el estructuralismo

Top PDF el estructuralismo:

El Estructuralismo Histórico Latinoamericano en el siglo XXI

El Estructuralismo Histórico Latinoamericano en el siglo XXI

En segundo lugar el estructuralismo histórico latinoamericano elaboró estrategias de de- sarrollo económico que de manera esquemática han sido etiquetadas como “desarrollis- mo cepalino”, el que implicó políticas y estrategias que tuvieron una enorme influencia en las naciones latinoamericanas durante el período 1950-1975, cronológicamente coinci- dente con el afianzamiento del keynesianismo en los países hegemónicos occidentales. El enfoque estructuralista histórico latinoamericano fue probablemente el primero que desde su propio punto de partida examinó la relación desarrollo-subdesarrollo en térmi- nos globales en el marco de la visión centro-periferia adoptada por Prebisch en CEPAL y dio lugar a diagnósticos como la heterogeneidad estructural (Di Filippo, 1981; Pinto, 1965), y a estrategias específicas, recomendadas a los gobiernos de América Latina. Estas recomendaciones fueron de vasta aplicación en nuestra región, e incluyeron pro- puestas tales como: i) la industrialización por sustitución de importaciones, protegida por el estado (década de los cincuenta); ii) las reformas estructurales, fiscales y agrarias (dé- cada de los sesenta) orientadas a redistribuir la riqueza y los ingresos; iii) la planificación del desarrollo compatible con el funcionamiento de sociedades democráticas (década de los sesenta) y iv) la integración regional (desde los años sesenta en adelante). El período cubierto por estas políticas (1945-1975) fue el más dinámico en la historia del capitalismo occidental tanto en los centros como en la periferia latinoamericana. Las tasas de expansión económica solo fueron superadas a partir de los años setenta por las economías asiáticas.
Show more

25 Read more

Piaget Jean – El Estructuralismo

Piaget Jean – El Estructuralismo

20. Estructuralismo y dialéctica. En este capítulo sólo se abordarán dos cuestiones generales planteadas con moti­ vo de investigaciones estructuralistas. Se podría extender indefinidamente la lista, puesto que, una vez de moda, no hay filósofo reciente que no la siga. La novedad de esta moda hace olvidar la antigüedad del método en el terreno de las ciencias, fácilmente descuidado en ciertas filosofías. I. El primero de nuestros problemas se impone a la eviden­ cia, puesto que, en la medida en que uno se apega a la es­ tructura desvalorizando la génesis, la historia y la función, cuando no la actividad misma del sujeto, es obvio que se entra en conflicto con las tendencias centrales del pensa­ miento dialéctico. Es entonces natural, y muy instructivo para nosotros, ver a Lévi-Strauss consagrar casi todo el úl­ timo capítulo de El pensamiento salvaje a una discusión de la Crítica de /agrazón dialéctica de J.-P. Sartre; un examen de este debate nos parece tanto más indicado aquí, porque nos parece que uno y otro protagonista parece haber olvi­ dado el hecho fundamental de que en el terreno de las ciencias mismas el estructuralismo ha sido siempre solida­ rio de un constructivismo, cuyo carácter dialéctico no po­ dríamos refutar con sus signos distintivos de desarrollos históricos, oposiciones de contrarios y “superaciones”, sin hablar de la idea de totalidad común a las tendencias dia­ lécticas tanto como al estructuralismo.
Show more

121 Read more

Ambivalencias y límites de la literatura como objeto para el estructuralismo

Ambivalencias y límites de la literatura como objeto para el estructuralismo

El estructuralismo no solo acarreará con esta aporía en sus acercamientos al objeto literatura, sino que por el rigor de sus planteamientos, ayudará a formularla en los términos en que podemos hacerlo hoy. Sus postulados antiempiristas y antisubjetivistas 5 desterraron para siempre al “misterio de la creación” como categoría de análisis de lo literario y a su vez, encontraron en la insistencia de la literatura un hueso duro de roer cuyo resto se dibuja en las sucesivas aproximaciones ensayadas precisamente por ese mismo método estructural. En esa constancia y en ese rigor se encuentran las razones de que el diálogo con el estructuralismo no se haya clausurado todavía sino que, por el contrario, se constituya como un fondo sobre el que hacer avanzar el pensamiento crítico que toma a la literatura como objeto de su trabajo y procura para ella una definición. Citemos como ejemplo, unas pocas líneas de un trabajo de Jacques Rancière fundamental en este terreno:
Show more

