Top PDF Entrevista con Leonardo Polo La distinción entre la antropología y la metafísica

Entrevista con Leonardo Polo  La distinción entre la antropología y la metafísica

Entrevista con Leonardo Polo La distinción entre la antropología y la metafísica

insisto, la persona no es un tema metafísico, sino que es un tema que exige ampliar los trascendentales metafísicos. Voy a intentar ahora formular el tema del amor donal en unas pocas lí- neas. Sostengo que lo que se llama amor, si se toma como trascendental, no es lo que se llama amor, si se habla de apetito sensible y de la voluntad. El amor donal no es un amor de concupiscencia. Está también por encima del fundamento, porque dar es también mucho más que fundar. El amor donal hay que describirlo, por así decirlo, según tres elementos: el dar, el aceptar y el don. Estos son los tres integrantes a partir de los cuales puede darse el amor donal. Si falta alguno de ellos, no hay amor donal. Si no se da, si al- guien no acepta (y, en rigor, ese alguien tiene que ser otra persona) y si no hay un don, no se puede hablar de amor donal, de la doctrina del dar. Si se entiende esto, se ha comprendido qué es el amor donal. Aceptar también es donal. Si no se acepta, el dar es imposible. El dar se aniquila; se repliega hasta la nada. Existen algunas indicaciones de Tomás de Aquino en las que habla de esto. Está muy intuitivamente visto, pero está. Se puede superar a Tomás de Aquino haciendo una antropología superior a la que él hace como filosofía segunda. Sin embargo, en él hay algunas indicaciones al respecto.
Show more

13 Read more

LEONARDO POLO: LA METAFÍSICA COMO DISTINCIÓN DE LOS PRIMEROS PRINCIPIOS

LEONARDO POLO: LA METAFÍSICA COMO DISTINCIÓN DE LOS PRIMEROS PRINCIPIOS

Y además ha denunciado ciertas maclas 2 , o confusiones entre ellos, acontecidas en la historia del pensamiento. La antigüedad griega asoció la identidad y la no contradicción, con perjuicio de la causalidad, en la estabilidad y eternidad de lo ente (que se produce -pienso- por la inclusión del logos en el mundo físico, al que gobierna según órbitas siderales). La modernidad, en cambio, ha asociado la identidad y la causalidad, en menoscabo de la no contradicción, con el dinamismo infinito y progresivo (que se produce -estimo- por la subsunción de lo físico en lo lógico, propia de racionalismo e idealismo). Alternativamente Polo propone asociar no contradicción y causalidad, preservando la separación originaria de la identidad: la trascendencia del ser divino; esta alternativa comporta añadir a la metafísica una antropología trascendental (lo físico y lo lógico -entiendo- como distintos pero compatibles).
Show more

7 Read more

LA PERSONA HUMANA EN LA ANTROPOLOGÍA TRASCENDENTAL DE LEONARDO POLO: CUATRO MATIZACIONES A LA TOMISTA DISTINCIÓN REAL DE ESENCIA Y SER +

LA PERSONA HUMANA EN LA ANTROPOLOGÍA TRASCENDENTAL DE LEONARDO POLO: CUATRO MATIZACIONES A LA TOMISTA DISTINCIÓN REAL DE ESENCIA Y SER +

no conoce interiormente a su padre; pero sabe de él, cuando se abre hacia fuera, que es el creador del universo. Frente a Escoto y otras posturas críticas que distinguen entre el Dios de los filósofos y el Dios de la fe, creo que hay que decir que conocer a Dios como principio no es tanto una limitación de la razón humana frente al conocimiento teológico del ser divino como ser infinito, cuanto un don de Dios: que se da a conocer aun reservando su intimidad. La intimidad del origen no se alcanza en metafísica, y sólo se avizora en antropología; la teología, por su parte, presupone la revelación. Pero discutir la capacidad cognoscitiva del hombre sin reparar en lo dicho me resulta grosero: como si el conocimiento no fuera una relación, sino un acontecimiento exclusivo del sujeto.
Show more

13 Read more

Conocimiento personal y conocimiento racional en la antropología trascendental de Leonardo Polo

