mejores cntulidoue" <le explot.ac1Ó11. En consecuencia, soy de opinión que apenas pll<"•l;t timmtlarse un contrato cmt algunos de Jos q 11e ya se han ofrecido para l'l t'tecto, debe su~p~11derse Jos tm- bajos, ¡¡ero conser\"ando

,¡¡.'"P"'

la propll·.<lad <le la n1111a para, poder atender e\ cnalquiera ilt('SlWnttla colltinl{eii<'Ja, '• para mantener a. raya., como probahlent!\nte l!id;r:í. a<·oukuido hasta ahora, las pretensiones que snrgirían .desde lJIII; se eunsidem1a l;t C!!lntpa.fi.Ía obligada:\ conse- guir, al precin que se le qui<iem. impuner, t:rn intlts¡wnsal>lc cletuento como es el eutulntstihle.

SITUACION FISCAL.

En .-1 intimncl que us acompal10 <lel IIJU.Y t'ntentlitln UirPctor de la ÜtHJtahilidatl tlc la Uom¡¡altfa, seiwr D. Bt11ique Blanco, cuya compe- tencia é interé~ en el huen desempelto <lt>l (•argo que se le Ita confiado tengo mocho gusto en reconocer como <lelwr de justicin, consta que el 31 de l<ln<'J'O último alcanzaba el pasivo de la Compaftf:t r~ l:t 110 dcspre- Ciah!c suma tle $ 145,563-44, que comprentlc el mlor tle lo suministrado últimmnente por los accionistas, mas 110 ,.¡ v:tlor del cambio t.le moneda que acrecer(t la cuenta de los señor~s M'. Camacho Roldan & Nephew, rle Nueva-York, ni el monto tle la reclamación ltecha por los seiiores Koppel & Scltloss con motivo del elllpréstito que intpmhú la lwnmable Asamhle:t tlel Departamento y que estaba.n ellos etJtargados de conse- guir. El ¡¡rimero tle estos valores, compntatlo

r.

l:t rata de e~nnhio de 93 por 100, alcanzm:ía.á la-~;uma tle -S 1 7,724-Hi; y t'n •·nanto al ,;egundo, el eobm hechu {1 la Compaití<~. ha sido por 1:1 snJwt d" $ 2,156-85 tlel señor Schloss, y tlc J:, 4, 161.3.11, por el seiiot· Kop¡Jl'l; todo por hono- rarios y gastos tic Jos seiiores comisionatlos, siendo de advertir que no se ha llegado aÍln al reconocimiento de lo <]lle por ''"te utotin> haya de pagarse, por estar pendiente el arbitraje, t'll que se ha eouve11itlo por ambas pattes, á consecuencia de haberse l'XCnsatlo tle aceptar d targo por parte de l:t empresa los seiiores qnc la ,Junta Dir~ctiva lm ido nombrando pam deRempeñarlo. .

También debe <·onsid~rarsc cotuo parte tlel p:t>iro Jo que d~tiniti­

l'amente rc.snlte como valor tle las zonas que Jitltnn por pa.g:tr, y cuyo precto se lijará l'n las trausactioups que se rnyan l't•tHÍl'amlo (> ··n las

~eutencias que tlicte <'n su cH~O ,.¡ Potlt·t· J utlicinl l'OIIlt> resnlt,Hlo tle los respectivos juicios tle expropiación (]Ue hay )J<'Iltliente~.

ConRiderantlo HSnnto de vital importancia pam la Contpailía la conservación tlc su crédito, fné nna tle laH primem~ diligt•ucias tliri.,inne al ~xcelentfsimn Seitor Prl'!litlcnte <le la Re¡¡tíhlica para solieil:u· MI vablliiO apoyo en fa1·or <le alguna meditla por medio de la cual ¡nuliem obteoel' la Compaitfa algunos recnrsos qne ¡., permitieran att·tuler á IDI máa apa·emiantes com¡womisos; gniándmn" pam el t.!l¡.ctu la ¡¡e~­

IUIIión da que lite alto Magistrado, :ulcm:íM dt'l inlf'rjl., ¡~ttrióticn con

(15)

- H l -

qu.e. ~t~~il'lll•toclo lo que tienda al. adelanto lllaterial.

ue

la l~epública,

te.rtdría .especial consideración por umt obra en q 1w ha, v-enido á ser el Gobierno uno de sus puincipales accionistas.