8 Read more

Deleuze y el estructuralismo

Deleuze y el estructuralismo

Mil mesetas, suerte de ‛suma teórica’ de Deleuze y Guattari, deja atrás cualquier referencia positiva hacia el estructuralismo, excepto por remisiones ocasionales a Dumézil (Cf. Deleuze, 1980, pp. 434, 528). En su conjunto, es un texto guiado por la búsqueda de conceptos alternativos al estructuralismo: como afirma Mengue, esta obra quiere ser un nuevo ‛Organon’, que sería a la posmodernidad lo que fue el de Aristóteles al pensamiento representativo: de allí que proponga una nueva epistemología adaptada al estado de los saberes contemporáneos, así como una teoría de la Historia y de la Naturaleza. En este sentido, Mil mesetas quiere revolucionar la lógica o la metodología de las ciencias humanas mediante una teoría de la expresión diferente al organon precedente, que fue justamente el estructuralismo (Cf. Mengue, 1994, p. 197 y ss). Si éste, no obstante la diversidad de sus formas, mantenía una referencia privilegiada con la lingüística saussuriana, Mil mesetas concluye el movimiento ya iniciado en El Anti-Edipo y radicalizado en Kafka y en Diálogos: destronar el significante de su posición hegemónica, denunciar su “arcaico despotismo”.
Show more

19 Read more

Ficha Estructuralismo en Lingüís

Ficha Estructuralismo en Lingüís

El recorrido de lectura propuesto se organiza en torno de tres grande ejes. En el primero, de carácter introductorio (I), se plantea una breve historización y marco temporal del estructuralismo (a), así como también se intenta dejar en claro la común filiación y referencia de este punto de vista teórico respecto de la formulación saussureana, y su ruptura en relación con la lingüística del siglo XIX (b). Asimismo, y en tercer lugar, se plantean los principales argumentos que organizan el canon de cientificidad que propone el estructuralismo: cuáles son sus presupuestos, cómo se da la constitución del objeto y cuáles son los objetivos que se formula (c). Por otro lado, el segundo eje de trabajo (II) supone un recorrido por las principales nociones teóricas involucradas en esta perspectiva lingüística: sistema, estructura (a), unidades (b), niveles (c) y relaciones (d). Por último, y como tercer núcleo de trabajo (III), se plantea una breve revisión relativa a las formulaciones metodológicas involucradas: sus principios, procedimientos y operaciones constitutivas.
Show more

24 Read more

Hacia un estructuralismo spinozista

Hacia un estructuralismo spinozista

1| En Para leer El Capital, la problemática aparece no tanto como un conjunto de respuestas sino como un modo de interrogar al objeto, un modo de plantear preguntas (Althusser y Balibar, 1985: 168). Las defi niciones althusserianas del concepto de problemática resultan productivas porque permiten tomar el carácter difuso de las premisas del estructuralismo como la manifestación de la trayectoria de una serie de preguntas. La fertilidad de ese concepto, entonces, reside en que, dado que el estructuralismo no contiene un conjunto cerrado de premisas que es posible defi nir con claridad, habilita a tomar al tipo de preguntas que distintos pensadores intentan responder como el síntoma de los límites que lo defi nen como espacio teórico. El concepto de problemática nos enfrenta de este modo con la disparidad, con las discrepancias, con las contradicciones como algo interior a estas preguntas y no como algo ajeno a ellas. Y sin embargo, al mismo tiempo, como contradicciones pasibles de ser agrupadas por una estructura de interrogación.
Show more