Conocimiento personal y conocimiento racional en la antropología trascendental de Leonardo Polo

Planteamiento En alguna ocasión, Leonardo Polo ha manifestado que, desde el princi- pio de su dedicación a la filosofía, su objetivo era desarrollar una antropolo- gía, dando a entender que todas sus demás ocupaciones filosóficas han esta- do de un modo u otro orientadas a ese proyecto. Esta afirmación se entiende mejor a la luz de los resultados de su investigación hasta la fecha. El aban- dono del límite mental es un método que arroja un rendimiento extraordina- rio en todos los ámbitos de la filosofía: en la metafísica, la filosofía de la naturaleza y la teoría del conocimiento; pero donde más se demuestra su fecundidad es en el alumbramiento de la distinción entre el acto de ser per- sonal y el acto de ser del universo y en la nueva luz que arroja sobre la esen- cia del hombre que de él depende.
Show more

16 Read more

El hombre como ser dual. Estudio de las dualidades radicales según la Antropología transcendental de Leonardo Polo. [Reseña]

El hombre como ser dual. Estudio de las dualidades radicales según la Antropología transcendental de Leonardo Polo. [Reseña]

El desarrollo de la investigación está dividido en dos partes. La primera de ellas tiene un carácter introductorio y se titula: «Planteamiento del carácter dual del hombre». Está organizada en tres capítulos. El primero trata de cues- tiones preliminares y en él se desarrolla el origen y el sentido de la actividad pensante de Polo. Parte de la distinción radical, en terminología aristotélica, entre el ser veritativo y el ser real. Esta diferencia permite a la vez entender el ser real como acto y la apertura infinita de la inteligencia humana. Desde ahí se entiende que lo pensado es siempre limitado: no es el acto real, y la inteli- gencia siempre puede pensar más. Así se explica el método poliano del aban- dono del límite mental como abandono del objeto pensado para favorecer los usos superiores de la inteligencia a través de los hábitos intelectuales. Estos usos superiores de la inteligencia permiten dar razón de la radical distinción tomista entre acto de ser y esencia y abren el camino a su desarrollo respecto del ser humano. Por eso desde la exposición de la metafísica de los primeros principios de la realidad se pasa a la distinción entre distintos actos de ser creados. De este modo se alcanza una comprensión radical de lo que la filosofía del s. XX ha estado buscando: la aclaración última de la distinción entre personas y cosas, entre el hombre y la criatura cósmica, por usar la expresión acuñada por Piá.
Show more

5 Read more

LA DISTINCIÓN ENTRE LA ANTROPOLOGÍA Y LA METAFÍSICA

LA DISTINCIÓN ENTRE LA ANTROPOLOGÍA Y LA METAFÍSICA

L. Polo: Tomás de Aquino ofrece argumentos que emplean algunos au- tores que sostienen que la verdad y el ente son lo mismo. Pero él los refuta. En la respuesta a esos argumentos defiende la tesis de que no son lo mismo. Con todo, sostiene que son idénticos realmente. El problema está en ver qué quiere decir ahí esa identidad real, en cuanto que distinta de la mismidad. No son la mismidad, puesto que se ha dicho que no son lo mismo. Pero, enton- ces ¿qué significa esa identidad real? A esto no responde. Además, como entre los trascendentales absolutos ha introducido al uno, habría que decir que la identidad real pertenece al uno en cuanto trascendental absoluto. Pero entonces la objeción también es clara: si uno de los trascendentales es la conversión de los demás, esto a todas luces es imposible. La noción de iden- tidad real queda sin una explicación suficiente. Identidad real como formula- ción estricta de la conversión de los trascendentales.
Show more

13 Read more

LA METAFÍSICA DE LEONARDO POLO

LA METAFÍSICA DE LEONARDO POLO

Reponer con la noción de fundamento una unidad sobre la pluralidad causal es problemático, si atendemos a la contraposición entre la unidad del pensamiento y la multiplicidad de lo real que hemos denunciado. Y, seguramente por ello, la noción griega de ser como fundamento primero es insuficiente; porque ya hemos dicho que la existencia del universo se distingue realmente de su esencia (el universo no existe por sí mismo); lo que quiere decir que su ser es creado: y entonces habrá aún que distinguirlo del ser increado, y referirlo a él. Pero la distinción real de esencia y ser, así como la pluralidad de los primeros principios, que la creación comporta, no son descubrimientos griegos; y ello siendo ésa, sin embargo, la temática propia y diferencial de la metafísica.
Show more