Ni hnue de limitarme .. ,ímicamente á hacer presente al Gobiemo los compromisos contraídos, sinQ que reforcé mi solicitud con la consi- deración de que, !muiendo comprometido la Compañía un capital de unos ochenta mil pesos en Ja consecución de treinta y nue1·e carros y de alguna maquinaria que agregar al. exiguo matel'ial que hoy posee, quedaría todo esto perdido y con ello perdida la ocasión de acrecer el rendimiento que hoy limita, no t:'tlta de carga y pasajeros, ~ino escasev.

de vehículos, si no se hacía un esfuerzo para subir y montar todos aquellos elementos, sacándolos de las orillas rlcl Magdalena, donde se estaban detel'iorando día por día.

Mis gestiones en est.e sentido dieron por resultado la oferta que se hizo á la Junta Directiva de la Compaí1ía en su sesión del 12 de Noviembre último, á nombre del Gobierno, de contribuir hasta con

$ 50,000 para una operación de crédito, siempre qne por su parte el Gobierno·_<de!. Departamento, dueiio de la mita.d de las accione~, apor- taqt.o.tm·tanto .. All.í mis.Qlo se resolvió que estas sumas vc:Jdrían en calid'al1 de 'préstamo hecho por los accionistas {1 la empresa, quien reconocería el interés del 5 por 100 anual y garantizaría su devolución por medio de ohligaciones privilegiadas que debían amortizarse por lotes de á $ 10,000 eu sorteos semestrales.

Aunque la realización de esta medida en los términos en que fué propuesta, y en los cuaJas fué aceptada por la Gobernación del Depar- t.'lmento y rechazada por el Bauce Nacional, tenedor de las acciones del Gobierno, presentó serias dificultades, pudo al fin IleYarse {1 cabo, aunque en menot:es proporciones, merced á la eficar. cooperación dd señor Ministro de Fomento, doctor D. ?vlarcelino Arango, dando por resultado que se consiguieron cu la forma expresada $ 50,000 que suministraron por partes iguales los Gobiernos Nacional y Departa- mental, y $ 1,000 del accionista señor D. Juau~N. Gonzáler. Yásquez.

El Gobierno impuso corno .condición que fué aceptada, por ser per·

fectaruente il.C!'>rde con los deseos de la Compañía, que su· cuota se dedicara de preferencia

r1

los gastos que ocasionaran el transporte del nuevo material rodante á la Sabana y sn completo arreglo basta po- nerlo en servicio.

En tal Yirtml, para atender mejor al fin propuesto, se han deposi- tado los fondos suministrados por los seiiores accionistas como resulta- do de la operación de que acauo de bacer mérito, en el Banco Nacional.

en cuenta conieut.e, y además se ha ido llevando á la misma cuenta.

las sumas que en la Caja de la Compañía 110 son 11ecesarias para atender imnediata.meute á los gastos del servicio.

Con lo suministrado por el Gobierno del Departamento, en cuyo poder hay todavía $ 5,000 de la cuota ofrecida, se ha atendido al pago de algunas de las deudas más apremiantes y {t la amortización de una parte del crédito de los señores M. Camacho Roldán & Nepbew, de Nueva-York.

N o habiéndose recibid o todos los r.ecursos con que contó la Junta Direct.ira al formular las condiciones bajo las cuales babfa.qae~

(16)

- 1 7 -

ht Llevolución tle lo que Sttministmran los accionista~, la operación acon!:tda n•• pndo dar todo el buen resnltado que de su oportunidad era de esperarse. En efecto, lHtl.Jiénclose reLlucido á la, mitad de lo ofrecido Jo que realmente se consigt;ió, fué imposible atender á la com- pleta extinción de rleudas como la arriba cita¡Ja tle Jos seflores Cama- ello Rolclán, que grava á la Compaiií<t cotl intrrescs al 6 por 100 en oro. Al propio tiempo, habiéndose propon:ionado la cuota del sorteo semestml á la snma total que se pcns•í potlcr aclqt1irir, retlucida ésta (t la mitad, se acorta el plazo de la dcrolución, y llega así demasiado pronto ht primera amortización, á Jo qne es preciso ir atellllieudo desde aiJOra, destinándole parte tle lo mismo que ~e lla conseguido, pues es seguro que pam cuando d!lbe t.fectmtrse apenas lmbrá comen- zado á hacerse sentir el aumento de rendimientos que proporcione el numento de vehículos de trasporte.