20 Read more

DI FILIPPO  Estructuralismo latinoamericano

DI FILIPPO Estructuralismo latinoamericano

Los precios de producción concebidos por Marx responden a una lógica parecida a la noción clásica de precios naturales, que implica un equilibrio estable hacia el cual propenden los mercados. Para Adam Smith (1999, cap. 7), este marco de estabilidad depende en gran medida de las circunstancias generales de la sociedad, mientras que para Marx radica, restringidamente, en las condiciones medias de la técnica. Además, Adam Smith, al igual que Robert Malthus, entiende el valor de las mercancías como la cantidad de trabajo humano que con ellas puede comprarse y no el trabajo cristalizado en su producción. Por lo tanto, el enfoque del primero toma en cuenta de manera directa las relaciones sociales de mercado en la determinación misma de su teoría del valor. La noción de demanda efectiva, introducida por el propio Adam Smith, continuada por Malthus y elaborada en profundidad por Keynes, supone la intervención del mercado al momento de fijar el valor de las mercancías. El concepto de demanda efectiva es el puente mediante el cual el estructuralismo latinoamericano vincula la distribución funcional y personal del ingreso con la determinación del precio de los bienes finales.
Show more

22 Read more

Bourdieu o el "caballo de Troya" del estructuralismo

Bourdieu o el "caballo de Troya" del estructuralismo

En La distinction las referencias teóricas son de Michael Baxandal, Thorstein Veblen y el estructuralismo francés. Pero hay algo en ella que ha pasado desapercibido para los soció- logos pero no para los estadísticos, formados en la órbita del ENSAE (lugar en el que Bourdieu enseñaba sociología a los estadísticos). En 1970, Jean-Paul Benzécri y su alum- no Brigitte Escoffier crean un nuevo análisis estadístico multivariable llamado el análisis de correspondencia múltiple. Bourdieu abraza con mucha gana ese tipo de técnica estadística porque puede hacer dos cosas con ella. En primer lugar, puede visualizar el resultado de las tablas de contingencia. Podía cartografiar en dos espacios un amplio número de varia- bles. Por ello, muchos han pensado que esta técnica en Bourdieu no tiene un rol de confir- mación de una teoría, sino de confirmación de ideas que ya tenía en la cabeza (Desrosiè- res, 2003: 212). En segundo lugar, podía romper con la visión popperiana que algunos querían para la sociología. En esta disciplina no se puede descubrir el efecto puro que tie- ne una variable sobre otra. Toda vez que el conjunto de variables (o de interacciones) que forman un individuo están intrincadas analíticamente, no pueden ser aisladas ni controla- das. No existe un mecanismo transparente de ensayo-error. Si bien se puede hablar de los efectos que tiene una variable sobre otra —como, de hecho, había hecho Bourdieu con la variable profesión del padre en el caso de la sociología de la educación—, lo interesante era comprobar cómo un conjunto de variables influye en otro conjunto. «Hay que analizar —escribe Luis Enrique Alonso—, así, el conjunto de variables que conforman una determi- nada clase en sus prácticas, para estudiar los fenómenos sociales; y no; como frecuente- mente ocurre (y denuncia Bourdieu) variable a variable, lo que induce a una falsa causali- dad y al error de reducir la “totalidad concreta”, que es un fenómeno social, a una variable a un conjunto de variables aisladas».
Show more

32 Read more

Estructuralismo y Psicoanálisis. Stechina

Estructuralismo y Psicoanálisis. Stechina

Benveniste, Émile (Alepo, 1902 - París, 1976): Lingüista que desempeñó su actividad docente en la École Pratique des Hautes Études de París desde 1927, y sucedió a A. Meillet como profesor de Gramática Comparada en el Collège de France, donde ejerció la docencia entre 1937 y 1975. En 1961 fundó, junto con P. Gourou y Claude Lévi-Strauss, la revista L'Homme. Su obra, centrada en la indoeuropeística y en la sintaxis general, es una de las más fértiles de la escuela lingüística francesa, cuyos resultados fructificaron en una teoría de la enunciación en el marco del estructuralismo. Sus estudios más notables son Orígenes de la formación de los nombres en indoeuropeo (1935), El vocabulario de las instituciones indoeuropeas (1969) y los dos volúmenes de Problemas de lingüística general (1966 y 1974), título capital de la lingüística moderna, que recoge artículos de 1965-1972.
Show more

12 Read more

Show all 4247 documents...