20 Read more

El hombre en la antropología trascendental de Leonardo Polo

El hombre en la antropología trascendental de Leonardo Polo

De la cuarta dimensión, Polo no dice nada pues, después de lo sentado respecto de la tercera, nada hay que añadir. Es extraño que, después de lo que acaba de verse, Polo añada: “he suge- rido también la distinción entre la elevación de Adán y la cristiana, que es su- perior a aquélla. Esta segunda elevación permite la metalógica de la libertad, de acuerdo con la cual la libertad humana se distingue de la causalidad tras- cendental”. Poco antes Polo había dicho que la metalógica de la libertad mues- tra la “hegemonía” de la tercera dimensión del abandono del límite mental so- bre las otras tres y, por ello, “sugerir que la esencia humana está llamada a alcanzar el nivel de los otros hábitos innatos”. Se trata sólo de una “sugeren- cia”, no de algo que se “alcance” al conocer la persona humana, quizás porque la esencia no es el tema de dicha dimensión del abandono del límite y, por tan- to, no puede “alcanzarse”; además dicha “elevación” al nivel de los hábitos in- natos no puede darse en esta vida. La distinción entre la libertad humana y la causalidad trascendental es la que hace posible el método del abandono del lí- mite, del cual Polo recuerda frecuentemente que es libre, ya que permite esen- cializar la naturaleza del hombre.
Show more

26 Read more

La idea de ente. El objeto de la metafísica en la filosofía de Leonardo Polo

La idea de ente. El objeto de la metafísica en la filosofía de Leonardo Polo

que conocido no lo es. De modo que, o lo conocemos como verdadero, o lo ignoramos –en tanto que previo a su conocimiento–” 46 . Aquí se presenta una dificultad en la que no es fácil advertir, ya que en el conocimiento objetivo el pensar suple al ser. Polo insiste en este punto: “Aristó- teles indica que el ente se dice de muchas maneras: especialmente como verda- dero y como real: pero si nuestra mente se asoma al ente real, obtiene una noti- cia suya que se debe asimilar a la verdad; si no la obtiene, el ente permanece ignoto. Con otras palabras, para mantener que la prioridad del ente es absoluta, hay que colocarlo fuera de la intelección. Pero en ese caso la verdad no se con- vierte estrictamente con el ente” 47 . Podría objetarse que esto mismo puede de- cirse de todo lo conocido y que, en consecuencia, siguiendo este razonamiento, se llegaría al escepticismo. No es así, porque, en el caso del ente, se insiste en que este nombre se toma del acto de ser, no de la esencia. Por tanto, “si llama- mos al ente id quod est, la verdad no tendría que ver con el est, que es justamen- te lo que pone fuera al id quod, que sería aquella dimensión del ente con la que la verdad se convierte. Conocemos quididades pero no el primer trascendental absoluto en su estricto estar fuera de la mente. En rigor, la distinción aristotélica entre los modos de decir el ente no resuelve la cuestión, sino que más bien se ciñe a ella. En cambio, si se sostiene que conocemos el ente por completo, la verdad invade el concepto, y pasa a ser el primer trascendental. Esta solución da lugar al idealismo y altera el orden de los trascendentales” 48 .
Show more

132 Read more

La peculiaridad de la antropología de Leonardo Polo. El hombre como además.

La peculiaridad de la antropología de Leonardo Polo. El hombre como además.