El día 1? de Noviembre último, fetlm en que me I.Jice cargo de In Gerencia ele la empresa, figurai.Jan en los libros como cuentas reco- nocidas y liquidadas á fa1·or de los 1e~pectiros ac1eedores, las si- guientes:

Banco de J3ogotú ... $ Señores Camacho Rolrl{ln & NepiH·w, t•n oro ... . Seiíor l'erlro Véler. R ... . Gobierno del Departnmento de Santander .. .

19,225 ..

24,558-24 5,501-50 40,210 ..

Suma ... $ 89,494-74

A esto es necesnrio agrcg<"tr, como tlfmla~ pertenecientes á la mis- ma época, aun cunndo ca.recían de reconocimiento expreso, las si- guientes:

Señor Hicardo Cal ro ... _ ... $ Señor José María Samper M .... _ ... _ .. _ .. . Señor Jacobo \Viesner ... . Seiior Félix Y. Madero ... . Señor Luciano Gouzáler. ... _ ..

Señor Daniel Vega . . . .. ___ ... __

Seiior Ramón J\{ill{¡n .. __ ... _ ... . Seiiora Dolores Uril.Je de Plata ... . Señor Juan N. Gonzálcz V ... _ Señor Jacinto Díaz ... , ... ... . Señor Jnau Cubillos ... . Señor Rodnlfo :JI.Ioutes .... _ ... ·. __ .. . Seííor Hafael Poncc ... _ ... .

150 ..

1,691-90 1,903-027 1,200 ..

649 ..

300 ..

138-20 1,072-25 2,400 ..

(),073-30·

74-20 150 ..

300 ..

Suma ... $ lG,lOl-87 ~

Oon lo cual resulta que la deuda efectira á cargo de la Oompaflía Blcanzaba en Ta fecha citarla á la snrn<t <le $ 105,5!lü-61, más Jo que correspoiJ(liem po1 cami.Jios de mcueda, Teclamos, zonas y demás do que be beeho mérito al compt·ol.mr la tlcurla actual. De Noviemb1·e para ncli 11e ha nmortiz1ulo lo siguiente : · • , , ,,: 1

(17)

- 1 8 -

Cuenta de la señom Dolores Uribc de Plata ... _ .. $ Cuenta del seiíor José M. Samper M. __ .. _ .. _ .... _ Cuenta del señor Félix V. Madero .... _ ... _ .. . Cuenta del señor Luciano Gonziílcz ... . Cneut.:1. del seiíor Daniel Vegit .. _. __ ... _ ... . Cuenta del señor Rrrmón lVIillán. _ ... _ .. _ ... . Al señor Juan N. Goiiz::ílez V., bnewt cncnta ... . Cuenta del seuor Jacinto DíM<~ .. _. _. _ ... . Cuenta del sciíor Juan CulJillos ... . Cuenta del señor Rotlulfo Montes ... . Cuent-a del seuor I{,afael Pon ce ... . Cuenta de los seiíores Camacho I{oltl;~n & Nephcw. Cuenta del seiíor Jrrcobo 'Vies1wr. ... . Cucnt" del seiíor Ricanlo Cn!l:o ... . Al Banco 1\e Bogot{!, buena cuenta ... .

1,072-25 1,691-90 1,200 ..

649 .. 300 .. 138-20 1,000 ..

6,073-30 74-20 150 300 ..

5,500 ..

1,903-02i 150 ·- 268-15 Suma ... $ 20,470-02!

De los $ 131,000 obtenidos por la. operación tle crédito ya mcn- ciona<lll., puede IJaccrse el siguiente balance:

Cu.ota que debe el Gobierno c(<:>l Departamento .... $ Existencia en el Banco Nacional ... _ ... . Existencia en Caja sobre el balance de ayer ... .

5,000 .. 28,108-77i

5,66I-57rr Suma ... $ 38,770-35 Parte gastadn por la Compnilfa ... _ ... $ 12,229-65 Esto IJace Yer que los productos del Fcnocarril en el tiempo ;Í.

que se refiere este Informe, han serrido 1mra amortiz;tr $ 8,240-37i.

Mas no puede decirse que esto sólo haya 1\c limitarse la ganancia líquida de la empresa en el mismo tiempo, ú . l':l· la diferencia. entre el producto y los gastos de administración, consermción y explotación, pues también se ha atendido á lo siguiente:

Gastos que fué necesario hacer rn la prolongaei<ín 1\e la vfa hacia

"Los-Manzanos," por no haberse potlitlo snspenüer inme<liatamcnte una obra allí comenzada ... _ ... __ .. _ .... $ ~, 176-22~

Obras especiales para mejorar el setTicio clC' las esta·

ciones .. , ... _ ... __ . . . :í, 775-60 Materiales comprados para continnar In eonst.ntcci6n

de un carro de pasiljeros en Faca ti! ti viÍ. _ ... . Pago de zonas y medianerías en toda la da ... . Intereses ... . Cambio de moHeda sobre $ 5,500 paga<lo~ á los se-

462-92i 2,917-50 I,090-97rr ñores C;\macho Rol<liin & Nepliew... lí,ll5 ..

Snlllll. ... $ 18,538-22i Y ngregada esLa cncnla á la antt•rior, tia tlll pi'Oducto de

ij 26,778-60, ó s_ea, ¡m'oxim¡¡nwnte, tle S 7,()50 mcnsnnles. Este rendi~

(18)

- 1 9 -

miento se acrecer¡\, indudablemente cuando pueda mejorarse el servicio con mayor número de vehículos y se baynn llenHlo hasta donde sea posible las econom(as r¡uc puedan int-roducirse en la administración, y si aún no es muy halagador, sí deja conocer <¡ue, alcanzando desaho- gadamente pam sali~fact·r los gastos, dPja tlll r•~maneote del cu~l pnede destinarse nna parte pam complementar las auras que más mteresc mejorar, ó pam atender gastos impre-Yistos, y otra parlt ir amorti- zamlo sus deudas. Con nna cuota mensual de $ 5,000 podrlan amorti- zarse $ 200,000, con sus intereses al lO por 100, en el curso de unos cuatro años y medio.

Si se considera la ;LILura {t quc se ha constru(do este Ferrocarril, por decirlo as( enteramente aislado, nmcicmlo los inconvenientes de ht subida de todo el material por malfsimos caminos, teniendo que com- putar con tal moti Yo en gastos de transporte cantidades muy supe- riores al 1·alor de los elementos tmnspo1 tallos, todo recargado con lo que por la misma ütlt;t de desarrollo in<lustrial .ent.rc nosotros se resuelve para cualr¡uiem cmprcs<t en gastos imprc1·istos, es justo reco- nocer que uo ha salido este ens<tyo ferrocarrilero tan malliLrado como muy bien hubiem podido resultltr.

VI I CONCLUSION.

'!.'al rcz supllrior á mis fuerzas ha sido l<t carga que represent<t l<t administración del Ferroc!trril, y 110 sé si p11eda consider.use como presunción de mi parte haberla aceptado para llevarl<t á buen puerto;

pero he mirado siempre con especial simpatüt una obra en que me t¡ocó iniciar <tlgunos de sus trabajos, y que para todos debe ser intere- sante como primer ejemplo práctico que se ofrece á los habitantes de la altiplanicie, de lo que la civilización moderna exige pam que la· comunicación de los pueLlos desarrolle lo que está llamada á desanollar.

Sin excusar ninguna clase de molestia, be pensado concsponder al honor que me haLéis heclJo, pero segnramente en la prácticlt habré quedado corto respecto de Lastn. dónde alca11za11 mis deseos. Animado por éstos, me sería muy gmto ate11der á cualqnicm observación que pam el mejor desempeño de mis funciones 011 ueneficio de la empresa se tenga á bien hacerme.

Señores accionistas,

Bogotá, l<'ebrero 20: 1891.

(19)

- 2 0 -

Ferrocarril de la. Sal!a.ua.-Uomisión examinadora. de ciertas cuentas l\trasa.uas.