Dicho esto, Polo advierte que la aludida superabundancia de dualidades reside en que no son unívocas: esto es, que la distinción entre los dos miembros de una dualidad no es la misma en las distintas dualidades. Tampoco son análogas, ya que hay novedad en los miembros superiores de cada dualidad y, por tanto, no puede decirse que sean causa de los miembros inferiores ni causados por ellos. Tampoco debe aceptarse que las dualidades sean equívocas, y esto por dos razones: porque la distinción real entre el ser de la persona y su esencia tampoco es equívoca; y porque el carácter de además tampoco es equívoco con la presencia mental. Es decir, las dualidades trascendentales se convierten; en cambio las dualidades esenciales, carecen de conversión 2 .
Show more

13 Read more

Estudio según la antropología trascendental de Leonardo Polo

Estudio según la antropología trascendental de Leonardo Polo

113 Ibidem., 133. Sobre este asunto ya había adelantado su tratamiento, en la misma obra y por las siguientes razones: “La antropología trascendental es, ante todo, el estudio del ser personal, el cual ha de ser investigado con insistencia para que la propuesta no se limite a ser un anuncio; en ella ha de afrontarse también el tema de Dios. Desde luego, la metafísica desarrolla una demostración de la existencia de Dios. Pero en antropología Dios se avista de otra manera. Las vías metafísicas terminan en Dios como primer principio: como primer motor, como causa primera, como primer ser necesario del que dependen los entes contin- gentes, como primero en el orden de la participación de las perfecciones puras, y como inteligencia de la que depende el orden. En todas esas vías, recopiladas por Tomás de Aquino, Dios es entendido como primero. Ello es así porque la filosofía tradicional llega a Dios como primer principio. Según mi propuesta, a Dios corresponde por antonomasia el sentido principial del ser, por ser la Identidad Originaria. Sin embargo, también Dios es un ser personal con el que el hombre co-existe. Dios es el creador de la persona humana, pero crearla no significa causarla. Más adelante se precisará este aserto. Según Tomás de Aquino, el ser se divide en dos: creado e increado. Conviene añadir que, en atención al ser creado, crear no significa siempre lo mismo: también se distinguen, al menos, dos sentidos del acto de ser creado”. Ibidem., 101. También puede consultarse, entre otros, Presente y
Show more

118 Read more

La persona como libertad creciente en la Antropología trascendental de Leonardo Polo

La persona como libertad creciente en la Antropología trascendental de Leonardo Polo

Leonardo Polo, comentando el texto de la Summa Theologiae ci- tado, dice: ―El primer sentido del est es actual, objetivo; por consiguien- te, el segundo sentido del est no debe serlo. Así pues, si no se detecta el objeto como límite mental y no se abandona, no parece posible advertir o alcanzar el acto de ser… Es indudable que el acto de ser no es cognosci- ble objetivamente: en otro caso la distinción tomista entre los dos senti- dos del est es insostenible. Con otras palabras, las observaciones prece- dentes afectan en directo al hallazgo del acto de ser. Por eso no es de extrañar que algunos tomistas prescindan de él y se atengan exclusiva- mente al conocimiento objetivo‖ 60 . En efecto, en el juicio lo que hace la inteligencia es explicitar las causas de lo real, y aquí es donde puede ver- se la esencia como potencia de ser. Así lo explicita Polo: ―El hábito judi- cativo conoce ese orden como unitario, pero manifestando a la vez que no es enteramente cumplido por ninguna concausalidad, ni por todas. Por eso, la última operación racional explicita el fundamento como realmente distinto de la concausalidad, y exclusivo‖ 61 .
Show more

315 Read more

La distinción entre la antropología y la ética

La distinción entre la antropología y la ética

atenúa o no deja traslucir en las manifestaciones humanas la propia luz o sentido personal. c) ¿Es la ética trascendental? Esta es la cuestión central para dirimir la hegemonía entre la antropología y la ética. Sería trascendental como la an- tropología de la intimidad si estudiara la libre vinculación o rechazo de cada uno de los trascendentales que conforman el co-acto de ser personal humano respecto de su tema, es decir, en relación al Dios personal. Pero la ética estu- dia las manifestaciones humanas que son consecuencia de esa previa e ínti- ma vinculación o rechazo, expresiones que se plasman según virtud o vicio en la esencia humana y en el sentido o falta de éste en las acciones externas transitivas del hombre. ¿Es ‘trascendental’ como la vertiente de la antropo- logía que estudia las diversas manifestaciones humanas? Tampoco, porque estudia sólo las que son preceptivas, las conscientes y responsables, pero la esencia y naturaleza humanas no se reducen a ellas. Por lo demás, la ética está abierta al fin último de las acciones humanas, que en definitiva es Dios, pero no lo alcanza como Dios personal, sino como bien supremo. En un escrito antiguo Leonardo Polo discutía la ‘trascendentalidad’ de la ética 82 , pero después escribió que “la ética no es exclusivamente personal, sino que se sitúa en la esencia del hombre. La trascendentalidad de la persona no au- toriza a distinguir una moral trascendental de una moral predicamental” 83 . Con todo, si en este texto se declara que la ética no es ‘exclusivamente’ per- sonal, se podría entender que en cierto modo lo es. Sin embargo, Polo afirma tajantemente que “la moral no es trascendental, sino que deriva de los tras- cendentales personales, y aparece en tanto que el hombre actúa; por tanto, la moral enseña a respetar la esencia del hombre” 84 . Hay trascendentales meta- físicos y antropológicos, pero no éticos. ¿Por qué? Porque —a diferencia de la tesis inicial del Fausto de Goethe 85 , típicamente moderna— la acción
Show more

35 Read more

LA DISTINCIÓN ENTRE LA ANTROPOLOGÍA Y LA ÉTICA

LA DISTINCIÓN ENTRE LA ANTROPOLOGÍA Y LA ÉTICA

atenúa o no deja traslucir en las manifestaciones humanas la propia luz o sentido personal. c) ¿Es la ética trascendental? Esta es la cuestión central para dirimir la hegemonía entre la antropología y la ética. Sería trascendental como la an- tropología de la intimidad si estudiara la libre vinculación o rechazo de cada uno de los trascendentales que conforman el co-acto de ser personal humano respecto de su tema, es decir, en relación al Dios personal. Pero la ética estu- dia las manifestaciones humanas que son consecuencia de esa previa e ínti- ma vinculación o rechazo, expresiones que se plasman según virtud o vicio en la esencia humana y en el sentido o falta de éste en las acciones externas transitivas del hombre. ¿Es ‘trascendental’ como la vertiente de la antropo- logía que estudia las diversas manifestaciones humanas? Tampoco, porque estudia sólo las que son preceptivas, las conscientes y responsables, pero la esencia y naturaleza humanas no se reducen a ellas. Por lo demás, la ética está abierta al fin último de las acciones humanas, que en definitiva es Dios, pero no lo alcanza como Dios personal, sino como bien supremo. En un escrito antiguo Leonardo Polo discutía la ‘trascendentalidad’ de la ética 82 , pero después escribió que “la ética no es exclusivamente personal, sino que se sitúa en la esencia del hombre. La trascendentalidad de la persona no au- toriza a distinguir una moral trascendental de una moral predicamental” 83 . Con todo, si en este texto se declara que la ética no es ‘exclusivamente’ per- sonal, se podría entender que en cierto modo lo es. Sin embargo, Polo afirma tajantemente que “la moral no es trascendental, sino que deriva de los tras- cendentales personales, y aparece en tanto que el hombre actúa; por tanto, la moral enseña a respetar la esencia del hombre” 84 . Hay trascendentales meta- físicos y antropológicos, pero no éticos. ¿Por qué? Porque —a diferencia de la tesis inicial del Fausto de Goethe 85 , típicamente moderna— la acción
Show more

35 Read more

LA NOCIÓN DE SÍMBOLO ESENCIAL RAHNERIANA REVISADA A PARTIR DE LA ANTROPOLOGÍA TRASCENDENTAL DE LEONARDO POLO

LA NOCIÓN DE SÍMBOLO ESENCIAL RAHNERIANA REVISADA A PARTIR DE LA ANTROPOLOGÍA TRASCENDENTAL DE LEONARDO POLO

Hasta el momento no ha aparecido la voluntad en la dinámica existencial de la persona humana. ¿Puede considerarse un trascendental antropológico? La propuesta de Polo parte de la distinción real entre acto de ser y esencia. La voluntad, como el entendimiento posible, pertenece a la esencia humana: la persona no es voluntad, sino que la voluntad es de la persona. En cambio la persona es amor; en el orden del ser, como trascendental antropológico, se encuentra el amar personal 208 . Una característica propia del amar personal en el que se detiene Polo es su estructura trina: el amor, en su sentido pleno, comporta el dar, el aceptar —un amor no correspondido es una tragedia— y el don. En el Misterio íntimo de la Santísima Trinidad, la donación del Padre aceptada por el Hijo es el Espíritu Santo, Don personal, relación subsistente en la unidad del ser divino. En la persona humana, la estructura del amor se conforma con su carácter dual, con su radical apertura a Dios. El amor personal humano es por ello «aceptación del amor donante divino y es donación respecto de la aceptación amorosa divina» 209 . Ante todo es aceptación porque Dios, en su obrar ad extra, dona la existencia a la criatura, cuya aceptación no puede faltar ya que una creación ineficaz sería un absurdo: no está en las manos de la criatura comenzar a existir o aniquilarse. Y esta aceptación se traduce inmediatamente en donación, puesto que es creada a imagen y semejanza de Dios. ¿Qué puede donar la criatura al creador? La persona humana no es capaz de entregar un don en el orden trascendental, porque no puede personalizar su don por su carencia de réplica. «Como la persona es dual o co-existente, pero de ninguna manera trina, el hombre necesita de su esencia para completar la estructura donal. El hombre sólo puede dar dones a través de su esencia» 210 . «Por eso, de ordinario, damos la que tenemos; sin ello nuestro dar no se manifiesta, sino que se queda en la intimidad como un dar que no llega a ser don» 211 .
Show more

41 Read more

Objetivos, competencias y hábitos: una propuesta en torno a los fines de la acción educativa desde la antropología de Leonardo Polo

Objetivos, competencias y hábitos: una propuesta en torno a los fines de la acción educativa desde la antropología de Leonardo Polo

En esta línea son especialmente relevantes las investigaciones llevadas a cabo en los últimos años, tanto en el ámbito escolar como en el universitario, en la autorregulación del aprendizaje, concretamente en la influencia o en el desarrollo de la voluntad en el propio aprendizaje del alumno (Gollwitzer, 1999; Corno, 2001; Gaeta, 2009 y Broc, 2011) y de cómo abordarla en educación (Corominas, 2009). Se pueden trabajar todas las dimensiones susceptibles de crecimiento humanas a través de la competencia. Es decir, se ve lo que he hecho, lo que no he hecho, por qué y cómo puedo mejorarlo. Incluso las dimensiones espirituales más profundas se pueden trabajar de modo que se le enseña al educando a autoevaluarse: ¿he hecho esto? ¿Por qué no? Este modo de entender la competencia tiene mucha relación con el hábito. No importa tanto el resultado cuanto la calidad del proceso. Sin embargo la diferencia fundamental entre ambos (competencia y hábito) es que la competencia busca el ser capaz de hacer mientras que el hábito hace que crezca la facultad propiamente. El objetivo se centraba en el resultado, la competencia en la capacidad de hacer y el hábito va directamente al crecimiento de la facultad. En la competencia se da una facilidad para la operación, pero no se habla de un crecimiento de la facultad. La diferencia fundamental y que supone una distinción radical entre el objetivo y la competencia y el hábito es que los dos primeros se refieren a la capacidad mientras que el hábito a la facultad. Las capacidades se rigen en función del contexto, por tanto pueden variar; en cambio las facultades se refieren a la naturaleza humana misma. La competencia se centra en la operación de la facultad, el hábito en la propia facultad.
Show more

282 Read more

La distinción poliana entre antropología y psicología

La distinción poliana entre antropología y psicología

Pero a esto hay que responder que también la metafísica es un saber humano, y que como tal es formulada por Polo; y además que sobre el universo físico, señalando su índole exclusivamente fundamental, Polo ha escrito dentro de un Curso de teoría del conocimiento. De modo que: la filosofía de Polo es medularmente una antropología. Porque su propuesta metódica es una espe- cial libertad que el filósofo puede tomarse, y así un concreto ejercicio de la antropología que sostiene. Hay entonces como una solidaridad entre su pro- puesta metódica, desde la que formula su filosofía, y su antropología” 4 . Aho- ra bien, qué se está designando con el término «antropología» no es cuestión baladí. En efecto, bajo el título de «antropología» pueden incluirse estudios tan dispares como los de Marvin Harris 5 , Lévi-Strauss 6 , Descartes o Hegel.
Show more

19 Read more

La «Antropología trascendental» de Leonardo Polo

La «Antropología trascendental» de Leonardo Polo

presentan, pero no realiza el elenco de los trascendentales tomando la distinción real como fuente heurística. Con otras palabras, el elenco de los trascendentales no es en Tomás de Aq[r]

17 Read more

El método de la metafísica: la propuesta de Leonardo Polo

El método de la metafísica: la propuesta de Leonardo Polo

31 Por eso, para el tomismo trascendental, el acceso judicativo al ser es una cuestión importante. No interpreta así Polo ni siquiera la conocida temática de la separatio de Tomás de Aquino. En este punto hay una semejanza entre Polo y Fabro. Este último no desarrolló el tópico del conocimiento del ser, aunque en algún sitio sugirió que la existencia se captaría por una forma de fe intelectual, punto en el que Polo no estaría de acuerdo. Cfr. C. Fabro, Dall’essere all’esistente, Marietti, Génova-Milán 2004, 2 a edición, pp. 415-423): en estas páginas el autor explica que la convicción de la existencia de la realidad es una fe que pertenece al ámbito existencial de la persona y no a la esfera de las formalidades. Sólo con respecto a estas últimas operan el intelecto y los sentidos. Me atrevo a interpretar, leyendo estas páginas, que Fabro “vio” el abandono del límite para llegar al ser real en términos de fe existencial, apelando a la voluntad, mientras que Polo lo sitúa en el plano de los hábitos cognitivos que derivan de la persona. En Percezione e pensiero, Edivi, Segni (RM) 2008, 3ª edición, pp. 377-380, Fabro señala que la percepción de la existencia se produce en el mismo acto del entender las cosas del mundo, y que la persuasión de tal existencia es práctica y surge en el seno de la cogitativa. El problema no es fácil, porque ser como existir tiene también varios sentidos y su conocimiento puede entenderse en varios niveles. La advertencia del ser, según Polo, corre a cargo del hábito de los primeros principios, pero no separadamente sino en su mutua vigencia. Por eso, para Polo, advertir la no-contradictoriedad de la persistencia está unido a la comprensión de su dependencia causal respecto de Dios. En este trabajo no me resulta posible extenderme sobre este punto.
Show more

23 Read more

Repensar la belleza desde la antropología de Leonardo Polo

Repensar la belleza desde la antropología de Leonardo Polo

COLLOQUIA, V. 6 (2019), p.116 De aquí que nuestro autor haya hecho un gran esfuerzo para profundizar en el acto de ser del hombre –tan real o mas que el acto de ser de la realidad externa−, partiendo de la distinción tomista ente esencia y acto de ser. Aplicando dicha distinción a la antropología advierte que «esta distinción real se da en el hombre de una manera mucho más radical y neta que en cualquier otra criatura. Para comprender antropológicamente la dualidad radical en el hombre, conviene advertir primero en qué sentido hablamos de esencia humana. A la consideración de dicha esencia se llega cuando a la naturaleza se le añaden los hábitos, que constituyen su perfección más elevada» (Polo, La coexistencia del hombre, 2018, pág. 64), lo que ya los clásicos denominaron como una segunda naturaleza. Mientras que la esencia del cosmos está regida por leyes fijas −es una esencia cerrada, que es lo que es y nada más−, a diferencia de ella el hombre tiene una esencia abierta −en palabras de Zubiri 12 −, capaz de crecimiento. Este crecimiento se explica en primer lugar porque el hombre, a diferencia de los animales, tiene la capacidad de tener. Esa capacidad se refleja en la esencia humana, tanto en el cuerpo como en la psique, a través de las destrezas corpóreas y la inmensa gama de hábitos intelectuales y morales.
Show more

22 Read more

Show all 10000 documents...