Bogotá, 15 ue Enero de 1891.

Señor Presidente de la Junta general de Accionistas.

Concluida la incorporación en los libros principales de la empresa,

¡;le las cuentas que he examinatlo por encargo de la Corporación que usted dignamente preside, y hccllo el Balance general del año pasado, labores despac.hadas por la Contaduría; tengo el honor de rendir el informe que me corresponde, según los antecedentes de oficina.

El estado de las operaciones cortadas el 15 de Marzo de 1890, como consta en mi exposición de fecha 1? de Alnil siguiente, daba un saJelo de $ 51,256-60 <Í cargo del señor Cajero de la Compañia, porque no estaban incorporadas las cuentas de este CTllpleado desde el 1? de Septiembre de 1889 hasta dicho 15 tle Marzo, y el resultado del exa- men y cómputo de ellas h<t desvanecido com!Jletamentc el cargo, como yo lo preví y lo insinué con gusto en el documento citado.

Los juicios y fenecimientos proYisionales despachados por mí han sido aprobados en segunda instanci(t por la Junta Directiva; pero debo consignar aquí el extracto del movimiento de Caja que figura eu las cuentas mencionadas, advirtiendo que la del mes de Septiembre fué examinada y fenecida por mi antecesor, en cuyo poder estaba cuau<lo yo recibí las que seguían.

DEBE. HABER.

¡ ---·: --- ---

Saldo de la. cttenta de Agosto de 1889 ...

$ ¡'

Entrada.s y sa.lidas según la. de Septiembre .... . Id. Jd. en Octubre. . . .. .

1

Id. ~d. en No~iembre ...

·¡

Id. Hl. en DJCJCml>re.... . .. . Id. id. enEnerode 1890 .. · .. ·.··· ..

·-.·.· ¡

Id. id. en Febrero.

Id. id. en

z

mes ele l\Iarzo ... . Balanee final ... .

796-8H 20,291-42~

19,123-80 24,101-60 37,729-S71 34,658-371 32,852-421 18,715-121

19,515-20 19,390-10 25,401-95 37,734-421 34,659-85 32,852-421

17,917-47~

79q-o7z Total ... $ 188,369-50 1188,269-50

El sistema irregular de estas cuentas, tlel cnallle hablado en otros documentos, fné causa del atraso en el reudimieuto de ellas y de que uunca salieran iguales sus saldos, por existencia, con los que arrojaban los libros de la Oontadnría, porque éstos se referían {t una feclla poste- rior á la última recibida de aquéllas.

Así habría continuado el servicio de un modo absurdo, ror tiempo mny largo, si el actual señor Gerente no hubiera dispuesto tm repen- tino cambio desde que se llizo cargo del destino, variación que ha pro- ducido eu dos meses los más felices resultados. Gracias á ella, y á. Ja habilidad recomendable de los señores Contador y auxilia¡· tenedor de libros, ya está la cuenta geueral con el día, siguen viniendo diariameate

(20)

- 2 1 -

los elementos tic ella, y el reCJiente corte antutl de fccl1:c ill de Diciem- l.ore último comprende todas las operaciones de Caja ,·criticadas l.Jasta esa feel.Ja, lo que me ha permitido hacer el ('Xamen p:m:i<tl que nece- sitabn. para poder asegurar, como lo l.Jago con placer, que el señor Cajero de la Compañía est.á á paz y sa.ll·o con ella, pues el saldo pri· mitivo á que me referí en otro tiempo, ha desaparecido después del cómputo de aquellas cuentas pendientes.

Séame permitido manifestar mi satisfacción por este rápido cam- bio del sistema de contabilidad, ya porque á él debo que me Imya tocado el hacer justicia definitil'ft al manejo del seiior Cajero, ya porque es In. aplicación de n,lgunas de mis intlicaeiones generales y particulares bccba.s en notas y autos (sin qne por esto se enticnd:t que las necesi- tara el seiior Gerente, cuya idoneidad como contabilista es bien cono- cida}, ya porque el desenlace ba l'enido á probar el interés con que miré los asuntos tle esta simpática empresa desde que tuve el honor de ,·enir á est.a oficinn. directiva como examinauor del estado del servicio de ella. Ojalá que el resto ele mis indicaciones, que ratifico ahora con más confianza, merezca ser tomado en consideración como una mo- desta base de estudio para 01 complemento de la reforma qne necesita el servicio general.

Creo también conreniente indicar á esa respet¡ti.Jle Asamblea que aún no se ha dispuesto el a.nálisis de todas las partidas descritas en las cuentas desde su origeu, revisión cnyo objeto industrial importante he manifestado ya en mis informes de 19 de Abril y 18 <le Agosto últi- mos, deseada bajo distinto respecto por el primer Gerente de la Com- pañía, para obtener de alguna entidad ele ésta un finiquito bien explícito y cornple.t.o.

El seiíor CaJero me ha pedido un documeulo separado que lo releve del cargo que aparece en el primero de dichos informes (pul.oli- eado en el Dim·io Oficial de 26 de Abril de 1890); pero como yo no me creo autorizado para ello, y además me parece que en caso de que se me permita dárselo no podrá ser sino después <le examinadas en última instancia por ese cuerpo las cuentas generales del aiío pasado, en las que figuraron las que me tocaron examinar á mí, hago mención de esta solicitud del interes<tdo para los efectos consiguientes.

Cou sentimientos de ¡tita consideración me suscribo de usted atento y seguro servidor,

ANTONIO MARÍA DB AmtAZOLA.

(21)

- 2 2 -

Ferrocarril tle la Sabana.-Uontaduría generai.-Bogotá., Febrero 15 de 1891.

Señor Gerente de la Compañia.-8. M.

Con el fin de que sea sometido á la aprobación tle la lwuomble Asamblea general de accionistas de la Compañía, tengo el honor de presentar á usted el Balance de los libros de la empresa, qne comprende las operaciones verificadas hasta el 31 de Enero del presente año.

Para sn mayor comprensión creo eotweniente hacer nna demostra- ción de dicho Ba,lance, con el objeto de que pneda apreciarse en con- iunto el movimiento general de la cncnta.

CHÉDITO.

Valor de la cuenta ele capitaL __ . ___ .. ____ . ___ $ 1.300,120-82~

Va!or de cambios reconocidos hasta la fecha del Balance para atender á los que deban pagarse por su- mas que en oro se remitan los señores M. Camaclw Roldán & Nep!Jew, de Nucva-Yorl,, ósea el mlor qne

representa la cuenta " Premios de letras." .. _ ... _ . . 15,352-17 Sumas que debe la empresa por reconocimientos

!Jec!Jos !lasta la fecha del Balance, 6 sea el valor de los saldos acreedores de las cuentas "Obligaciones privile-

giadas," "Ordenes giradas" y "Cuentas corrientes."__ 89,521-34 Saldo á faYor ele la cuenta "Explotación," corres-

pomliente al tn1flco en el mes de Enero ____ ._ ... _... 9,672-02~

Suma el crédito. _____ ... _ .. $ 1.414,666-36

DÉBITO.

Los $ 1.414,666-36 están rcprcseutatloE, según pormenor de las cuentas del Balance, del modo siguiente:

Bienes semovientes, muebles, herramientas y un

taller de carpintería y !Jerrería. _________ . ___ . _____ $ 48,637-22z Importe de la obra por gastos hechos en la cons-

tmcción de la vía, matel'ial rodante, línea del telégrafo, estaciones, materiales comprados, fletes sobre los mis-

mos y sueldos en la construcción ... ___ . ___ . __ ... _ 1.279,251-12 Valor ele las propiedades de "La-Flm·inda," en Bo-

gotá, y de una mina de carbón en Zipacón ... _ . _ _ _ _ _ _ 75,194-96~

Saldo á favor de la Compañia por cuentas no li-

quidadas y sumas por cobrar _____ . _________ ... _. _ _ 1,986-65 Intereses pagados en Enero, 1 celamos por pérdidas

de bultos y animales muertos y valor de la cuenta de

conservación, también en el mismo mes ... _ _ _ _ _ _ 3,555-30 Existencia en la Caja de la Compañía en 31 de

Enero. ___ .. ______ .. _ .. __ . ___ ... __ ... 61041-10 Suma igual al crédito ...... .

e

1.4141666-36

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :